Esta iniciativa forma parte del proyecto europeo “Artec”

La región rumana de Transilvania ha sido la nueva parada del proyecto europeo ARTEC (Arte, Redescubrimiento, Tradiciones, Ecléctico, Contemporáneo) en donde en la pasada semana han participado dos artesanos aragoneses en un campo de trabajo en el Castillo de Banffy. Allí han profundizado en las labores de restauración y artísticas con vistas a mejorar sus capacitaciones en la materia, complementando así la labor formativa que ya realizaron el pasado mes de marzo en la “Semana Creativa de Mirambel”.

En esa localidad del Maestrazgo turolense un total de catorce artistas pudieron convivir y conocer con mayor detenimiento la labor que desarrollan un buen número de artesanos locales, estableciendo sinergias entre los profesionales allí reunidos y los estudiantes o graduados en formación artística.

De ellos, Adoración Buñuel, ceramista del municipio de Castellote, y David Mediel, carpintero zaragozano, han participado durante la pasada semana en un campo de trabajo en Transilvania en el que se han formado con profesionales rumanos en materias relativas a la restauración y al arte. Una tarea que se complementa con las labores que se están acometiendo para la reutilización del Castillo de Banffy como elemento patrimonial destacado para su futuro uso como centro artístico y artesanal.

Hasta allí se han desplazado a su vez la técnico de la Comarca del Maestrazgo, Sofía Sánchez, que ha comprobado en primera persona los avances del proyecto y también las labores que están realizando los dos participantes de la delegación turolense.

Según ha destacado el director de la Oficina de Proyectos Europeos, “la labor formativa es siempre una tarea muy a tener en cuenta para mejorar la capacitación de nuestras gentes, aumentar las posibilidades que disponen en el presente y poder combatir la despoblación con mayores posibilidades de éxito”. En ese sentido ha añadido que “en Teruel y en Aragón disponemos de unos grandes profesionales que se merecen cuantas iniciativas sean necesarias para que saquen provecho de todo su potencial”.

Proyecto ARTEC

El proyecto ARTEC ha fijado su punto de vista en diversos sectores poblaciones de la provincia, todos ellos con intereses artísticos. Gracias a él, un total de siete estudiantes de la Escuela de Artes del Grado Superior en Proyectos y Dirección de Obras de Decoración de la capital tuvieron la posibilidad de participar en el concurso de ideas de índole internacional organizado por ARTEC y cuyo objetivo era diseñar un proyecto de reutilización adaptativa del Castillo Banffy, preservando la integridad del espacio arquitectónico y usándolo como centro artístico y artesanal, con emplazamientos de exposición y otros multifuncionales. Tal fue la calidad de los proyectos presentados que dos de las estudiantes, Mirella Fuentes Ibáñez y Clara Soriano Casas, fueron reconocidas por la originalidad de los trabajos presentados.

Junto a esta actividad y a la “Semana Creativa” de Mirambel, tres propuestas más se han desarrollado hasta la fecha con motivo de ARTEC. La primera de ellas consistió en una visita recreada al Castillo de Alcañiz, a la que asistieron un total de cuarenta alumnos, además de padres y profesores, y en la que pudieron conocer la historia de los Calatravos que habitaron el Castillo, además de las leyendas de lo que hoy es el Parador de Alcañiz; la segunda fue el monólogo celebrado en Cantavieja en la que se simulaba la visita del general Cabrera y que fue un rotundo éxito de crítica y público; y la tercera consistió en la exposición que estuvo presente en la Escuela de Artes de Teruel el pasado diciembre para profundizar en el proyecto ARTEC y en las diferentes propuestas presentadas, con especial interés en la ganadora y en las de los alumnos turolenses.

Con respecto al proyecto ARTEC, Luis Muñoz ha resaltado que “hemos realizado iniciativas muy diversas para que pudieran participar del mismo el mayor número de gente posible con inquietudes artísticas”. Más concretamente ha especificado que “dedicar el esfuerzo a los más jóvenes, también a aquellos que actualmente se encuentran cursando estudios de Bellas Artes y también a los profesionales artesanos nos hace asegurar que el programa europeo que nació con objetivos muy ambiciosos es hoy un rotundo éxito”.

Share This