El vicepresidente Alberto Izquierdo y la alcaldesa de Alcalá Amparo Atienza, durante una visita a las obras.

Las obras de reforma de la Colonia Polster de Alcalá de la Selva avanzan para que puedan estar concluidas el próximo año y de este modo ofrecer un espacio moderno al servicio de los turolenses, relanzando el programa cultural de este espacio. La Diputación de Teruel, propietaria de esta residencia, prevé invertir hasta el próximo año 1,8 millones de euros en la reforma más ambiciosa llevada a cabo nunca en esta residencia” ha resaltado el vicepresidente y diputado delegado Alberto Izquierdo, en unas obras que se han reprogramado para realizarse de manera continuada y no en dos fases, al haberse suspendido la campaña de esquí escolar por las restricciones de la pandemia.

El vicepresidente ha visitado las obras junto a la alcaldesa de Alcalá de la Selva Amparo Atienza y ha comprobado la situación de los trabajos de remodelación que van a cambiar por completo el aspecto de la residencia, mejorando su confortabilidad pero también su seguridad.“Al darnos cuenta de que iba a ser muy difícil realizar la campaña de esquí decidimos reprogramar las obras para hacerlo todo seguido y no tener que parar” porque se habían concebido para realizarlas en dos fases y poder utilizar esta campaña de esquí las instalaciones, lo que implicaba alargar el periodo de los trabajos.

“Esta reprogramación era necesaria” dadas las circunstancias de la pandemia y ha confiado en que va a servir para “dar más celeridad” en algunos aspectos de los trabajos, teniendo en cuenta además que los problemas de suministros y materiales que afectan a la economía mundial, así como la falta de mano de obra, también están provocando retrasos en esta obra. “Eso nos entorpece y nos dificulta mucho la obra, y es un contratiempo” ha reconocido Izquierdo que no obstante ha confiado en “terminar las obras en la primavera-verano del año que viene”. Para el vicepresidente de la DPT esta obra supondrá “un antes y un después para esta instalación, remodelada y adecuada a las normativas existentes”.

El presupuesto total del proyecto se ha estimado en 1.869.798,41 euros. El proyecto contempla el aislamiento de la fachada del edificio y cambiar las ventanas, reformar prácticamente todos los cuartos de baño y vestuarios, cambiar los aparatos de la cocina, y sustituir el ascensor actual por uno nuevo que de acceso a la planta semisótano. Esto supone la reforma integral de un total de 30 estancias entre cuartos de baño, vestuarios, cocina y lavandería: 2 vestuarios, cocina y despensa, lavandería, 19 baños de habitaciones y 6 baños comunes. También se renovarán un total de 104 ventanas, de PVC con vidrios dobles bajo emisivos y se sustituirán todos los aparatos de cocina: cocina de 4 fuegos, plancha, horno convención eléctrico, hornillo de pavimento, mesa refrigerada y mobiliario de acero inoxidable.

Las obras continuarán con la reforma de las instalaciones de calefacción y climatización, electricidad, protección contra incendios, reforma de cuatro habitaciones adaptadas para personas de movilidad reducida así como la del actual apartamento en la segunda planta para dotar al edificio de tres habitaciones más y un cuarto de baño.

También se abordará la adecuación de las estancias en planta baja del edificio (salones, comedor y recepción), carpintería interior (puertas de habitaciones y frentes de armarios) así como alisado de paredes y techos con gotelé, pintura, pulido y abrillantado de pavimentos.

Historia

La Diputación de Teruel asumió la Colonia Polster al ser donada a la institución por Ricardo Polster Fuerte en el año 1935, y se destinó a colonia veraniega para los niños que vivían en el Hogar Comandante Aguado de Teruel.

El edificio inicial estaba formado por un solo pabellón de 21×11 metros aproximadamente con una planta semisótano y planta baja. En 1946 el arquitecto de la Diputación Ventura Rodriguez redactó un proyecto para la construcción de un edificio de tres plantas adosado al existente. La siguiente intervención se realizó en los años 1963 y en 1964 en base al proyecto Cesar Jalón que planteaba la reconstrucción parcial del conjunto y la ampliación de una planta en el edificio inicial.

La ultima actuación significativa se realizó en los años 1986 y 1987 tras la redacción del proyecto realizado por Antonio Pérez Sánchez, arquitecto de la Diputación Provincial de Teruel. Desde entonces se han acometido actuaciones importantes en esta edificación, por lo que el paso del tiempo y el uso ininterrumpido ha mermado su funcionalidad e instalaciones.


ALBERTO IZQUIERDO. Vicepresidente de la Diputación de Teruel

Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT exclusivo para gestión de estadísticas de uso. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar