Con este estudio la Diputación de Teruel quiere contribuir a que los ayuntamientos de la provincia puedan reducir la factura eléctrica y, por tanto, el gasto corriente municipal. En la presentación del estudio ha participado el diputado delegado de Desarrollo Territorial, Julio Esteban, y Cristina Forastieri, técnico de la empresa GEOFORESTA, responsable de este trabajo. El departamento de Desarrollo Territorial colaborará con los ayuntamientos, que así lo demanden, ampliando información sobre este trabajo, mostrando ejemplos prácticos en los que la aplicación de medidas correctoras haya favorecido la eficiencia y el ahorro energético planteado inicialmente, o aconsejando sobre que estrategia deben de seguir en su municipio.
CONCLUSIONES DEL ESTUDIO SOBRE EFICIENCIA ENERGETICA EN LA PROVINCIA DE TERUEL
El estudio realiza un diagnóstico en 11 localidades turolenses: Híjar, Cella, Mosqueruela, Escucha, San Martín del Río, Foz Calanda, Cantavieja, San Agustín, Visiedo, Torralba de los Sisones y La Portellada. El primer avance se realiza sobre el edificio del ayuntamiento, otros edificios municipales y alumbrado público en localidades menores de 500 habitantes. La primera conclusión que se extrae es que no es necesaria la realización de una auditoría energética porque sus ahorros en valores absolutos es mínimo. El segundo avance se centra en municipios de más de 500 habitantes donde sí aconseja la realización de una auditoría energética porque en este caso los ahorros económicos estimados son relevantes.
PROPUESTAS DE AHORRO ENERGETICO
El estudio plantea finalmente diferentes medidas de ahorro energético aplicadas a la iluminación interior, alumbrado público, climatización, agua caliente sanitaria, equipos ofimáticos, ascensores y escaleras mecánicas.
Medidas de ahorro en iluminación interior
Entre las medidas de ahorro que el estudio plantea en el caso de la iluminación interior destaca la sustitución de lámparas incandescentes convencionales por
lámparas de bajo consumo, sustitución de halógenos dicroicos (es un tipo de reflectante) por halógenos eficientes. En esta línea enmarca el cambio de fluorescentes convencionales por eficientes y el cambio de balastos electromagnéticos de lámparas fluorescentes por balastos electrónicos. Así mismo recomienda la instalación de interruptores temporales en aseos y detectores de presencia en pasillos y zonas de paso. Estos sistemas combinados permiten ahorrar más de un 50% de energía.
Medidas de ahorro en alumbrado público
Dado el elevado número de horas de funcionamiento que el alumbrado público precisa, es necesario actuar sobre este aspecto especialmente. Para ello se establecen una serie de mejoras que buscan reducir el consumo eléctrico, como el cambio de lámparas de vapor de mercurio por lámparas de vapor de sodio de alta presión. Propone, también, la instalación de reflector en luminarias y cambio de la lámpara por otra de menor potencia. Aconseja, por otra parte, regular el nivel de iluminación, así como, controlar el encendido y apagado de las lámparas, bien a través de reloj analógico, célula fotoeléctrica o reloj astronómico. En esta línea propone la instalación de un sistema de telegestión en cada centro de mando. El estudio concluye que para una mayor eficiencia y ahorro energético es fundamental realizar los preceptivos trabajos de mantenimiento y conservación.
Medidas de ahorro en climatización
Las medidas que propone el estudio parten de la instalación de un buen material aislante en la composición de los cerramientos exteriores del edificio. Por ello subraya la importancia de poner ventanas de doble acristalamiento, o ventanas dobles, colocar burletes en puertas y ventanas, aislar adecuadamente la red de tuberías de distribución, usar protecciones solares para las ventanas (28% de ahorro en los equipos de refrigeración), utilizar elementos de sombreamiento (15 y 20% de equipos de refrigeración); y utilizar equipos, tales como ordenadores, impresoras, luminarias eficientes disminuyendo el consumo por radiación, para así reducir el consumo de los equipos de refrigeración. También propone el cambio de caldera, en el caso que así sea necesario, por una que garantice un mayor ahorro, la instalación de válvulas termostáticas y de un sistema de zonificación.
Medidas de ahorro en agua caliente sanitaria
Se puede reducir el caudal y temperatura del agua, adoptando medidas de control de gasto de agua con la instalación de grifos con pulsador, detectores de manos o perlizadores (elementos que dan lugar a una mezcla de agua y aire, disminuyendo el caudal y manteniendo la presión, y que permiten alcanzar un 40% de ahorro).
Medidas de ahorro en equipos ofimáticos
Está demostrado que la sustitución del ordenador de sobremesa por un ordenador portátil reduce considerablemente el consumo, al igual que sustituir la pantalla convencional de ordenador por una pantalla LCD, tecnología que proporciona alta resolución y requiere poco energía (37% de ahorro en funcionamiento y un 40% en modo stand-by). Otra propuesta de ahorro es la instalación de sistemas reguladores como las regletas eliminadoras del stand-by. Se trata de instrumentos donde se pueden conectar los diversos equipos y que permiten la desconexión completa de los mismos, evitando los consumos «fantasma».
Medidas de ahorro en ascensores y/o escaleras mecánicas
Las medidas que plantea el estudio se centran en la utilización de equipos eficientes gracias a la instalación de variadores de frecuencia en el motor del ascensor o escalera mecánica. De esta forma los ascensores arrancan y frenan progresivamente reduciendo el pico de consumo del motor y pueden proporcionar ahorros entre un 3 % y un 35 %. EL cambio del ascensor eléctrico de tracción o el hidráulico por un ascensor de tracción vertical permite alcanzar ahorros entre un 25 % y un 40 % frente a los ascensores eléctricos de tracción y hasta un 60 % frente a los hidráulicos. Aconseja, por último, la instalación de sistemas de control de ascensores y sensores de presencia en escaleras mecánicas.
Medidas de ahorro en motores y bombas
Adopción de hábitos adecuados:
En este caso la medida a aplicar a un sistema de bombeo es sustituir el sistema de volumen constante por un sistema de volumen variable, que permite ajustar el caudal en función de la demanda energética de los equipos. Para ello, deben adoptarse conjuntamente dos medidas: Instalar variadores de frecuencia y válvulas de dos vías. Con esta medida se pueden obtener ahorros hasta del 40 %.
Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar