Reunión telemática con los responsables del proyecto en toda Europa.

Con la celebración de la conferencia de lanzamiento, comienza el proyecto Be.Cultour de la iniciativa H2020, que ha sido catalogado por la Agencia Ejecutiva de Investigación (REA) como “el proyecto que tiene algo que decir sobre el turismo cultural”. La Diputación de Teruel forma parte de las entidades asociadas después de lograr la máxima puntuación en la evaluación de las candidaturas, 15 sobre 15, e incluye como zona piloto de estudio e implementación de prácticas el Parque Cultural del río Martín.

Tanto la propuesta turolense como el proyecto en general ha generado grandes expectativas respecto a los fines que espera conseguir la Comisión Europea: implementar la economía circular en el sector del turismo patrimonial y fomentar nuevos modelos de negocio dentro de las industrias culturales y creativas. “Es un objetivo importante y más en este momento de pandemia, cuando el sector turístico ha sufrido tanto”, comentó durante la reunión de presentación el supervisor de Be.Cultour, Jorge Nieto Agudo, desde Bruselas.

“Creemos que el proyecto aglutina muchas de las prioridades para la Unión en este nuevo periodo, como el control de los flujos de turismo, la búsqueda de la sostenibilidad, la implantación de la economía circular en este sector económico y velar porque la población sea el eje alrededor del que se implemente este trabajo”, afirmó Nieto.

La reunión del primer día estuvo centrada en la presentación de los socios y los lugares piloto. La Diputación de Teruel, a través de la técnico Laura Gascón, presentó el lugar turolense en donde se van a desarrollar los trabajos, el Parque Cultural del río Martín, como representación de un espacio con un alto nivel de protección sobre el patrimonio y el paisaje, con implicación local pero que se encuentra en una zona despoblada e influenciada por la política de descarbonización de la UE y que, por tanto, necesita una atención especial para mejorar su competitividad.

En la reunión también estuvo presente Francisco Vigalondo de la oficina de Aragón Exterior en Bruselas, que enmarcó este proyecto dentro de la Plataforma de Industrias Culturales y Creativas en donde Aragón está haciendo una apuesta fuerte para mejorar la competitividad de la región a nivel europeo.

Entre las cuestiones que generaron debate durante esta primera toma de contacto, estuvo la forma de generar sinergias con otras estrategias europeas como la iniciativa Bauhaus, que en su definición señala que “conecta el Pacto Verde Europeo con nuestros espacios vitales. La iniciativa llama a todos los europeos a imaginar y construir entre todos un futuro sostenible e inclusivo que resulte hermoso a los ojos, la mente y el alma.”

El impacto de la Covid

También se visibilizó el impacto de la covid-19 en los 6 lugares piloto que forman parte del proyecto en Italia, España, Chipre, Serbia, Suecia y Moldavia. La mayoría habían aumentado sus visitantes por el hecho de ser lugares pequeños y reconocidos por los turistas como espacios menos masificados y más tranquilos, pero reconocieron que había existido una presencia de visitantes desigual.

El gerente del Parque Cultural del Río Martín, José Royo, que también estuvo presente en la reunión de lanzamiento se manifestó en el mismo sentido que los demás. “Por ejemplo, en las rutas más populares del Parque Cultural hemos tenido el doble de visitantes, en las menos conocidas los mismos de siempre y en las viviendas de turismo rural las reservas casi han sido nulas”, comentó. Similares comentarios hizo la representante de Chipre, Eudokia Balanou, que destacó la presencia de turismo ruso en la isla pero con presencia muy desigual entre el interior y la playa, lo que acrecienta el impacto del turismo en los territorios.

La segunda jornada de lanzamiento del proyecto estuvo centrada en las acciones a realizar en los próximos meses, comenzando con una recopilación de datos y el desarrollo de una serie de entrevistas en las zonas implicadas, para conocer en profundidad desde qué punto partimos y poder hacer una comparación con la evolución del proyecto, que durará 3 años.

Colaboración con el CIBR

Cada uno de los proyectos en los que se embarca la Oficina de Programas Europeos de la Diputación de Teruel, cuenta con una serie de actores, los llamados “stakeholders”, que aportan sus conocimientos durante el desarrollo. En el recién comenzado Be.Cultour se ha incorporado como actor implicado el Centro de Innovación en Bioeconomía Rural de Teruel (CIBR), que ya participó en la reunión de lanzamiento. En una iniciativa centrada en la economía circular como impulsora del turismo patrimonial, el centro del CITA en Teruel tiene mucho que aportar, al ser la bioeconomía la forma de denominar a la economía circular en el sector agroalimentario.

Reunión que mantuvo la diputada del área, María Ariño, con uno de los socios turolenses del proyecto Be.Cultour, el Centro de Innovación de Bioeconomía Rural del CITA.

Precisamente este pasado miércoles, y en el marco de la serie de encuentros que están realizando las nuevas gestoras del CIBR para conocer a los actores implicados con la innovación en la provincia, tuvo lugar una reunión con la Oficina de Programas Europeos en la que la diputada del área de Desarrollo Territorial, María Ariño, junto a la técnico de Programas de la UE en la DPT, Laura Gascón, mostraron a la coordinadora del CIBR, Marta Barba, y la técnico del centro Luna Zabalza, su predisposición para ampliar la colaboración en otros proyectos.

“Estamos abiertos a las oportunidades que puedan surgir a través de la labor que el CIBR está llevando a cabo para poder colaborar más con ellos. Considero muy interesante que exista ese intercambio de información para unir esfuerzos”, señaló la diputada delegada de la Oficina de Programas Europeos, María Ariño, al señalar las posibles sinergias con otros proyectos que la Diputación de Teruel ya está desarrollando o en los que se planteen de cara al futuro.

Por su parte, la coordinadora del CIBR Marta Barba apuntó que, con la reunión mantenida con la Oficina de Programas Europeos, “conocemos a otro de los actores implicados en el tema agroalimentario en la provincia, para poder desarrollar sinergias y que podamos servir de aglutinadoras de información con la que facilitar proyectos tanto a nivel local como a nivel europeo”.

Desde el edificio en la Plataforma Logística PLATEA del CITA, el CIBR pretende generar reuniones, formaciones y divulgar los resultados de investigación que se llevan a cabo allí. “Tenemos unas buenas instalaciones y queremos acercarlas a las asociaciones y entidades para hacer seminarios, pero con la situación de la pandemia tendremos que quedarnos en la opción on-line”, destacó la coordinadora del centro.

Además se ha instalado el primer laboratorio de análisis de la calidad de la miel en Aragón en el centro de Teruel, que se suma al servicio ya existente del Banco de Semillas de Variedades Autóctonas.

Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT exclusivo para gestión de estadísticas de uso. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar