LA DIPUTACION DE TERUEL CONCEDE LA CRUZ DE SAN JORGE A LA COMUNIDAD RELIGIOSA DE TERCIARIOS CAPUCHINOS AMIGONIANOS

LA DIPUTACION DE TERUEL CONCEDE LA CRUZ DE SAN JORGE A LA COMUNIDAD RELIGIOSA DE TERCIARIOS CAPUCHINOS AMIGONIANOS

La Diputación de Teruel ha aprobado en pleno la concesión de la Cruz de San Jorge, en su edición de 2010, a la comunidad religiosa de Terciarios Capuchinos Amigonianos por la brillante y dilatada labor social realizada en nuestra provincia. Dicha distinción se concede en el marco del centenario de la fundación del Colegio San Nicolás de Bari de Teruel, un centro que ha pasado por distintas etapas pero que siempre ha tenido como objetivo la atención, ya fuera formativa o asistencial, de las personas más desfavorecidas de la sociedad.
En sus orígenes, y durante varias décadas, la ocupación fundamental del citado Colegio fue acoger a niños huérfanos turolenses y educarlos en un oficio y profesión. Tras sufrir diversas transformaciones en su fines y usos, desde el año 2001 el centro ofrece nuevas actividades deportivas, educativas, ocupacionales, de ocio o de tiempo libre. También se continúan organizando cursos formativos en los que participan personas con riesgo de exclusión social o algún tipo de minusvalía. Asimismo, Cáritas lleva a cabo en el Colegio San Nicolás de Bari tareas de reciclaje de ropa y talleres que fomentan la integración e inserción sociolaboral.
Conviene recordar finalmente que la comunidad religiosa de los Terciarios Capuchinos Amigonianos nació con la idea de cuidar y educar a los marginados de la sociedad. Un propósito que han cumplido con creces en Teruel durante más de cien años. Por otra parte, el edificio que alberga su sede fue catalogado en 2008 como Bien del Patrimonio Cultural Aragonés.
BREVE HISTORIA DE UNA INTENSA VOCACION FORMATIVA Y ASISTENCIAL
La historia del Colegio San Nicolás de Bari de Teruel es la crónica de una intensa vocación formativa y asistencial. No en vano, salvo en momentos muy puntuales de su centenaria trayectoria, dicho centro ha servido como elemento generador de una variada serie de iniciativas docentes y de ayuda a los turolenses más necesitados.
El citado Colegio fue fundado en 1909 por Dolores Romero y Arano, quien lo dedicó a la memoria de su padre, llamado Nicolás. Sus primeros gestores fueron los Hermanos de La Salle pero, ya desde 1910 y hasta el momento actual, se hicieron cargo del mismo los Terciarios Capuchinos Amigonianos. Inicialmente, la finalidad de centro era acoger a los niños huérfanos procedentes de los pueblos de la Sierra de Albarracín de donde descendía la fundadora y formarlos en un oficio, aunque pronto se ampliaría esa labor a toda la provincia. En 1936, año en que falleció la fundadora, se estima que alrededor de 1.500 alumnos habían pasado ya por las aulas del Colegio y recibido educación gratuita.
Durante la guerra civil española, el Colegio fue reconvertido en Hospital militar por ambos bandos. No será hasta 1944 cuando el centro recupere completamente su función educativa, instaurándose en 1948 la enseñanza primaria, la formación profesional y diversos talleres.
A lo largo de la década de los años 60, el Colegio San Nicolás de Bari se convirtió en seminario para los Terciarios Capuchinos, preparándose a los alumnos para realizar el noviciado además de favorecer su reinserción social. Es una época en la que, poco a poco, el centro moderniza y renueva sus instalaciones.
Los años 70 vienen marcados por dos fenómenos que afectan a la viabilidad del Colegio: la despoblación de la provincia y la apertura de nuevos centros públicos para estudiar el Bachillerato. También hay una grave crisis de vocaciones religiosas. Se produce, por tanto, un cambio significativo: se aceptan alumnos residentes que fijan su habitación en el colegio aunque no realicen allí sus estudios. En 1978, el Colegio San Nicolás de Bari se fusiona con el Colegio Seminario de Las Viñas.
En la década de los años 90 del pasado siglo, el Colegio pasará a acoger a los transeúntes mediante un acuerdo con el Ayuntamiento de Teruel. También albergará una escuela taller que impartiría especialidades de jardinería, carpintería, pintura, forja y albañilería.
El año 2001 marca un nuevo impulso y orientación del citado centro, ofreciendo el Colegio sus instalaciones para la realización de actividades deportivas, educativas, ocupacionales, de ocio y tiempo libre. Asimismo, Ayuntamiento de Teruel e INAEM continúan organizando desde dicha fecha cursos para alumnos con riesgo de inclusión social o personas con algún tipo de minusvalía. También Cáritas se encuentra implicada en talleres de reciclaje de ropa y otras iniciativas ocupacionales para fomentar la integración e inserción sociolaboral de quienes participan en los mismos.
En la actualidad, la comunidad amigoniana de San Nicolás la integran cuatro personas y su director es el Padre José Narbona.
MEJORA DE LOS ACCESOS A LA ESTACION DE ESQUI DE VALDELINARES
El pleno de la Diputación de Teruel ha aprobado la firma del convenio con Nieve de Teruel S.A., que permitirá realizar la modificación y mejora del acceso a la estación de esquí de Valdelinares. El proyecto contempla el cambio del trazado de las pista forestal actual desde la recta de llegada a la estación de esquí -antes de la entrada del primer aparcamiento- hasta el Collado de la Gitana. El acuerdo incluye una aportación económica de 1.400.000 euros, financiada por Nieve de Teruel S.A., mientras Diputación de Teruel realizará toda la parte técnica del proyecto, así como la tramitación administrativa que facilite la declaración de interés público de la mejora de este acceso al centro invernal de la sierra de Gúdar.
Este convenio viene a sumarse a la amplia colaboración que mantienen la institución provincial y Nieve de Teruel S.A., para mejorar los accesos a las dos estaciones de esquí de Valdelinares y Javalambre.
230.000 EUROS PARA PROGRAMAS DE BIENESTAR SOCIAL
En materia de Bienestar Social, el Pleno ha aprobado las bases reguladoras de la concesión de subvenciones para el desarrollo de diferentes programas y actividades durante 2010. Unas acciones que tienen un presupuesto global de 230.000 euros y que consisten en el apoyo de la Diputación de Teruel a las residencias y viviendas tuteladas para la Tercera edad, a los discapacitados físicos y psíquicos, a los enfermos de Alzheimer, fibromialgia y otras dolencias y a diversos servicios de acción social.
La Diputación de Teruel va a continuar su política de respaldo al sector ganadero de la provincia mediante distintos convenios de colaboración. Se trata, a través de un variado conjunto de iniciativas, de sumar esfuerzos en beneficio de un sector clave en el sostenimiento socioeconómico del medio rural de nuestra provincia y que contribuye de manera fundamental a la fijación de la población en el territorio.
En esa línea de trabajo, el Pleno ha acordado financiar actividades de las asociaciones nacionales de ganaderos de ovino de las razas ojinegra (Agroji), cartera (Angorca) y maellana (Arama). Igualmente contribuirá económica y técnicamente a la labor que desarrollan la Asociación de ganaderos de raza merina de los Montes Universales (Amermu) y la Asociación avícola de criadores de gallina serrana de Teruel. También la Diputación de Teruel tiene previsto la firma de un acuerdo para el desarrollo de la inseminación artificial cunícola en la provincia, así como con la Cooperativa provincial lechera «Los Amantes». Finalmente, se aprobarán los Programas de mejora genética ovina de las razas cartera, maellana y ojinegra en la provincia de Teruel para el periodo 2010-2011.
Igualmente el Pleno de la Diputación de Teruel ha dado el visto bueno a la organización del XXVII Encuentro provincial de Bandas de Música, la convocatoria de la campaña cultural de Música y Teatro 2010 para grupos de Teruel, así como los convenios de colaboración relativos a la realización de los programas: «Red Aragonesa de Espacios Escénicos» y «Circuito de Artes Escénicas y Musicales en Aragón». Finalmente el Pleno ha aceptado de la donación de obra artística del pintor Alejandro Cañada, que pasará a formar parte de las colecciones del Museo de Teruel.
La Corporación provincial ha aprobado las bases por la que se regirá la convocatoria de subvenciones para que ayuntamientos y comarcas puedan realizar un inventario de bienes y derechos actualizado. Una línea de ayudas inscrita en el convenio marco de teleadministración que impulsa la Diputación de Teruel y a la que tiene previsto destinar la cantidad de 36.000 euros. También ha sido ratificado el reglamento por el que se establece la utilización de los sistemas informáticos y redes de comunicación para usuarios de la red corporativa de la DPT. Un reglamento que pretende servir como herramienta de gestión y de uso cotidiano en todos los ámbitos de la institución.
Finalmente, y dentro del permanente respaldo asistencial de la Diputación de Teruel a la labor de los municipios, hay que resaltar la aprobación de ayudas a la creación de plazas de auxiliares administrativos en Ayuntamientos de la provincia. Una medida destinada a localidades de menos de 801 habitantes y que supone que la DPT sufragará un porcentaje del coste salarial de las plazas creadas. Todo ello en aras a mejorar el funcionamiento burocrático de los municipios de menor población
Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar