La diputada Rosario Pascual junto a una de las personas que forman parte del plan de monitorización.

La Diputación de Teruel y la empresa Ibernex han puesto en marcha un proyecto piloto de investigación de monitorización de hábitos en la provincia, en el que participan cinco comarcas, que tiene como objetivo conocer la realidad de la red asistencial en los municipios aragoneses a través de una monitorización remota con dispositivos no intrusivos y con conexión en tiempo real a mayores, pacientes crónicos, personas convalecientes y otros colectivos vulnerables que viven en el ámbito rural.

El proyecto durará tres meses y con los datos recogidos se quiere conseguir una mayor tranquilidad y seguridad de este tipo de personas en sus domicilios, ayudando en la modernización del parque sociosanitario aragonés a través de las nuevas tecnologías y su aplicación en la gestión de la salud en el ámbito doméstico.

La diputada delegada de Tercera Edad de la Diputación de Teruel, Rosario Pascual, ha señalado que todos los estudios y previsiones “advierten de una realidad demográfica que se verá muy afectada por el envejecimiento de la población y la despoblación en áreas rurales”, además de que la actual situación sanitaria “nos ha advertido de la necesidad de modernizar los modelos sanitarios y de lo necesidad de racionalizar los recursos sociales y sanitarios, que son limitados”. “Por eso es importante estudiar cómo poner las nuevas tecnologías al servicio de la asistencia remota”, ha añadido.

El programa de monitorización de los usuarios de teleasistencia permitirá, a través de tecnologías como la inteligencia artificial, tratar los datos que van a permitir anticiparse a situaciones de riesgo. Se van a analizar las rutinas, hábitos, comportamientos y constantes vitales en tiempo real para predecir situaciones de riesgo o anómalas. Cuando estas ocurran se generarán alarmas automáticas, poniendo en marcha los protocolos establecidos de manera completamente autómata.

“Con este programa queremos conseguir una mejora del bienestar y calidad de vida de quienes necesitan atenciones y cuidados en un hábitat disperso, promoviendo su autonomía y garantizando su seguridad. Buscamos posibilitar que puedan permanecer más tiempo en su domicilio y se sientan más cerca de sus familiares, al mismo tiempo que se reduce su carga asistencial”, ha explicado la diputada Rosario Pascual.

El proyecto ha comenzado con la instalación en los domicilios, de momento 11 en la provincia de Teruel y 27 en el conjunto de la Comunidad Autónoma, de dispositivos en varias habitaciones y electrodomésticos, como por ejemplo sensores de movimiento, de apertura y cierre de puertas o sensores de caídas, lo que permite monitorizar toda la vivienda y estudiar las posibles situaciones de riesgo.


ROSARIO PASCUAL. Diputada delegada de Tercera Edad

DESCARGAR AUDIO (mp3)

Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT exclusivo para gestión de estadísticas de uso. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar