El proyecto pone el foco en antiguas fábricas de tejidos, cervecerías y destilerías, y en factorías de ladrillos y azulejos

El proyecto pone el foco en antiguas fábricas de tejidos, cervecerías y destilerías, y en factorías de ladrillos y azulejos

La provincia de Teruel destaca, entre sus numerosos atractivos, por el ingente patrimonio que posee a lo largo y ancho de su geografía. Parajes naturales, pueblos de arquitectura singular y muy visitados, arquitectura religiosa y también todas aquellas instalaciones industriales que, en su día, fueron motor de desarrollo y generadores de puestos de trabajo en el medio rural y también urbano, y que hoy quedan como vestigios del pasado.

La Diputación Provincial de Teruel, a través de la Oficina de Programas Europeos, es uno de los actores participantes del proyecto Genius Loci, dedicado a mejorar el turismo relacionado con el patrimonio industrial, fomentando la explotación de dichas instalaciones para que los visitantes puedan conocer cómo era el pasado en esos emplazamientos. Lo hacen poniendo el foco en tres tipologías de fábricas: de tejidos y producción de fibras, cervecerías y destilerías, y de ladrillo y azulejos.

Tal y como ha manifestado la técnico de la Oficina de Programas Europeos, Bárbara Cerdán, “el objetivo es mejorar la experiencia turística en este tipo de patrimonio a veces olvidado, pero que posee numerosas potencialidades que podemos aprovechar”. Al respecto, también ha añadido que “Teruel es una provincia que está ganando mucho peso específico en materia turística de interior, por lo que todas las propuestas encaminadas a trabajar en esa materia son muy positivas”.

Con este proyecto se pretende, ha explicado también, adquirir un conocimiento profundo de la evolución del mercado turístico, proporcionar a los operadores turísticos herramientas y metodologías específicas con el fin de aumentar el flujo de visitantes a los sitios del patrimonio industrial, acercar las nuevas tecnologías a los ciudadanos para que puedan planificar su experiencia vacacional, analizar las buenas prácticas en materia de turismo de patrimonio industrial, crear una plataforma web interactiva donde los usuarios puedan acceder e interactuar sobre las oportunidades del turismo en el Viejo Continente, crear la marca de calidad E-FAITH (asociada a un código QR) para ofrecer información y contenidos a los visitantes, realizar actividades en red de acción y formación para difundir los métodos y materiales producidos de manera accesible, llevar a cabo actividades de formación para todos los actores implicados (instituciones, operadores turísticos…) y mejorar la visibilidad de las industrias de vida típicas de los países involucrados.

Asimismo, el proyecto también tiene el objetivo de poner en marcha una red denominada Industriana. Ésta es una comunidad de sitios y museos de patrimonio industrial y técnico de Europa y sus visitantes, que parte con el propósito de trazar una plataforma europea para promoverlos, vincularlos y establecer contactos entre unos y otros. Para que sea una realidad, actualmente están estableciendo un inventario no sólo de los sitios históricos, museos y colecciones, y empresas tradicionales, sino también del patrimonio intangible (como lugares donde la tradición del saber hacer y el conocimiento se mantiene viva y emplazamientos donde se transmite esa tradición a las generaciones futuras) vinculados a los temas del proyecto.

Share This