Imágenes de la participación de Manuel Rando en el acto de conmemoración del bombardeo de Alcañiz junto al alcalde Ignacio Urquizu y el presidente de la Comarca del Bajo Aragón Luis Peralta.

La Diputación de Teruel (DPT) prepara ya distintas acciones de Memoria Democrática con una nueva partida económica de 20.000 euros y una subvención de 6.000 euros concedida por la Federación Española de Municipios y Provincias. “No es hablar por hablar. Nuestro compromiso con la Memoria Democrática es muy real”, ha dicho el presidente, Manuel Rando, durante su intervención en la conmemoración del Bombardeo de Alcañiz, acto central de la celebración del Día de la Memoria Democrática de Aragón que ha tenido lugar en la capital bajoaragonesa el jueves 3 de marzo.

Rando ha destacado el compromiso de la institución provincial con el desarrollo de todas las acciones necesarias, a través de sus distintas áreas y entidades, para poner en valor la libertad y la democracia que, ha dicho, “ahora tenemos, pero podemos perder”. El presidente ha hecho referencia a la invasión de Ucrania como “un ataque a quienes creen en el Estado democrático y la libertad de las personas”. “Como ocurrió en el bombardeo de Alcañiz, ahora en ciudades como Kiev sufren las consecuencias de una acción que tiene como único objetivo causar terror y poner a una población de rodillas”, ha dicho

Respecto al destino de los 20.000 euros de la partida de actividades del recuerdo, el presidente de la DPT ha desvelado que el primer proyecto está relacionado con el objeto de la subvención de 6.000 euros recibida desde la FEMP desde su línea dirigida a actuaciones relacionadas con la Memoria Democrática: la localización, excavación y exhumación de una fosa en Villel. “Es necesario complementar económicamente esta acción propuesta por la Asociación “Pozos de Caudé para dar el descanso debido a quienes aún no tienen un enterramiento digno”, ha dicho Manuel Rando antes de explicar que se aún se están estudiando otras actividades atendiendo a propuestas de distintos grupos, entidades o ayuntamientos, y según la disponibilidad presupuestaria.

El presidente ha puesto el acento en que es la primera vez que la institución provincial dispone de una cantidad económica para este tipo de acciones que, a su juicio, son imprescindibles para mejorar nuestro futuro” porque, según ha recalcado, “solo investigando y recordando los hechos podremos verdaderamente pasar página y acabar de cimentar una sociedad democrática fuerte, en la que primen por encima de todo los valores de igualdad y justicia”.

Asimismo ha destacado que en la provincia hay muchas historias personales que contar sobre este episodio oscuro que todavía no se conocen y a muchas personas a quienes reconocer que todavía no han sido convenientemente reparadas. En este sentido, ha recordado el homenaje que la DPT realizó el año pasado a Ramón Segura, presidente de la institución en 1936 y alcalde de Valderrobres asesinado tras el golpe de Estado, o el trabajo que se está realizando desde la sección dedicada a la recuperación de la Memoria Democrática del Instituto de Estudios Turolenses (IET) creada en esta legislatura bajo la dirección del profesor, investigador y escritor Serafín Aldecoa.

Ahora mismo estamos trabajando en una cartilla turolense dedicada a los llamados “batallones de reconstrucción” que, compuestos por prisioneros de la Dictadura de Franco tras la Guerra Civil, volvieron, por ejemplo, a levantar la capital de la provincia o municipios como Celadas o Griegos de sus ruinas en la posguerra. También hubo batallones trabajando en Valmuel o Torrevelilla. “El objetivo es que de esa cartilla se derive también una exposición didáctica y divulgativa que itinere por la provincia”, ha dicho Rando que también ha puesto el acento en publicaciones dedicadas a conocer mejor las historias de los protagonistas de aquel tiempo como “La brigada del Litri” o “Guerrilleros y comunistas”.

La DPT también ha llevado a cabo otras iniciativas en materia de memoria democrática, como el cambio de nombre del antiguo Hogar “Comandante Aguado”, que ahora recibe la denominación de “Hogar”. “Este tipo de modificaciones no solo suponen una obligación moral, sino también legal por la ley de Memoria Histórica”, ha dicho.


MANUEL RANDO. Presidente de la Diputación de Teruel (DPT)

Comparte