Pleno extraordinario de julio.

La Diputación de Teruel (DPT) ha aprobado este miércoles en pleno extraordinario las modificaciones presupuestarias necesarias para participar en los convenios con el Gobierno de Aragón y las otras dos diputaciones provinciales para el desarrollo del programa del Bono Turístico Aragonés y la puesta en marcha de un programa de apoyo al consumo en los balnearios de la Comunidad Autónoma. Ambos programas suponen una inversión de 550.000 euros, 500.000 para la segunda fase de aplicación de los bonos turísticos y 50.000 para los balnearios y responden a la estrategia aragonesa para apoyar a los sectores más afectados por la covid-19.

El presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando, ha hecho referencia a la ventaja que presentan los bonos turísticos “al multiplicarse la actividad económica”. “Si pagamos un 40%, se multiplican por 2,5 porque el resto lo asumen quienes se desplazan allí”, ha explicado. Además, ha indicado que en este caso la actividad económica “se multiplicaría por cinco debido al consumo que se genera”. “Nosotros no descartamos que en el futuro, individual o colectivamente con otras instituciones, tendamos la mano de nuevo a los diferentes colectivos” afectados por la pandemia, ha añadido.

Sobre este asunto, el vicepresidente Alberto Izquierdo ha dicho que “las instituciones colaboran, esto es sumar esfuerzos” porque no sería “lógico que la Diputación sacara unos bonos, otros la DGA, otros la Diputación de Huesca… lo normal es trabajar todos de la mano”.

Tras una exitosa convocatoria del Bono Turístico Aragonés, que agotó en menos de 48 horas la primera partida de 1,5 millones de euros con más de 5.000 peticiones y otras 9.000 en lista de espera, la previsión de la Consejería de Industria y Turismo de la DGA es volver a convocar el programa a finales del mes de agosto con otros 1,5 millones de euros, hasta llegar a una cantidad total de 3 millones de los la mitad la aporta del Gobierno de Aragón y la otra mitad las diputaciones provinciales.

La modificación presupuestaria, que saca del Fondo de Contingencia 500.000 euros para crear una nueva partida con el titulo “Convenio Bono Turístico Aragonés”, permitirá la tramitación de esta convocatoria pública de subvenciones dentro de la estrategia para la reactivación económica y social de las tres provincias aragonesas.

El presidente Manuel Rando ha asegurado que, ante la nueva convocatoria del Bono Turístico Aragonés en el mes de agosto, el objetivo de la Diputación de Teruel es aumentar lo más posible la cantidad mínima de 500.000 euros que recibirá el sector de la provincia a través de una campaña de promoción. “Igual que hicimos en la anterior convocatoria, seremos ágiles y daremos información para que la gente venga a Teruel”, ha dicho.

Del mismo modo, el pleno extraordinario ha aprobado otra modificación presupuestaria por valor de 50.000 euros que, en realidad, es tan solo un cambio de concepto. El presupuesto 2021 de la Diputación de Teruel ya tenía prevista una partida de subvenciones para el Programa de Termalismo Social por esta misma cantidad, pero iba dirigida a ayudar a personas físicas.

La Dirección General de Turismo del Gobierno de Aragón ha propuesto un convenio que multiplicará la cantidad que recibirán los balnearios aragoneses con la participación económica de las tres diputaciones, en el caso de la DPT con los 50.000 euros que ya tenía previstos para este fin, pero al atañer a personas jurídicas es preciso modificar el capítulo del presupuesto.

Baja Aragón

Pleno extraordinario de julio.

Junto a estas dos modificaciones presupuestarias, ha salido adelante una tercera por valor de 70.000 euros y también proveniente del Fondo de Contingencia dedicada a suplementar el capítulo de “Promoción turística” para el desarrollo y organización de la Baja Aragón, que en un principio no estaba contemplada en el presupuesto 2021 por el devenir de la pandemia de la covid-19. Con la ampliación de la partida, se podrá dar cobertura a la gestión de las acciones previstas para el desarrollo de la competición.

La institución provincial colabora económicamente con esta prueba y pone a disposición los medios necesarios para adecuar los caminos una vez que termine la competición. “Todos echamos una mano y desde la Diputación de Teruel lo hacemos también con medios, porque lo que nos preocupa y ocupa es que la prueba no tiene que perjudicar a las personas que viven en el territorio y se dedican a la agricultura y la ganadería. El mismo día que termine la competición, las máquinas saldrán a trabajar para arreglar los caminos”, ha explicado el vicepresidente ante los medios.

Izquierdo ha manifestado que la Baja Aragón es una prueba con un importante impacto económicoque trae miles de personas a la provincia de Teruel”. “Los empresarios turísticos hacían referencia a que el impacto es similar al de La Vaquilla”, ha indicado, y ha destacado el compromiso del vicepresidente del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, no solo para este año sino para los próximos tres. “Hacemos lo mismo que con los bonos turísticos, colaboramos con el Gobierno de Aragón para sumar esfuerzos”.

 

La sesión plenaria está disponible en el apartado Sesiones Plenarias de la web.

Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT exclusivo para gestión de estadísticas de uso. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar