Foto de familia de la Corporación provincial con los premiados en 2019

La Diputación Provincial de Teruel ha condecorado hoy al piloto de motociclismo de raíces turolenses Alex Rins, con la Cruz de San Jorge 2019, máxima distinción que concede la institución provincial.

El presidente de la Diputación turolense, Ramón Millán, ha sido el encargado de entregar el galardón que, por motivos de trabajo, no ha podido recoger en persona el piloto al encontrarse en la Semana del Gran Premio de Moto de Jerez. En su nombre lo ha recibido la alcaldesa de Valdealgorfa e impulsora y co-fundadora de la Asociación “Amigos de Alex Rins” de este municipio bajoaragonés, Reyes Gimeno.

La entrega simbólica de la Cruz ha tenido lugar esta tarde en el transcurso del acto institucional de conmemoración del Día de San Jorge que la Diputación de Teruel celebra cada año con la presencia y participación de los dos vicepresidentes de la institución, Joaquín Juste y Luis Carlos Marquesán, así como buena parte de la Corporación provincial y los principales representantes de la vida política, social, económica y cultural de la provincia.

El acto ha servido también para recordar al recientemente fallecido Gonzalo Borrás que fue condecorado con la Cruz de San Jorge en el año 1979 y que presidió el Instituto de Estudios Turolenses, dependiente de la Diputación Provincial, desde 1985 hasta 1995.

En su intervención, el presidente de la Diputación de Teruel, Ramón Millán, ha agradecido en especial la dedicación de alcaldes y concejales a sabiendas del trabajo incansable que realizan día a día, motivo por el que les brinda cada año esta jornada. “Los que somos alcaldes o concejales sabemos lo que queremos para nuestro pueblo, sabemos las necesidades y demandas de nuestros vecinos, sabemos de las infraestructuras que necesitamos y también sabemos a quienes corresponde atenderlas”, comenzaba diciendo Millán para, a continuación, recordar que en esos casos “ahí está siempre la Diputación”.

Sin embargo, Millán ha recordado que los 236 pueblos de Teruel necesitan del empuje de todas y cada una de las instituciones. “No vale tirarnos los trastos de unos a otros porque la responsabilidad se asume y se demuestra a quien nos la da, que son los habitantes de la provincia” recordaba a los presentes.

Un sueño posible

Por eso, el presidente provincial ha querido insistir en la idea de que si todas las administraciones trabajan al unísono en pro de la provincia, es posible lograr el sueño que anhela desde el principio de la Legislatura.

Mi sueño es el de una provincia con buenas carreteras y bien conectada; una provincia capaz de generar empleo especialmente femenino para fijar la unidad familiar así como la incorporación de jóvenes que permita mantener los pueblos llenos de vida y de futuro; una provincia que no sea la primera en los cierres y la última en el asentamiento de industrias”, relataba. “Una provincia -proseguía- donde el sector primario vuelva a ser lo que fue, con las mismas oportunidades que el resto de provincias; una provincia puntera en aprovechamientos de recursos y en ese turismo sostenible compatible con actividades de todo tipo; en definitiva, una provincia modelo, atractiva y recuperada”, concluía.

El presidente de la Diputación Provincial de Teruel ha asegurado que ese sueño ha comenzado a gestarse porque el camino ha empezado a recorrerse, al menos desde la Diputación turolense.

Así, ha relatado algunas de las acciones políticas del mandato que ahora llega a su fin. “Hemos destinado una media de 25 millones de euros cada año a nuestros municipios; hemos desbloqueado un problema endémico en la provincia de sumo calado como era la falta de medios técnicos, humanos y de infraestructuras del servicio de extinción de incendios con la construcción de un cuarto parque, la convocatoria de 49 nuevas plazas de bomberos y una inversión millonaria en equipamientos y vehículos de última generación y hemos convocado la mayor oferta de empleo público de la historia de la Diputación con 66 nuevos puestos de trabajo”, explicaba Millán.

De igual forma, el presidente provincial ha citado como uno de los hitos de esta Legislatura, la creación de un nuevo programa de ayuda a los autónomos para ayudar a los pequeños negocios que permiten mantener un pueblo vivo y abierto evitando su despoblamiento; o el programa de creación de una red de postes de recarga de vehículos eléctricos poniendo de manifiesto la capacidad para trabajar a la vanguardia y en coordinación con las comarcas.

Finalmente ha citado el Plan de Empleo, el Plan de Concertación o el programa de generación de actividad económica en la provincia 113 SOS Teruel. “Por más que pese, éste ha sido el aliciente y acicate que se precisaba para activar las mentes y la actividad económica latente pero sobre todo para activar las políticas de otros al respecto, hasta ahora inexistentes”, subrayaba Ramón Millán.

Por último ha recordado que Teruel se ha convertido también en pionera en el respeto al medio ambiente al ser la segunda provincia de España en suscribir el Pacto Mundial de Naciones Unidas que implica la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Y por supuesto, -finalizaba- hemos colaborado a que el despoblamiento se haya convertido en una cuestión de Estado porque nuestra voz, la de Teruel, desde la Diputación Provincial ha sido en este sentido fuerte y clara; quejosa pero en positivo; crítica pero con alternativas factibles”.

En el plano personal, Ramón Millán ha recordado que ésta es una jornada significativa para él por cuanto ha decidido abandonar la política provincial y autonómica y dedicarse de lleno a su localidad natal, Castellote, de la que es alcalde desde hace 16 años. “Mi vocación es municipalista, localista, rural, territorial y por eso, he decidido dedicarme a ella en plenitud con una experiencia acumulada que me servirá de mucho en mi trabajo diario y por lo tanto, me servirá para mejorar Castellote”, ha concluído.

Share This