De izquierda a derecha el alcalde Diego Villarroya, Alberto Izquierdo y el concejal Arturo Martín

Villarroya de los Pinares contará con el apoyo de la Diputación de Teruel para reparar los caminos rurales que se han visto afectados por las fuertes tormentas que ha sufrido la localidad en la última semana, en la que se han registrado importantes trombas de agua que han provocado afecciones en zonas de huerta del municipio y especialmente en estos caminos, de uso habitual porque dan acceso a masías y a la red de abastecimiento de agua del municipio, que también ha sufrido daños.

“Las tormentas de verano se caracterizan precisamente por la intensidad y por eso suelen dañar infraestructuras municipales” ha apuntado el vicepresidente de la Diputación de Teruel Alberto Izquierdo durante una visita a la localidad, mientras recordaba que recientemente había viajado también hasta Castelnou para comprobar los daños por otra tormenta intensa.

“Los días siguientes a las tormentas son para valorar daños y desde la Diputación veremos la manera en la que podemos ayudar a reparar infraestructuras dañadas, pero de momento sí podemos colaborar con la reparación de los caminos rurales afectados, gracias al operativo con el que cuenta la DPT” ha señalado Izquierdo, que ha destacado además queson obras que para los ayuntamientos serían difíciles de asumir y por ello es un servicio que ofrece la institución provincial en estas situaciones”.

La localidad del Maestrazgo sufrió la semana pasada hasta tres jornadas de fuertes tormentas, muy intensas, especialmente la registrada el pasado viernes, cuando en algunas zonas de masías llegaron a contabilizarse en medidores particulares más de cien litros por metro cuadrado en un hora. La cantidad registrada en el casco urbano, ha explicado el alcalde Diego Villarroya, fue menor pero también en muy poco tiempo y se sumó al agua que bajó de estas zonas más altas donde las precipitaciones fueron mayores.

Las tormentas provocaron el desbordamiento del río que atraviesa el municipio, y el barro llegó a muchas calles y zonas como el área de autocaravanas. También alcanzó a la ermita del Loreto donde se ha levantado el suelo y a las zonas de huertas que quedaron inundadas y donde cayeron paredes. Pero el daño principal, ha explicado el primer edil, se registró en los caminos rurales, algunos de ellos de acceso habitual a masías y también a la conducción de agua de boca del municipio.

“Tras el paso de la tormenta nos dimos cuenta de que había habido algún problema en la red de abastecimiento y comprobamos que una tubería se había roto como consecuencia de la caída de un talud de tierra” ha apuntado el primer edil, y precisamente el acceso hasta ese punto también está deteriorado por las fuertes lluvias.

Villarroya ha explicado que no ha habido que realizar cortes de agua, a pesar de que ha coincidido también con las fiestas de la localidad, porque cuentan con un pozo de agua al que pueden recurrir en situaciones como esta, y esperan que en breve puedan reparar la infraestructura del abastecimiento principal.


ALBERTO IZQUIERDO. Vicepresidente de la Diputación de Teruel

Comparte