ALUMNOS DE SEXTO PRIMARIA EXPONEN SUS IDEAS PARA MEJORAR LA PROVINCIA DE TERUEL EN UN PLENO INFANTIL

ALUMNOS DE SEXTO PRIMARIA EXPONEN SUS IDEAS PARA MEJORAR LA PROVINCIA DE TERUEL EN UN PLENO INFANTIL

La Diputación de Teruel ha celebrado un Pleno Infantil en el que han participado alumnos y alumnas pertenecientes a centros de enseñanza de la provincia. En el transcurso del pleno, en el que los escolares ejercen por un día como diputados provinciales, cada colegio propone acciones encaminadas a mejorar la calidad de vida de los habitantes de su zona o del conjunto de la provincia. El Pleno Infantil ha estado presidido por el Presidente de la Diputación de Teruel, Antonio Arrufat, al que ha acompañado el Vicepresidente 1º Inocencio Martínez. Una vez finalizado el pleno, los alumnos y sus familias visitan Dinópolis.
El Pleno Infantil se enmarca dentro de las “Jornadas de Puertas Abiertas” que la Diputación de Teruel viene celebrando desde el pasado jueves, 15 de abril, y que finalizan el próximo día 22. A lo largo de esta semana, 550 alumnos y 80 profesores de 11 centros educativos de la provincia, están conociendo los diferentes servicios de la Diputación de Teruel y proyectos emblemáticos de la provincia como Dinópolis y Motorland. A través de esta iniciativa, que cumple su décima edición, la institución provincial pretende que la sociedad turolense en su conjunto, y en especial los más jóvenes, conozcan mejor la función y las actividades que lleva a cabo la institución provincial como auténtico Ayuntamiento de Ayuntamientos.
PROPUESTAS DE LOS JOVENES DIPUTADOS PROVINCIALES
Comarca Comunidad de Teruel
Teruel
Diana Navarro, del colegio La Salle de Teruel, centra su propuesta en el cuidado de los pueblos y ciudades, especialmente, en el ámbito de la limpieza. No entiende, explica, a la gente que tira los papeles al suelo. Esta es la razón por la que, a su juicio, Teruel es una de las ciudades más sucias de España, un hecho que “nos pone en evidencia delante de los turistas” Su propuesta es rotunda: “poner más papeleras y más sanciones a quien no cumpla”
Tania Mor, del colegio La Salle se fija en la dinamización del ocio no sólo enfocado en los más jóvenes, sino también en los adultos. Para él es fundamental crear un centro comercial y de ocio que crearía puestos de trabajo, sería un centro de diversión y, finalmente, evitaría las compras fuera de la ciudad.
A Gabriel Vivas Gómez, del colegio La Salle le preocupa la falta de árboles. En su propuesta recuerda los beneficios que aporta la vegetación y como contribuye y fomenta la fertilidad del suelo. En su exposición recuerda que Teruel cuenta con el Paseo Fluvial del Turia pero en él que echa de menos, precisamente eso, los árboles. Sin ellos se facilita la erosión tan perjudicial para el entorno de la ciudad, como él ha comprobado en Castralvo, camino de Fuente Cerrada, La Muela, carretera de Villaspesa, Tortajada y Zaragoza.
Cristina García Domínguez, del colegio La Salle entiende que para garantizar el futuro de esta provincia es fundamental aumentar la oferta universitaria. En su propuesta defiende que, de esta manera, los jóvenes fijarán población, e incluso, mejorando las comunicaciones -un tren directo con Madrid- estudiantes de otros puntos de España elegirían Teruel para formarse aquí.
Villarquemado-Santa Eulalia
Dounia Farah, alumna del CRA Villarquemado-Santa Eulalia, describe en su intervención la comarca Comunidad de Teruel. Aporta datos históricos, demográficos y describe la peculiar situación de esta parte de la provincia de Teruel: pequeños pueblos, junto a la realidad de la capital de la provincia. Lo mejor que ha ocurrido en los últimos años, en su opinión, es la mejora de las carreteras, lo que facilita la comunicación de estos dos mundos tan próximos.
Natalia Torres, de Villarquemado, propone mejorar el transporte público de los pueblos más pequeños a aquellos que disponen de servicios básicos como Centro de Salud, Instituto de Enseñanza Secundario o asistente social. A esta necesidad, une otras como la protección medioambiental, una vez que se ha recuperado la laguna del Cañizar en Villarquemado. En este sentido, plantea la instalación de prismáticos para observar la fauna del entorno, bancos y papeleras.
Asunción Martín, de Santa Eulalia del Campo, subraya las nuevas instalaciones y mejoras de infraestructuras municipales realizadas en su pueblo; sin embargo, entiende que su mantenimiento es excesivamente costoso para el ayuntamiento de este municipio. Por ello pide a la Diputación de Teruel que ayude a los ayuntamientos en las obras que son necesarias para todo el pueblo y que no las pueden pagar ellos solos. Asunción concluye su propuesta sugiriendo que “en tiempos de crisis, cuando falta el dinero, éste hay que dirigirlo donde más se necesita y mejor se gestiona”.
Hajar Jeblaoui, vive en Alba del Campo. Le gusta su pueblo porque es pequeño y muy familiar. Pero, echa de menos más niños y niñas con los que jugar y hacer amigos. Para ella es fundamental viviendas con alquileres más bajos y trabajo para sus padres. En su propuesta también destaca la necesidad de crear una biblioteca pública. A ella le gusta mucho leer. Por último demanda la mejora de algunos entornos que pueden ser peligrosos para los niños, como una balsa, cuyo vallado se encuentra muy deteriorado.
Comarca del Jiloca
Miguel Latorre, tiene una propuesta clara que plantear a la presidencia de la Diputación de Teruel: mejorar las instalaciones del IES “Valle del Jiloca” de Calamocha. Construir un gimnasio o arreglar la calefacción son medidas urgentes que, a su juicio, hay que abordar sin dilación. De igual manera, considera poco admisible las aulas móviles que existen en su centro escolar “Ricardo Mallén”. Pero, el alumno de este centro escolar, subraya, además una serie de mejoras que considera fundamentales para mejorar la calidad de vida en Calamocha. Así indica la necesaria terminación de la piscina climatizada, ampliar las actividades del teatro municipal, mejorar los horarios e iluminación del parque de la localidad y, finalmente, acondicionar el asfaltado de las calles.
Alicia Benhamou, demuestra conocer muy bien el olor que provoca el purín de las granjas de porcino instaladas en su comarca. Entiende que esta es la parte negativa de una industria, la cárnica, que le ha permitido vivir en esa parte de la provincia de Teruel. Demanda instalaciones para el tratamiento de purines como solución a este problema y demuestra conocer el problema que sufre el Jiloca con el cierre temporal de la empresa Pelbor y la definitiva de Los González de Monreal del Campo. Alicia, insiste en buscar soluciones y reflotar las empresas cárnicas, ahora en crisis, porque esta será fundamental para generar nuevos yacimientos de empleo.
Martín León, alumno del centro “Ricardo Mallén”, recuerda que la comarca del Jiloca ha estado vertebrada por el ferrocarril, con numerosas infraestructuras que le concedieron singularidad con respecto a otros trazados. En este repaso incluye la desaparecida línea Caminreal – Calatayud, una línea para la que reclama un nuevo uso y, este es, transformarla en vía verde que incentive en turismo en la comarca.
Por último, Jorge Antonio Villalta, alumnos del centro “Ricardo Mallén” de Calamocha, considera fundamental mejorar las carreteras de la comarca. Así mismo incluye en su propuesta ampliar la nómina de médicos y enfermeros de los pequeños y grandes. A su juicio, el número actual es insuficiente y esta circunstancia perjudica a los vecinos de los municipios de la comarca del Jiloca.
Comarca del Maestrazgo
Aitor Campos, es de La Iglesuela del Cid y estudia en el CRA “Alto Maestrazgo” situado en Cantavieja. Su propuesta se centra en tres aspectos: el aprovechamiento del bosque, la recuperación de los mataderos municipales y la mejora de la telefonía móvil y el acceso a las nuevas tecnologías con la implantación de la banda ancha. En el primero de los temas, recuerda la desolación que provocaron los incendios forestales registrados el pasado verano, y los beneficios que estas áreas pueden producir utilizando la biomasa. En el caso de los mataderos, entiende que se puede perder el valor de las carnes del Maestrazgo, sino se reabren estas instalaciones industriales. Por último recuerda a la Corporación provincial, las ventajas de un territorio bien comunicado y con accesos adecuados a las nuevas tecnologías.
Pablo Oliver, también del CRA “Alto Maestrazgo”, reivindica en su propuesta la mejora de los servicios del centro de salud de Cantavieja. El objetivo que persigue con su iniciativa es ampliar el servicio de rayos X, de análisis de sangre y el de pediatría. Con su ampliación, este alumno de la comarca del Maestrazgo entiende que los habitantes de esta parte de la provincia verán sensiblemente mejorados servicios básicos como los sanitarios. Por último plantea la necesidad de mejorar los accesos de La Cañada de Benatanduz a Villarluengo y Pitarque, así como finalizar las obras de la carretera de Cantavieja a Mirambel. Otro aspecto que considera fundamental es la limpieza de los montes que pueden generar empleo y prevenir incendios forestales.
Comarca del Matarraña
Joan Carbó, pertenece al centro de educación primaria de Valderrobres. Su intención en este pleno infantil es recordar la importancia de proteger y cuida el medio ambiente. Recuperar la fauna autóctona sería, apunta, sinónimo de protección. Pero la propuesta de Joan no se queda ahí. Reivindica instalaciones deportivas adecuadas para la práctica de diferentes deportes, más parques o residencias para la tercera edad, son objetivos que considera necesarios para que los vecinos y vecinas del Matarraña estén satisfechos de vivir ahí.
Ester Pablo, alumna del centro de Valderrobres, centra su intervención en la mejora y ampliación del centro de salud de Valderrobres, además de la creación de un centro de ocio para jóvenes, y la mejora de las comunicaciones en esa comarca. De manera particular, apunta la necesidad de mejorar el estado de carreteras y calles, reabrir la línea del ferrocarril de La Puebla de Híjar a Tortosa y transformar las masías en viviendas destinadas a turismo rural.
A Mánus Hamilton McConachie, aún se le nota el acento británico. Vive desde hace cuatro años en Valderrobres y ya siente esta comarca como suya. En su opinión es fundamental rehabilitar las masías, instalar placas solares en los edificios públicos de la comarca y dar a conocer la comarca a nivel internacional a través de un festival que aglutinara la música de raíz de todo el mundo.
Sandra Ribes, también de la comarca del Matarraña, tiene claro que la intervención en los servicios sanitarios es fundamental para los habitantes de esta parte de la provincia. Pero lo observa desde un ángulo, quizás, novedoso. Entiende que si los médicos tuvieran la “obligación” de vivir en el pueblo esto garantizaría la calidad de vida de los vecinos. Para esta alumna del centro de Valderrobres es fundamental, además, mejorar las carreteras de la comarca. Evitar curvas, baches y otros obstáculos garantizarían la seguridad en una zona turística como ésta. Finalmente, sugiere la creación de centros de ocio que ofrezcan diversión a los niños y jóvenes del Matarraña.
Comarca Sierra de Albarracín
Paula Garrido, es alumna del CRA Sierra de Albarracín. En su intervención, además de explicar como ve su comarca y que municipios integran el Centro Rural Agrupado al que pertenece, pone el acento en diferentes carencias que ella ha detectado y para las que pide ayuda a la DPT. Más ambulancias para la Sierra de Albarracín, un supermercado, guarderías, máquinas quitanieves, un cine e, incluso fomentar la práctica con caballos son algunas de sus demandas.
Zahira Louaidi, es una niña de Tramacastilla. Su país de origen es Marruecos, pero asegura que se siente ya “una serrana más”. Su propuesta es muy amplia. En ella pide que se ponga en funcionamiento ya el Parque Faunístico de la Sierra y advierte que muchos pueblos de esa comarca no cuentan con parques infantiles y que en Tramacastilla siguen sin frontón, ni zona deportiva, pese a que ya lo reclamaron sus compañeros el año pasado. Así mismo, considera necesaria la construcción de una piscina cubierta, una residencia para mayores y el apoyo a los que siguen eligiendo la sierra para vivir.
Finalmente, Irene Cutanda, viene de la localidad de Villar del Cobo. Su principal preocupación se centra en el estado de la carretera que une su pueblo, Griegos y Guadalaviar. Se queja de los baches y también en la seguridad de la pista que va de Villar del Cobo a Tramacastilla. Irene, considera que para garantizar el futuro de la Sierra de Albarracín es necesario instalar nuevas industrias que creen empleo y fijen población. A esta petición una la apertura de un Instituto de Enseñanza Secundaria y, pese a que todavía no tiene carnet de conducir, una gasolinera porque la más próxima está a 30 kilómetros de Villar del Cobo.
Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar