Javier Lambán y Ramón Millán, en comparecencia pública ante los medios.

Javier Lambán y Ramón Millán, en comparecencia pública ante los medios.

La Diputación Provincial de Teruel y el Gobierno de Aragón han celebrado este lunes su primer encuentro oficial de la legislatura. Los presidentes de ambas instituciones, Ramón Millán y Javier Lambán, respectivamente, han abordado los principales problemas que presenta la provincia turolense.
En este sentido, Millán ha mostrado su preocupación por la despoblación, una de las principales problemáticas que castiga a la zona. Por ello, tanto el presidente de la DPT como Lambán se han comprometido a buscar mejoras en la financiación que permitan abordar este tema.
“Tenemos que aunar esfuerzos para mejorar la financiación de los entes locales, de las diputaciones provinciales y de la propia Comunidad Autónoma”, ha explicado el presidente aragonés. Por su parte, Millán ha sido más exigente y ha apostado por “una nueva fórmula de financiación, porque desde que desaparecieron los planes de obras y servicios las diputaciones están muy mermadas”. En este sentido, el presidente de la DPT ha abogado que se haga o bien a través del Fondo de Inversiones de Teruelo como “considere oportuno el Gobierno de Aragón”.
Las consecuencias de la despoblación del medio rural aragonés es otro de los problemas que se ha abordado y que aqueja a parte de las tres provincias. Por ello, Lambán ha hecho un reconocimiento de la figura de Inversión Territorial Integrada (ITI) “que vinculará a la Diputación General de Aragón para que destine 26 de los cerca de 200 millones de los fondos Feder de la Comunidad a proyectos vinculados a Teruel”. Millán, por su parte, ha recordado que las comarcas turolenses que acusan mayores problemas derivados de la despoblación son las de Jiloca, Maestrazgo y Albarracín.
Los presidentes del Gobierno de Aragón y de la Diputación de Teruel también han coincidido en la necesidad de resolver el problema de la financiación y reparto competencial, tanto de los entes locales como de las comunidades autónomas, que afecta al mantenimiento de servicios como los de bomberos y de carreteras, evitando duplicidades.
En el caso de la Ley de Extinción de Incendios, aprobada durante la pasada legislatura en las Cortes, Lambán ha señalado que “existe una disfunción que tendrá que corregirse al haberse legislado sin incluir la necesaria aportación de fondos para su prestación”. Millán ha coincidido en que éste “es un servicio básico que creemos que debe ser único del Gobierno de Aragón y evitar duplicidades en las competencias”.
Igualmente, el mantenimiento de las vías de comunicación debería ser, según ambos presidentes, una competencia a prestar por la Comunidad autónoma, aunque ahora tampoco disponga de fondos suficientes. En este sentido, Millán ha recordado que la provincia turolense tiene más de 1.500 kilómetros de carreteras en mal estado.
Asimismo, Millán ha querido agradecer públicamente a Lambán y todo el Ejecutivo aragonés “por el trato excelente que están teniendo con la provincia turolense con el asunto de las desigualdades de la PAC”. En este sentido, Millán ha señalado que el Gobierno está trabajando para corregir esas desigualdades.
Por último, Javier Lambán ha defendido que instituciones supramunicipales como las diputaciones provinciales trabajen en beneficio de los ayuntamientos “que son instituciones nucleares” de la arquitectura institucional y que suplan la deficiencia de tamaño de la mayoría de los consistorios aragoneses. En la voluntad para trabajar conjuntamente en esta dirección, el presidente de Aragón se ha comprometido a devolver la visita al presidente de la Diputación de Teruel.
Share This