La obra ha sido coordinara por José Luis Simón, José Pedro Calvo y Luis Alcalá

El Instituto de Estudios Turolenses (IET) sigue adelante con su labor de investigación y difusión de los rasgos distintivos del territorio, que lo convierten en uno de los emplazamientos más destacados en el contexto nacional e internacional. Si en muchas ocasiones la historia y la cultura son las áreas principales de trabajo, en esta ocasión el IET pone el foco en la geología y en la gran riqueza que posee Teruel en la materia.

Lo materializa a través de la edición del libro “Geología de Teruel”, editado en exclusiva por el IET, y en el que se detalla y analiza la gran riqueza geológica que posee la provincia. Se lleva a cabo a través de un riguroso y minucioso trabajo de casi una treintena de destacados científicos de diversas instituciones españolas, coordinados todos ellos por los doctores José Luis Simón, catedrático de la Universidad de Zaragoza; José Pedro Calvo, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid; y Luis Alcalá, director gerente de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis.

Se trata de una obra completamente actualizada y en la que se incluyen a su vez todas las “Geolodias” realizadas hasta la fecha, lo que convierten a este libro, del que se ha impreso una tirada de 2.000 ejemplares, en una investigación de gran interés para los especialistas y de enorme validez para los aficionados a la naturaleza.

Todos los detalles de “Geología de Teruel” han sido presentados este miércoles por el diputado delegado de Cultura, Miguel Iranzo, que ha estado acompañado, además de por dos coordinadores de esta publicación, José Pedro Calvo y Luis Alcalá, por el director del centro de estudios turolense, Juan Félix Royo.

Iranzo ha destacado que esta publicación es una “perfecta muestra” de la labor que lleva a cabo el Instituto a lo largo de todo el año y con multitud de temáticas. “Realiza una concienzuda investigación de un área específica del saber, reúne a los más reconocidos profesionales en la materia para que aporten su conocimiento y su trabajo, y posteriormente difunde los resultados para que todos los interesados puedan conocer la enorme riqueza que tiene nuestra provincia”, ha precisado.

Por su parte, el director del IET ha aludido al enorme valor que posee este nuevo libro: “a pesar de su indudable interés científico, puede ser útil a cualquier persona interesada en la materia, ya que sus contenidos pueden ser comprendidos sin necesidad de tener unos conocimientos elevados sobre la misma”.

Durante la comparecencia pública también han participado dos de los coordinadores de la publicación, abordando algunos de los aspectos que, a su juicio, constituyen los rasgos más notables del libro que este lunes se ha dado a conocer. José Pedro Calvo, que durante la gestación de esta publicación era el director del Instituto Geológico y Minero de España, ha puesto en valor que la edición de este libro “alcanza un extraordinario nivel”, situándolo “entre las mejores publicaciones sobre geología regional a nivel internacional, comparable a las ediciones hechas por los servicios geológicos de numerosos países europeos”. A su juicio destaca que “pone a disposición del gran público la comprensión de la amplia variedad de paisajes de la provincia de Teruel, facilitando la respuesta a cuestiones tales como por qué encontramos desfiladeros rocosos y cumbres de considerable altura en el Maestrazgo, por qué contrastan estas con los amplios valles rojizos del río Alfambra, cómo se explica el que aquí y no allá surjan manantiales, y un largo etcétera de preguntas a las que las características geológicas del terreno dan respuesta”.

Por su parte, Luis Alcalá ha querido agradecer públicamente el “tradicional papel del Instituto de Estudios Turolenses en la transmisión del conocimiento geológico”, fundamentado en la publicación del primer artículo referido a la geología de la provincia hace ya 70 años, a las investigaciones en la materia que se encuentran regularmente en sus páginas desde ese momento, a la edición de monografías geológicas (especialmente de paleontología) y al primer número de su popular serie “Cartillas Turolenses”, dedicado a la geología de Teruel. “Este nuevo libro refuerza el papel del IET en la divulgación de este área del saber, cuya diversidad y relevancia internacional se han convertido en recursos recurrentes de su trayectoria editorial”, ha complementado, al tiempo que ha agradecido el patrocinio de la institución en Geolodía desde sus orígenes, el evento más concurrido de difusión geológica de España.

Finalmente José Luis Simón ha remitido a su vez la valoración que hace de esta publicación, a pesar de no haber podido participar en la presentación. Tal y como ha indicado, se trata de una obra “necesaria y esperada” porque en ella se recogen los aspectos geológicos de la provincia de Teruel “que exhibe un patrimonio rico y variado como pocas provincias en nuestro país, y probablemente el más accesible y útil para su uso didáctico y divulgativo”. En definitiva, ha complementado, es “un documento básico para recorrer y comprender de forma global todo ese patrimonio” de un territorio “referente a nivel nacional e internacional”, como lo evidencian las 52 ediciones ya celebradas del Curso de Geología Práctica de la Universidad de Verano de Teruel, la creación del Parque Geológico de Aliaga y del Geoparque del Maestrazgo, el Geolodía o el enorme desarrollo y éxito de Dinópolis.

DETALLES DE LA PUBLICACIÓN

Geología de Teruel” es, sin duda, un eslabón más en la cadena de aportaciones que el Instituto de Estudios Turolenses, como editor del libro, hace al desarrollo de esta ciencia. Teruel se suma así a la serie de publicaciones monográficas sobre la geología de varias provincias españolas (Alicante, Guadalajara, Málaga, Huelva…) que disponen de este tipo de obras en las que se hace público el valor patrimonial de la geología de un territorio.

El texto, que aparece profusamente ilustrado con esquemas y fotografías a color de alta calidad, se articula en 11 capítulos en los que se hace un recorrido por las variadas regiones geológicas de la provincia: la Sierra de Albarracín, la Rama Aragonesa de la Cordillera Ibérica, los macizos del Maestrazgo, Gúdar y Javalambre, las cuencas cenozoicas del norte de la provincia en la cuenca del Ebro, las fosas de Teruel y del Jiloca, y las cuencas, más reducidas en extensión, de Rubielos de Mora, Mijares y Sarrión. A estas descripciones regionales se añaden capítulos temáticos centrados en los recursos geológicos de Teruel, tanto en su dimensión minera como hidrogeológica, y por supuesto patrimonial. La posición de Teruel como referente mundial en lo concerniente al patrimonio paleontológico y geológico en general queda bien reflejada en el libro con la descripción de los espacios geológicos singulares de la provincia, de las rutas geológicas de interés didáctico y turístico y de las Geologuías incluidas en el volumen.

Los lectores encontrarán en este libro una documentación científicamente acreditada de los rasgos geológicos sobre los que se sustentan los espléndidos paisajes que podrán observar recorriendo la provincia. Bajo esta óptica, el libro se suma a todas aquellas acciones que pugnan por hacer de Teruel un territorio social y ambientalmente atractivo.

Share This