La Diputación Provincial de Teruel participa activamente en la cita

La Diputación Provincial de Teruel trabaja desde muy diversas perspectivas para mejorar la calidad de vida de todos los habitantes del territorio, atendiendo a las muy diversas perspectivas y particularidades que cada uno de los 236 municipios poseen para hacer de ellas potencialidades que les permitan un futuro lleno de oportunidades para sus ciudadanos.

Con ese objetivo y teniendo en consideración la gran cantidad de localidades existentes que podrían ser calificadas de municipios de montaña, la Oficina de Programas Europeos de la Institución provincial se ha desplazado a la ciudad de Vatra Dornei (Rumanía) para formar parte de la XI Convención Europea de las Montañas. Una cita de carácter bianual en la que se va a poner el foco en el patrimonio cultural que poseen este tipo de zonas geográficas y cómo difundir sus rasgos esenciales no solo a los habitantes de esos territorios sino también a la sociedad en general.

La XI Convención se ha celebrado desde este martes hasta el jueves y se han desplazado hasta allí el vicepresidente segundo de la Diputación Provincial de Teruel, Luis Carlos Marquesán, y la técnico de Programas Europeos, Laura Gascón. Una delegación que se ha completado a su vez con la presencia del cofundador de ‘Apadrina un olivo’, Alberto Alfonso Pordomingo.

Esta nueva cita tiene el objetivo no solo de acercar el patrimonio cultural de las zonas de montaña a todo el conjunto de la sociedad, sino que también profundizar en cómo ese patrimonio puede ser empleado como un activo para generar más atractivo en este tipo de territorios y también el futuro desarrollo socio económico sostenible. Todo ello con el fin último de aumentar el valor añadido y convertir el citado patrimonio en un motor de desarrollo para las zonas de montaña.

Durante las tres jornadas con un amplio programa previsto, todos los participantes de la XI Convención, entre los que se encuentran investigadores, representantes políticos y agentes de desarrollo, han obtenido una visión general de las estrategias y herramientas para mejorar el valor del patrimonio cultural en las zonas de montaña, muy especialmente en el contexto del Año Europeo del Patrimonio Cultural 2018. Asimismo, se han explorado las acciones puestas en marcha por los actores de montaña para mejorar el patrimonio cultural y aprovechar las oportunidades generadas, además de para desarrollar una estrategia conjunta para Euromontana.

Para el vicepresidente segundo de la Institución, estas citas “constituyen unos foros de conocimiento muy a tener en cuenta porque podemos conocer las acciones que se están llevando a cabo en otros rincones del continente y que pueden ser puestas en marcha en nuestra provincia”. De esta manera “podemos ver cómo ha sido el inicio de esas iniciativas, a qué problemas tuvieron que hacer frente, cuáles fueron los hitos conseguidos y qué dudas pueden surgir durante su implementación”.

PARTICIPACIÓN TUROLENSE

En lo que concierne a la participación turolense, Marquesán ha indicado que “también vamos a acercar iniciativas que están resultando un éxito en la provincia para que las conozcan, valoren y estudien si es factible ponerlas en marcha en algunos de los países que forman parte de la Convención”. “Venimos con la intención de aprender lo que se hace en otros lugares pero también con el propósito de difundir nuestras propias experiencias”, ha agregado.

Más concretamente, la participación turolense ha tenido lugar en la cuarta sesión específica de la cita, en la que se preguntan cómo puede ser el patrimonio cultural un activo para el desarrollo socio económico de las áreas de montaña. Para ello el cofundador de ‘Apadrina un olivo’, Alberto Alfonso Pordomingo, ha detallado el trabajo que realizan y la propia vivencia de una iniciativa que está cosechando un amplio peso específico en la provincia.

Además, la técnica de Programas Europeos ha moderado este jueves el diálogo dedicado a la transmisión de herencia cultural, valores e identidades a las generaciones más jóvenes. En resumen se ha abordado con detenimiento el diálogo intergeneracional que debe producirse para la comunicación de los valores relevantes de los territorios de montaña.

ASOCIACIÓN EUROMONTANA

Es una organización europea multisectorial para la cooperación y el desarrollo de los territorios de montaña. La asociación se fundó en 1996 como una organización científica sin ánimo de lucro con vocación internacional. En su constitución se estipula que la misión de la asociación será promover montañas vivas, el desarrollo sostenible e integrado y la calidad de vida en las zonas de montaña.

Euromontana reúne organizaciones regionales y nacionales de pueblos de montaña: organizaciones profesionales, especialmente agrícolas, centros de desarrollo rural, agencias medioambientales y de desarrollo, autoridades locales, institutos de investigación, etc. En total, son miembros unas 70 organizaciones de 14 países europeos, entre ellos España.

El campo de actuación de Euromontana se divide en cuatro tipos de acciones. Éstos son, en primer lugar, representar a las comunidades de montaña manteniendo un contacto regular con las instituciones europeas, gobiernos nacionales y organizaciones intergubernamentales, activos en el gobierno de las zonas de montaña, y realizando propuestas durante la revisión de las políticas europeas que tengan algún impacto en las zonas de montaña; fomentar los valores de las zonas de montaña y el valor añadido para Europa que representa la inversión sostenible en estas zonas organizando eventos y publicando artículos e informes; establecer una cooperación entre los pueblos de montaña desarrollando y gestionando proyectos europeos; y elaborar estudios que enriquecen la experiencia colectiva sobre la situación de las zonas de montaña y las medidas a tomar para su desarrollo sostenible.

Share This