Izquierdo, (centro), y José Sancho (a su derecha) atienden a las explicaciones de los organizadores durante el recorrido por la zona donde están instalados los equipos.

“La Baja Aragón es un fin de semana que la gente apunta en el calendario para estar en su pueblo para ver carreras, coches y mucha gente” por lo que se ha convertido en “una fiesta” que el vicepresidente de la Diputación de Teruel Alberto Izquierdo ha invitado a disfrutar “con responsabilidad”, tanto por parte de los pilotos como de los asistentes, para que discurra con normalidad. Izquierdo ha visitado este jueves la zona de Los Planos de Teruel donde están instalados todos los equipos, y allí ha destacado el gran impacto que tiene esta prueba, tanto deportivo como turístico y económico en la provincia.

De la mano del director de carrera Manuel Vidal y otros miembros de la organización, el vicepresidente y el diputado de Caminos Rurales José Sancho han recorrido los distintos espacios donde se instalan los pilotos y este jueves los equipos están haciendo toda la puesta a punto de los vehículos.

La XXXVIII edición de la Baja España Aragón-Trofeo AVATEL se celebra por noveno año consecutivo en la provincia de Teruel, por las comarcas de Jiloca, Teruel y Sierra de Albarracín, desde mañana viernes con las verificaciones administrativas y técnicas y el fin de semana con la competición.

La Diputación de Teruel es una de las instituciones patrocinadoras de este evento, que este año tiene récord absoluto de participantes, con alrededor de 300 inscritos que disputarán las carreras el sábado y el domingo.

Además de la colaboración económica de la institución, Izquierdo ha recordado que la Diputación aporta efectivos de bomberos para prevención y maquinaria para reparar los caminos tras el paso de la prueba. “Hemos coordinado con la organización de la carrera el dispositivo especial de bomberos” del Parque provincial, formado por cinco dotaciones que estarán desde el viernes y hasta el domingo en distintos puntos del recorrido, ha explicado Izquierdo.

El vicepresidente ha explicado que desde la institución han hecho un llamamiento a los alcaldes de los municipios por los que discurre la prueba para que organicen con los agricultores de sus localidades puntos de prevención con maquinaría agrícola para actuar ante posibles incidencias.

“La responsabilidad ha primado siempre en las ediciones de los últimos años” ha resaltado Izquierdo, que ha hecho un llamamiento a todos los ciudadanos para que el fin de semana transcurra de la mejor manera: “Depende de la responsabilidad de todos, no solo de los corredores, sino también de los que van a ver la prueba, que esto transcurra con normalidad y sin peligro”.

Por su parte, el director de carrera Manuel Vidal ha explicado a los responsables de la Diputación los detalles de los participantes y ha destacado que Teruel es “ideal” para acoger esta prueba, por las instalaciones y por el recorrido que ofrece para los amantes de esta competición, que es “la mejor baja de Europa”.

En este sentido, Aitor Jiménez, director de Eventos Octagon Esedos, ha destacado como claves del éxito de esta prueba que en Teruel es posible centralizar todo a nivel logístico y ofrece posibilidades de recorridos con tramos largos muy atractivos para los corredores.

Colaboración de Diputación

La institución provincial aporta una partida de 50.000 euros del Área de Turismo para la organización de la prueba, dada la importante repercusión desde el punto de vista turístico que tiene para la provincia.

Además, en lo que se refiere a maquinaria, la colaboración de la Diputación se concreta en dos equipos que actuarán tras el paso de la carrera en los caminos, y están compuestos cada uno por una motoniveladora y un rulo compactador, con el apoyo de agua cuando sea necesario.

El vicepresidente (izquierda) conversa con el piloto Nasser Al Attiyah, uno de los favoritos para ganar la prueba, junto a miembros de la organización.

Estos equipos se dedicarán durante los días posteriores a la celebración de la prueba al reperfilado y compactación de los caminos, y si fuera necesario al riego para dejarlos en perfecto estado. Personal de la diputación, junto con los organizadores de la prueba, recorren previamente a la carrera los trazados por los que circulan los vehículos. Posteriormente se controlará y vigilará que todos los caminos afectados por la prueba se repongan a su estado original.

“Hemos pedido la colaboración de todos los alcaldes de los municipios por los que pasa la Baja para que avisen a los agricultores y puedan estar con las cisternas de purín llenas de agua para poder intervenir ante alguna chispa, y sobre todo con tractores” ha explicado José Sancho, que es también alcalde de Bañón, localidad del recorrido en la que ya en la pasada edición tomaron estas medidas de precaución ante posibles incidentes.

Por su parte, los Bomberos de la Diputación provincial de Teruel se centrarán en la prevención en varios puntos del recorrido, con un total de cinco dotaciones. Desde el viernes 22 de julio, en la zona de los equipos del Palacio de Congresos de Teruel se dispondrá una dotación de dos con una bomba urbana ligera, hasta la finalización del evento el domingo por la tarde.

El sábado en los dos tramos cronometrados que hay se realizará la prevención en cuatro puntos diferentes: Monreal del Campo, Bañon, Alfambra y en una zona de Gea de Albarracin, cercana al Rodeno. En cada dotación habrá dos bomberos y camión. El domingo sólo hay un tramo, y se ha previsto una prevención en Bañón y otra en Alfambra.

La prueba

La 38 edición de la Baja España Aragón Trofeo-AVATEL contará con tres días de competición, empezando este viernes con una especial cronometrada destinada únicamente para las categorías de motos, a partir de las cinco y media de la tarde en los alrededores de Teruel. Posteriormente, el sábado y domingo se desarrollará el grueso de la competición con la participación de todas las categorías (coches, camiones, quads, motos, trial).

El sábado 23 la etapa comenzará a las 6.00h para los coches y a las 7.00h para las motos con algo más de 400 kilómetros cronometrados divididos en tres especiales. El domingo, la competición se reanudará a partir de las 7.00h con los últimos 159 kilómetros cronometrados que tendrán que afrontar todas las categorías que toman parte en esta Baja España Aragón. Una de las grandes novedades de esta edición es la presencia de la categoría Trail para reforzar la presencia de este tipo de motos de serie en pruebas del máximo nivel.


ALBERTO IZQUIERDO. Vicepresidente de la Diputación de Teruel

 

JOSÉ SANCHO. Diputado de Caminos Rurales

Comparte