Presentación de la nueva oficina técnica con Manuel Rando y el gerente de Tragsa en Teruel, Miguel Asensio, en el centro y el jefe de servicio y el diputado del Área de Nuevas Tecnologías, Luis Dalmau y Antonio Amador, y el gerente de la Unidad Territorial 2 de Tragsa a los lados.

La Diputación de Teruel va a poner en marcha de forma inmediata una oficina técnica para la incentivación del despliegue de las infraestructuras de banda ancha en las zonas blancas y grises de la provincia, dentro del proyecto “Conectamos Teruel”. El presidente Manuel Rando ha presentado esta mañana este servicio profesional, que prestará la empresa propia Tragsa a través de su filial Tragsatec bajo la dirección del Área de Nuevas Tecnologías y Administración Electrónica de la Diputación. El objetivo es estudiar el estado actual de despliegue de banda ancha en la provincia y cuáles son las posibilidades de actuación para poder extenderla lo más rápido posible y con los estándares más ambiciosos que la tecnología actual permite, con cobertura de 300 Mbps escalable a 1Gbps en todas aquellas localidades que tecnológicamente lo permitan.

Rando, que ha firmado el encargo por el que Tragsatec se hace cargo del desarrollo la oficina técnica con el gerente del Grupo Tragsa en la provincia de Teruel, Miguel Asensio, con la presencia del diputado de Nuevas Tecnologías y Administración Electrónica, Antonio Amador, y el gerente de la Unidad Territorial 2 de Tragsa, Rafael Calvo, ha explicado las razones de este paso en el “complicado” proceso de extensión de la fibra óptica en un escenario continuamente cambiante. “Queremos controlar todo el escenario en este sentido, saber qué es lo que se está haciendo en todos los ámbitos y en cuanto nos comuniquen cuál va a ser nuestra competencia, y teniendo en cuenta que tenemos un presupuesto de más de 4 millones de euros para este fin, saber hacia donde vamos a avanzar”, ha dicho.

El presidente de la institución provincial ha recordado que hace unas semanas el Gobierno de España, a través del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, solicitó participación para la implantación de la banda ancha y el desarrollo del 5G y ha anunciado que la DPT presentará un proyecto a través de esta oficina técnica. “Quieren identificar a quienes impulsen la transformación digital y la cohesión territorial al 100% de la población, con el desarrollo del 5G en las zonas poco pobladas, por lo que la provincia de Teruel es un marco idóneo de base o como territorio piloto”, ha dicho antes de asegurar que el proyecto debe estar terminado antes del 15 de febrero y, ante casos así, “es fundamental la ayuda externa por parte de expertos”.

Una vez establecidos los posibles ámbitos de actuación, que requieren el análisis de las infraestructuras actuales y de los proyectos previstos tanto de carácter público como privado, la oficina técnica desarrollará las acciones oportunas que permitan lograr el objetivo marcado dentro del marco legal establecido y atendiendo a la necesaria coordinación entre las diferentes administraciones para no solapar recursos humanos y económicos.

Con estas premisas, la oficina técnica de la Diputación de Teruel se encargará de tramitar el correspondiente expediente de contratación o subvención que sirva para incentivar la dotación y mantenimiento de infraestructura de telecomunicaciones en línea, en la medida de lo posible, con los objetivos, criterios, restricciones y consideraciones que establecen otras actuaciones como el Plan de Extensión de la Banda Ancha (PEBA) del Gobierno de España.

Según ha señalado el gerente de Tragsa en la provincia de Teruel, Miguel Asensio, “se va a prestar asesoramiento técnico en telecomunicaciónes, asesoramiento jurídico y legal en cuanto a los pasos a seguir, y todas las tramitaciones necesarias, facilitando y agilizando en ámbitos como los ambientales, para lograr el objetivo de la Diputación de Teruel”.

Manuel Rando (izquierda) firmando con Miguel Asensio.

El diputado delegado del Área de Nuevas Tecnologías y Administración electrónica ha señalado que, ante las acciones emprendidas por distintas administraciones, “se pretende unificar criterios, aprovechando lo que ya existe y poniendo todas las herramientas en común para conseguir la extensión de la banda ancha en toda la provincia”.

Dos fases

El proyecto se dividirá en dos fases que se irán ejecutando en base a los recursos disponibles o según los factores legales. La primera fase es la de estudio y tramitación del expediente correspondiente en base al margen de actuación posible. El objetivo es componer el expediente y su tramitación con los servicios de asesoramiento necesarios hasta la resolución del mismo.

La segunda fase del proyecto es la del control y seguimiento de la ejecución de lo trabajos de extensión de banda ancha que se contemplan en las condiciones del expediente. La oficina técnica se encargará de vigilar la adecuada ejecución, de acuerdo a la oferta presentada.

Para el desarrollo de ambas fases y la correcta prestación el servicio se contempla como necesario que la Oficina Técnica de Apoyo esté compuesta por los siguientes perfiles: director de oficina, asesor técnico de telecomunicaciones, administrativo y asesor legal especializado en el ámbito de las telecomunicaciones y en la contratación, entre otros.

El plazo de ejecución de los trabajos tendrán una duración de 8,5 meses con un coste de 193.048 euros a cargo del Fondo de Inversiones de Teruel (FITE) del 2019.


MANUEL RANDO. Presidente de la Diputación de Teruel

ANTONIO AMADOR. Diputado de Nuevas Tecnologías y Administración Electrónica

Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT exclusivo para gestión de estadísticas de uso. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar