Imagen de la exposición “Picasso y Aragón. Goya, Gargallo, Buñuel”.

El Museo Provincial de Teruel ha ofrecido a los colegios de la provincia la posibilidad de realizar visitas escolares guiadas a la exposición “Picasso y Aragón. Goya-Gargallo-Buñuel” entre el 1 de febrero y el 18 de marzo. Tras la comunicación enviada la semana pasada por carta a los centros escolares, ya se están empezando a recibir las primeras reservas.

Las visitas están dirigidas a alumnos de 5º y 6º de Primaria y 1º a 4º de la ESO. La duración será de una hora y cada uno de los grupos no podrá exceder de 25 alumnos. Se han establecido los siguientes horarios: el lunes de 9 a 10 horas y de 10 a 11; y de martes a viernes de 9 a 10 horas, de 10 a 11, de 11.30 a 12.30 y de 12.30 a 13.30. También existe la posibilidad de concertar visitas en horario de tarde.

Los colegios interesados en participar en la actividad se pueden poner en contacto con el Museo para reservar fechas y horarios a través del teléfono 978 60 01 50. Todos los asistentes a las visitas deberán llevar mascarillas y seguir las instrucciones del personal.

La muestra, que se exhibe en las salas de exposiciones temporales del Museo hasta el 20 de marzo, estudia el encuentro del artista con el territorio de Aragón, a través de sus lazos con Pablo Gargallo, Francisco de Goya y Luis Buñuel. Es un proyecto dirigido por Emmanuel Guigon que presenta 126 obras y 2 piezas audiovisuales, seleccionadas de diversos museos y colecciones privadas.

La relación de Picasso y Aragón se establece en numerosas referencias en sus dibujos, pinturas y grabados, sin embargo, según valora Guigon, existen pocos elementos sobre la presencia del pintor en la región. Goya, Gargallo y Buñuel se unen con Picasso y con Aragón desde lugares e historias muy distintas. Si Goya fue un maestro en un sentido holístico, Gargallo lo acompañó en sus primeros y decisivos pasos como pintor. Por otro lado, el pintor malagueño compartió con Buñuel el espíritu de una época y una ciudad, París, así como un extenso círculo de amigos, pues trazar una red de amistades fue siempre para Picasso una necesidad vital y espiritual, imprescindible para entender su vida y su obra como un todo en constante regurgitación.

La colaboración científica de Malén Gual, Laurence Madeline, Jèssica Jaques, Chus Tudelilla y Javier Herrera en el catálogo ha aportado contribuciones inéditas al estudio de la obra de Picasso y Aragón, una tierra donde se cruzan vivencias diversas con estos tres autores esenciales que, de una u otra manera, con mayor y menor intensidad, formaron parte de su vida.

Comparte