Cada ayuntamiento puede destinarlo al uso que considere oportuno

Cada ayuntamiento puede destinarlo al uso que considere oportuno

Esta medida, implantada desde el año 2013, tiene por objeto aliviar la tesorería de los distintos ayuntamientos de la provincia, además de agilizar el pago a proveedores. Unas cantidades que cada consistorio puede destinar al uso que considere necesario, lo que constituye un balón de oxigeno para garantizar la prestación de servicios y el bienestar de todos los ciudadanos que viven en la provincia.
La diputada delegada de Economía, Emma Buj, ha destacado la importancia de la medida “porque supone una inyección muy importante a los ayuntamientos para garantizar su funcionamiento diario y para afrontar sus obligaciones de tesorería más inminentes”.
Con esta política puesta en marcha por la Diputación Provincial de Teruel en el año 2013 se pone de relieve, ha resaltado Buj “el compromiso de la institución con todos los municipios de la provincia, más en este período de dificultades económicas que nos ha tocado vivir en esta legislatura”. Aún así, ha añadido, “hemos realizado un esfuerzo sostenido muy importante que ha permitido que las diferentes localidades turolenses hayan podido sufragar sus gastos en estos tres años”.
En definitiva, la tercera edición del Plan de Concertación sirve como prueba palpable de la iniciativa claramente municipalista puesta en marcha por la Diputación Provincial de Teruel. Una acción que evidencia la filosofía de trabajo de la institución, que no es otra que funcionar como un auténtico Ayuntamiento de Ayuntamientos.
Share This