El presidente y el vicepresidente presentaron en rueda de prensa las asuntos que se aprueban en la sesión plenaria de marzo

El presidente y el vicepresidente presentaron en rueda de prensa las asuntos que se aprueban en la sesión plenaria de marzo

La Diputación Provincial de Teruel podrá destinar este año otros 11,8 millones de euros a inversiones en los municipios e infraestructuras de la provincia, lo que supone contar con uno de los planes provinciales mejor dotados de los últimos años.

El superávit presupuestario resultante de la liquidación del Presupuesto 2015 cifrado en 13.182.924,95 euros, el saneamiento financiero de la institución provincial y el cumplimiento de la ratio de endeudamiento así como de diversas leyes de racionalización y sostenibilidad de las administraciones locales, permiten liberar 11.884.931,18 euros para realizar inversiones sostenibles en los municipios.

La mayor parte de esta cuantía se destinará al denominado Fondo de Inversiones Financieramente Sostenible (FIMS) que en 2016 supondrá una inversión en el territorio de 10.339.931,18 euros.

Gracias al FIMS, todos ayuntamientos de la provincia podrán solicitar fondos para acometer inversiones consideradas sostenibles entre las que figuran el saneamiento, abastecimiento y distribución de aguas, el alumbrado público, las vías públicas, parques y jardines, protección y mejora del medio ambiente, carreteras y caminos vecinales, sociedad de la información, rehabilitación y reparación de infraestructuras e inmuebles de servicio público y en general todas las inversiones que a lo largo de la vida útil de ésta, sea financieramente sostenible.

Esta es una de las herramientas inversoras más potentes e importantes con que cuenta la Diputación para destinar directamente a los municipios de la provincia y que nos permite impulsar la economía local pero también generar riqueza y empleo, algo indispensable para la supervivencia del medio rural tan amenazado hoy y de los que viven en nuestros pueblos”, ha recordado el presidente de la Diputación Provincial, Ramón Millán.

No obstante, el presidente provincial recuerda que “sólo se puede contar con esta importante suma económica para inversiones en nuestros pueblos si la institución está saneada y cumple con la ratio de endeudamiento, como es el caso de la Diputación de Teruel”.

Pero además del Fondo de Inversiones Financieramente Sostenibles, el superávit presupuestario permitirá destinar 1 millón de euros más a la mejora de las carreteras provinciales.

Esta cantidad se suma a las partidas aprobadas para este mismo concepto en el Presupuesto de la institución de tal modo que en total, este año se destinarán 2.170.000 euros a la conservación y mantenimiento de las vías provinciales, una cuantía que puede verse incrementada si finalmente la DPT recibe 1,4 millones de euros solicitados al FITE.

La llegada de 1,4 millones de euros del Fondo de Inversiones de Teruel para carreteras podría suponer una cuantía total de 3,6 millones de euros, una de la mayores de los últimos años”, ha dicho Millán.

Finalmente, el superávit presupuestario permitirá destinar también este año 100.000 euros más a inversiones hidráulicas, otros 100.000 euros a Telecomunicaciones y 345.000 euros a la reforma del Palacio Provincial.

Con la inversión en obras hidráulicas se pretende dar respuesta a las carencias o problemas que arrastran algunos municipios de la provincia por escasez, turbiedad, problemas de suministro, de canalizaciones o de contaminación de las aguas de uso humano y que deben solucionarse con prontitud. “Esta nueva partida servirá para realizar estudios o resolver problemas inmediatos de urgente necesidad siempre que su coste no sea elevado”, explica Ramón Millán

Los 100.000 euros que se destinarán al apartado de Telecomunicaciones servirán fundamentalmente para mejorar la cobertura telefónica en los municipios con dificultades y para llevar la banda ancha en algunos otros supuestos.

Ratio de endeudamiento

La liquidación del presupuesto de la Diputación Provincial de Teruel de 2015 confirma además la buena “salud financiera” de la institución ya que se logra reducir el coste de la deuda en 1.486.770,52 euros destinados a amortizar y cancelar uno de los préstamos bancarios de la DPT.

De este forma se logra cumplir la ratio de endeudamiento permitida por ley a las administraciones locales y que a 31 de marzo es del 73,75%, por debajo del 75% permitido. “Los presupuestos, la liquidación del mismo, los informes de estabilidad presupuestaria de la deuda y el nivel la morosidad entre otros parámetros financieros, permiten a la Diputación rebajar la deuda tres meses después de aprobar el presupuesto al pasar del 78,34% de endeudamiento con que cerramos el pasado año al 73,75% actual a 31 de marzo”, matiza Millán.

Resumen liquidación presupuesto 2015:

1.- Superávit presupuestario: 13.182.924,95 euros

. Reserva IFS 2015 no gastado: 1.280.299,38 euros

. Reserva cuenta 413: 17.694,39 euros (pago acreedores pendientes)

. Inversiones Financieramente Sostenibles 2016: 11.884.931,18 euros:

– Plan IFS Municipios: 10.339.931,18 euros

– Carreteras provinciales:; 1.000.000 euros

– Inversiones hidráulicas: 100.000 euros

– Telecomunicaciones (banda ancha, cobertura…): 100.000 euros

– Reforma Palacio Provincial: 345.000 euros

2.- Estado de la deuda:

. Deuda a 31 diciembre 2015: 37.312..882,71 (incluye operación Proetur).

Ratio endeudamiento 78,34%

. Amortización a 31 de marzo de 2016 (700.791,28 euros) + cancelación operación

bancaria con BBVA (1.486.770,52 euros)= 2.187.561,80 euros .

. Deuda a 31 marzo 2016: 35.125.320,90 euros . Ratio previsto: 73,75%

Cruces de San Jorge 2016

El pleno de la Diputación Provincial de Teruel ha aprobado también esta mañana otorgar la Cruz de San Jorge 2016 a la Comandancia de la Guardia Civil en Teruel en reconocimiento a sus 172 años de servicio a la provincia turolense así como al que fuera primer presidente de la Diputación de la era democrática, don Román Alcalá, al que se le otorga a título póstumo tras su fallecimiento el pasado año.

La Cruz de San Jorge es la mayor condecoración que otorga la Diputación Provincial de Teruel desde 1967, año de su creación junto al resto de Honores y Distinciones.

Comandancia de la Guardia Civil de Teruel

El origen de la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel se remonta al 15 de abril de 1844 coincidiendo con su publicación en el Boletín Oficial de la provincia aunque no fue hasta el 22 de diciembre de 1844 cuando el Inspector General del Cuerpo, el duque de Ahumada, salió de Zaragoza con destino Teruel la Segunda Compañía de Infantería.

En sus inicios, se constituyeron cuatro distritos o secciones en Teruel, Calamocha, Montalbán y Alcañiz aunque en determinadas poblaciones de la provincia se destacarían las denominadas partidas, germen de los actuales Puestos.

En consonancia con los principios fundacionales de la Guardia Civil, la Comandancia de Teruel adoptó como principal objeto el “preveer al buen orden, a la seguridad pública y a la protección de las personas y de las propiedades, fuera y dentro de las poblaciones”.

No obstante, una de las principales preocupaciones de las autoridades de la época era la seguridad en los principales ejes de comunicación así que se ordenó a la Compañía de la Guardia Civil de Teruel la “especial custodia” del eje Valencia-Zaragoza estableciéndose “rondas de continuo que hagan el servicio prescrito…… ubicando para ello una partida en Albentosa y otra en Villarquemado”

En la actualidad, el despliegue territorial de la Guardia civil en la extensa provincia de Teruel es un ejemplo de los principios que inspiran la labor del Cuerpo: proximidad y servicio al ciudadano y vertebración del territorio, motivos que han llevado a la Diputación de Teruel a agradecer y reconocer su trabajo mediante la concesión de su máxima distinción.

La Guardia Civil presta servicio actualmente en todos los municipios de la provincia a excepción de la capital, es decir, en 235 municipios que representan el 75% de su población y el 97% del territorio provincial. Para ello, cuenta con 32 Puestos ubicados en otras tantas localidades de la provincia y con los algo más de 750 guardias civiles integrados en distintas especialidades: Seguridad Ciudadana, Tráfico, Intervención de Armas, Montaña, Policía Judicial, Servicio de Información, Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), Búsqueda y Localización de Explosivos (EBYL), Armamento, Material Móvil y Riesgos Laborales.

Con sede en Alcañiz y ámbito de actuación provincial existe además un Equipo ROCA especializado en delitos relacionados con las explotaciones agrícolas y ganaderas.

Las principales actuaciones de la Comandancia de la Guardia Civil en la provincia de Teruel se articulan sobre Planes de Servicio entre los que destacan los dirigidos a la prevención de robos de toda índole en el medio rural (viviendas, explotaciones agropecuarias…) pero también los preventivos en el uso y consumo de drogas en zonas de ocio y centro educativos o incluso en la lucha contra el fraude en el ámbito de la Seguridad Social y la Hacienda Pública.

Reseñables son igualmente, los Planes de Servicio que se realizan relacionados con la trata de seres humanos con fines laborales y contra la explotación sexual.

Además, en una provincia como Teruel, eminentemente rural, resultan de especial aplicación los planes de protección de la naturaleza y la protección del patrimonio histórico así como las relacionadas con el control e inspección de las actividades recolectoras de setas, caza furtiva, hallazgo, recuperación, entrega y abandono de animales, y prevención y actuación ante incendios forestales.

Entre las actuaciones realizadas por los guardias civiles de Teruel en materia de protección civil más destacadas por su cercanía, impacto y reconocimiento social, figura la labor de auxilio que prestaron en 2009 cuando se desplegó un operativo para actuar en los veinte incendios ocurridos simultáneamente ese año con un trágico balance de 12.000 hectáreas de bosque calcinadas y que obligó a evacuar las poblaciones de Cañizar del Olivar, Alloza, Ejulve, Valdeltormo, La Cañadilla, Montoro, La Zoma o Cirujeda.

Pero en sus 172 años de historia, la Guardia Civil en Teruel no sólo ha actuado en casos de catástrofes, incendios, inundaciones o nevadas, situaciones de algo riesgo, sino en otros supuestos como el Campeonato de Moto GP en Alcañiz, que congrega cada año a 100.00 aficionados, la Semana Santa del Bajo Aragón, que obliga a poner en marcha dispositivos especiales de tráfico, la celebración de pruebas deportivas como la Vuelta Ciclista a España o la Baja Aragón, la temporada de nieve en las estaciones de esquí de Javalambre y Valdelinares que cada invierno son visitadas igualmente por un gran número de turistas que requieren un tratamiento especial debido a las condiciones climatológicas, o las recreación de las bodas de Isabel de Segura o las Fiestas del Angel con planes específicos de seguridad ciudadana.

No menos importante es la labor de los equipos mujer-menor (EMUMES) y puestos de Comandancia en el ámbito de la violencia de género, fundamentalmente desde la perspectiva de la protección de la víctima.

Por todo ello, la Diputación de Teruel otorga la Cruz de San Jorge 2016 a la Comandancia de Teruel como muestra de su reconocimiento al “servicio diario de la población”. Además, la Guardia Civil es la institución mejor valorada por los ciudadanos según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Román Alcalá Pérez

Román Alcalá Pérez también recibirá a título póstumo la Cruz de San Jorge en reconocimiento a los cuatro años que estuvo al frente de la Diputación Provincial de Teruel (1979-1983) y en los que se enfrentó a la tarea siempre descrita por él como “ilusionante y apasionante” de poner en marcha en la nueva etapa democrática una provincia de casi 15.000 kilómetros cuadrados y 236 municipios “necesitada de casi todo tipo de infraestructuras”, según sus propias palabras.

Siempre deseoso de conocer en primera persona las necesidades de cada lugar, Román Alcalá Pérez cumplió su promesa de visitar uno por uno los 236 pueblos de la provincia entrevistándose con sus alcaldes y habitantes y dejando patente que “el diálogo y la cercanía a la ciudadanía” eran valores fundamentales. Durante este periodo además, fue Presidente de las Mancomunidades Turísticas del Maestrazgo y Javalambre.

Román Alcalá Pérez nació el 19 de agosto de 1944 en Teruel, hijo de Santos Alcalá García (natural de Linares de Mora) y Mª Jesús Pérez Gasca (naturales de Calanda).

Casado en 1972 con la turolense Julia Prats Solanot, tuvo tres hijas: Cristina, Icíar y Marta.

Inició sus estudios en Teruel y posteriormente en el Instituto “José Ibáñez Martín”. Posteriormente se trasladó a Valencia a finalizar el Bachillerato y realizar preuniversitario en el colegio San José de los Padres Jesuítas. Allí inició sus estudios de Ciencias Económicas y Comerciales que prosiguió en Madrid.

Además de licenciado en Ciencias Económicas y Comerciales, obtuvo el título de Gestor Administrativo y de Diplomado en Dirección de Empresas por el Instituto de Estudios Superiores (IESE) de la Universidad de Navarra en Barcelona y por la Escuela de Alta Dirección y Administración (EADA) de Barcelona.

En 1972 ingresó como auxiliar administrativo en la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Zaragoza, Aragón y Rioja, entidad en la que trabajó ocupando diferentes puestos (delegado de la oficina de Cella, Secretario provincial de Teruel, adjunto a la Dirección Provincial de Valencia, Jefe del departamento de Comunicación Social, Jefe del departamento de Bienes Inmuebles y Director de la Obra Social y Cultural) hasta su jubilación en 2009 en su cargo como Subdirector General en Zaragoza, su última residencia.

Entre los muchos cargos que ostentó, destaca el de Presidente de la Comisión Nacional de la Obra Social de la Confederación Nacional de Cajas de Ahorro (CECA) así como Presidente del Círculo Aragonés de Economía y miembro de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País.

En 1973 ocupó su primer cargo público al ser elegido concejal del Ayuntamiento de Teruel por el Tercio de Entidades y unos meses después, Diputado Provincial.

En 1976, se afilió al Partido Popular Democrático Cristiano (PPDC) integrado posteriormente en la Unión de Centro Democrático, partido del que fue uno de los fundadores en la provincia de Teruel y su primer Secretario Provincial.

Entre 1976 y 1979 fue Delegado Provincial del Ministerio de Cultura en Teruel y a partir de las elecciones de marzo de 1979 fue elegido sucesivamente Concejal del Ayuntamiento de Teruel, Diputado Provincial y finalmente Presidente de la Diputación de Teruel hasta 1983, cargo que compaginó con sus puestos políticos como presidente provincial de la UCD en Teruel, vicepresidente y presidente de UCD-Aragón.

En 1983, tras la desaparición de la UCD, se presentó a las elecciones municipales y autonómicas como independiente en las listas del Partido Aragonés Regionalista (PAR) saliendo elegido concejal del Ayuntamiento de Linares de Mora, Diputado Provincial y Diputado en las Cortes de Aragón.

En ambos casos, la Diputación de Teruel concede a ambos la Cruz de San Jorge por los “méritos contraídos y el honor y buen nombre que han dado a la provincia de Teruel”.

Cultura, Deporte, Turismo y Bienestar Social

El pleno ordinario del mes de marzo ha dado también el visto bueno a la aprobación de las bases reguladoras para el desarrollo de programas educativos, culturales, deportivos y turísticos, así como para programas de bienestar social. Todos ellos constituyen el paso previo a la publicación de las mismas en el Boletín Oficial de la Provincia, condición indispensable y anterior a la apertura del proceso de presentación de solicitudes.

Con todas estas subvenciones, el equipo de gobierno de la Diputación Provincial de Teruel, consciente de la importancia que posee el mantenimiento de la población en los municipios y para promover el desarrollo de actividades culturales, educativas, deportivas y turísticas, además de políticas de bienestar social, va a destinar en total más de un millón de euros. Más concretamente, 726.500 euros están dedicados a todos los programas relativos a actividades culturales, musicales, festivales supramunicipales, edición de publicaciones, actuaciones escénicas, pruebas deportivas, clubes y asociaciones deportivas federadas, instituciones feriales y congresos y simposios; y una cuantía de 373.000 euros que se centra en los servicios de residencias y viviendas tuteladas para la tercera edad, diversos programas y actuaciones de acción social, y proyectos de cooperación al desarrollo en los países del Tercer Mundo.

Además, en lo que al Área de Bibliotecas hace referencia, el pleno también ha dado luz verde a las bases reguladoras del plan de ayudas para la provisión de fondos en dichos centros culturales. Una línea que cuenta con un montante total de 70.000 euros y del que pueden beneficiarse todas las bibliotecas municipales existentes en la provincia.

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar