El vicepresidente primero hizo entrega de los diplomas

El vicepresidente primero hizo entrega de los diplomas

El Servicio de Programas Europeos de la Diputación Provincial de Teruel está en permanente búsqueda y desarrollo de acciones de ámbito internacional, así como promoviendo la colaboración de las instituciones europeas para el desarrollo de programas que favorezcan la formación de la sociedad turolense. En este caso fueron los estudiantes de la Escuela de Artes de la capital los que tuvieron la posibilidad de participar en un concurso singular.

Con el objeto de adecuar un castillo en Rumanía como centro de trabajo para artistas y artesanos, así como espacio expositivo de sus obras, siete alumnos de la Escuela de Artes de Teruel del Grado Superior en Proyectos y Dirección de Obras de Decoración participaron en un concurso de ideas de índole internacional organizado por el proyecto ARTEC.

Promovido por la Diputación Provincial de Teruel como socio de ARTEC, el vicepresidente primero, Joaquín Juste, ha querido reconocer personalmente el esfuerzo desarrollado por los alumnos con la entrega de un diploma a cada uno de los participantes. Según sus palabras, “los estudiantes han demostrado un gran interés y habilidad a la hora de enfrentarse al trabajo, hicieron investigaciones y estudio de la zona para adaptarse al clima, la historia del lugar y sus tradiciones, por lo que dos de ellos lograron la mención del jurado de los galardones”.

En concreto, Mirella Fuentes Ibáñez fue reconocida por la originalidad del proyecto, de la misma manera que Clara Soriano Casas. “Esas menciones especiales demuestran, además del gran nivel de los trabajos presentados por los alumnos de nuestra Escuela de Artes, la gran calidad de la formación que se lleva a cabo en el centro turolense”, ha recalcado Juste, además de anunciar que las dos alumnas recibirán otro reconocimiento por su buen hacer y que uno de los trabajos presentados se puede ver en la exposición de fin de curso de los alumnos que se encuentra en la sala de exposiciones del propio instituto.

Para el vicepresidente primero de la Institución provincial, este proyecto y todos en los que forma parte la Diputación Provincial de Teruel es el perfecto ejemplo “de que la colaboración entre instituciones es fundamental para sacar proyectos de gran utilidad para la formación de las personas”. Por ello ha felicitado a la delegación provincial “porque está en continua búsqueda de programas que, como éste, sirven para mejorar su preparación y adaptación al contexto actual”, ha incidido.

Proyecto ARTEC

El concurso se lanzó en marzo y forma parte de las actividades del proyecto ARTEC (Arte, Redescubrimiento, Tradiciones, Ecléctico, Contemporáneo) que pertenece a la convocatoria de Europa Creativa y que tiene una duración de dos años. El objetivo del concurso era la reutilización adaptativa de un palacio degradado durante la etapa comunista de Rumanía, conocido como el castillo Banffi, ubicado en Bontida cerca de Cluj-Napoca, la capital de Transilvania. La intención del concurso, como bien entendieron los alumnos de la Escuela, era preservar la integridad del espacio arquitectónico y usarlo como un centro artístico y artesanal, con espacios de exposición, un espacio multifuncional, así como habilitar zonas de taller, tanto interiores como exteriores.

Finalmente, los ganadores fueron el grupo Norma con su propuesta REFRAME para el interior del castillo y el grupo Blajin para la adecuación de exteriores ambos de Rumanía. Los premiados, además de repartirse un premio en metálico de 2000 euros, llevarán a cabo su intervención durante el taller de Arte y Artesanía que se organizará en agosto de 2016. Será un ejercicio conjunto entre el ganador, artesanos profesionales y los participantes del taller, que en conjunto se reinterpretará y readaptará los espacios. Los resultados de su proyecto serán exhibidos y organizados por el castillo durante los siguientes 5 años.

Las actividades de ARTEC en la provincia ya comenzaron en el mes de marzo cuando se realizó una visita recreada en el castillo de Alcañiz para escolares de la zona. A la misma acudieron alrededor de 40 alumnos, además de padres y profesores, lo que aumentó el impacto de la actividad. En la misma, los alumnos pudieron conocer la historia de los Calatravos que habitaron el castillo, además de las leyendas que se cuentan sobre este edificio que actualmente es también el Parador de Alcañiz. Los pequeños afianzaron sus conocimientos con la realización de unos dibujos alusivos al edificio y aquellas historias que escucharon.

De esta manera se cumplió uno de los objetivos del proyecto, que es acercar el patrimonio a los más pequeños, además de fomentar el diálogo entre artistas y artesanos, sin olvidar el tercero de los propósitos, que es hacer más lúdico y popular el Día Internacional del Patrimonio que se celebrará durante el mes de septiembre, para lo que el departamento de Programas de la Unión Europea ya está trabajando.

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar