El presidente visitando la 3ª planta junto al arquitecto de la DPT y la encargada de las obras

El presidente visitando la 3ª planta junto al arquitecto de la DPT y la encargada de las obras

La Diputación Provincial de Teruel ha iniciado esta semana las obras de redistribución y actualización de los espacios de la tercera planta del denominado Palacio Provincial, ubicado en la plaza de San Juan, sede principal de la institución.

Estas obras afectarán a 222,23 metros cuadrados correspondientes al lateral izquierdo de la tercera planta. Con ellas se pretende redistribuir los espacios interiores para adaptarlos a las nuevas necesidades motivadas por la desaparición de algunos Servicios o el traslado de éstos a otros edificios.

Las obras cuentan con un presupuesto de 196,603,74 euros que ejecutará la empresa Bertolín S.A.U. después de haber realizado una baja sobre el precio inicial de partida del 27.45%

Se trata de mejorar la distribución de esta parte de la tercera planta que en su día fue la vivienda del presidente y que tras la reforma quedará completamente diáfana ya que se va a demoler toda la tabiquería” ha detallado el presidente de la Diputación Provincial de Teruel, Ramón Millán para quien estas obras son una “necesidad para dar mejor servicio al ciudadano y propiciar unas mejoras condiciones laborales a los empleados de la institución”.

Las obras, que tienen un plazo de ejecución de 4 meses, servirán para realizar aseos separativos para hombres y mujeres e incorporar un aseo de minusválidos en esta planta. De igual modo, el pasillo desde el que se accede a dichos aseos se habilitará como zona de refugio para protección de las personas con discapacidad en caso de incendio dejando también, como espacio novedoso, una zona para descanso del personal que podrá ser utilizado como office.

La reforma afectará exclusivamente al interior del edificio, con excepción de la sustitución de la carpintería exterior, y tiene como objetivo adaptar las instalaciones existentes a las necesidades y normativas actuales, mejorando la eficiencia energética del edificio y tratando de ordenar adecuadamente el espacio disponible de las plantas.

En concreto, se acometerá la actualización integral de las instalaciones de calefacción, extracción y renovación de aire, climatización, informática, electricidad, iluminación y protección contra incendios. Además, con la intención de mejorar la eficiencia energética del edificio, se aislarán térmicamente las zonas en contacto con el exterior y se sustituirá la carpintería exterior por otra de madera de iroco con sistema climatit.

Mejoras desde 2013

El punto de partida de estas obras es un proyecto elaborado por el Servicio de Arquitectura en 2013 con el que se pretendía acometer una reforma completa del edificio aunque tanto por motivos económicos como por funcionamiento cotidiano de la institución, debía dividirse en distintas fases que serían objeto de las correspondientes separatas a medida que pudieran acometerse.

Así, en primer lugar se sustituyó el ascensor y se abordó la reforma de la escalera de servicio que ya contaban con un proyecto anterior para dar cumplimiento a la accesibilidad y seguridad de utilización.

En una segunda fase, se acometió la reforma de la 4ª planta que se encontraba muy fragmentada en pequeños espacios e infrautilizada para lo que se redactó la correspondiente separata del proyecto global. Las dos obras se licitaron conjuntamente por las interferencias que podían generarse entre ellas al contar con el mismo acceso. Ambas intervenciones se encuentran en este momento finalizadas y han permitido a los grupos con representación en la Diputación Provincial, contar con despachos para su uso individualizado.

A continuación se proponía la reforma del resto de plantas, de arriba hacia abajo, siguiendo por tanto en la planta 3ª, de la que forma parte esta obra.

Un edificio de Regiones Devastadas

El edificio de la Diputación Provincial fue construido durante la actuación que la Dirección General de Regiones Devastadas realizó en Teruel en la posguerra formando parte del conjunto de edificios oficiales que se proyectaron para la plaza de San Juan como foco de la Administración Central y Provincial.

Los alzados del conjunto son realizados en 1940 por el arquitecto Alejandro Allanegui, si bien hasta 1946 no realizó los planos de las plantas, y el proyecto no se concluyó hasta 1948 por el mismo arquitecto. Se realizó una primera fase de la obra hasta 1951, y en 1953 se concluyó la segunda fase según proyecto de los arquitectos José María Lafuente Villalba y Antonio Choliz.

Las transformaciones de usos específicos de las distintas plantas del edificio han sido múltiples.

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar