Ramón Millán (en primer término) antes del inicio de la reunión con al Comisaria Europea

Ramón Millán (en primer término) antes del inicio de la reunión con al Comisaria Europea

La Diputación de Teruel puede liderar, con el consentimiento del Gobierno de Aragón, una convocatoria de recogida de proyectos que puedan recibir financiación de los fondos europeos contra la despoblación que pueden llegar a la provincia”.

Esta es una de las propuestas concretas que ayer realizó el presidente de la Diputación Provincial de Teruel, Ramón Millán, a la Comisaria Europea de Política Regional, Corina Cretu con motivo de su visita a Teruel para conocer de primera mano las propuestas que se realizan desde territorios como Teruel, que podrían ser considerados como “Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa” (SSPA) por parte de Europa.

Se trataría de actuar como coordinador de esos proyectos que pueden presentar empresarios, emprendedores, organizaciones empresariales, agentes sociales, comunidad universitaria o diversas entidades públicas.

Además de esta propuesta, Ramón Millán apostó por priorizar la instalación de empresas en la zonas rurales mediante una discriminación en positivo a través de una fiscalidad diferenciadora para ellas así como la posibilidad de ampliar la dotación y el reparto de fondos comunitarios para los Grupos de Acción Local en provincias de menos de 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado como es el caso de Teruel.

De igual modo, el presidente de la institución provincial planteó la posibilidad de estudiar un sistema de incentivos, al estilo de una nueva Carta Puebla, para hacer atractivo nuestro medio rural al resto de España y “ponerlo de moda”.

La despoblación no es el verdadero problema de la provincia de Teruel sino el síntoma, la consecuencia del verdadero problema que no es otro que el bajo nivel de actividad económica e inversiones en los territorios rurales así que desde la experiencia que tiene la Diputación de Teruel, con años de trabajo al respecto, esta fiscalidad y trato diferenciado en positivo sería la única opción para generar mayor actividad económica y trabajo”, comentaba Ramón Millán.

Millán recordó que los proyectos para las zonas rurales deben potenciar los valores y fortalezas de Teruel como son el patrimonio natural, cultural y paisajístico, el medioambiente, la diversidad biológica, la agricultura, el turismo y la agroalimentación. Además, insistió en la idea de mejorar el acceso a los recursos y servicios a las mujeres así como incidir de manera especial en el empleo femenino

Todo ello, utilizando las TIC como herramienta básica e indispensable de trabajo.

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar