Zbigniew Herbert

Zbigniew Herbert

El escritor polaco Zbigniew Herbert, uno de los grandes poetas del siglo XX, es el  protagonista del nuevo número de la revista cultural TURIA. Por primera vez, y cuando se cumplen veintiún años de su muerte, una publicación periódica en español le dedica un amplio monográfico que permitirá a los lectores descubrir las claves y el interés de su labor creativa y de su personalidad.

Quince autores conocedores de su obra, tanto españoles como polacos, participan en esta iniciativa. Se trata de una aproximación plural, sugerente y completa a un escritor que puede considerarse no solo un gran valedor de la cultura de su país sino un entusiasta y ferviente europeísta. Y es que, como se subraya en TURIA, pocos escritores como él han mostrado en sus obras la pasión, el amor, el conocimiento y el entusiasmo por descubrir y defender el valor del patrimonio literario, artístico e histórico polaco y europeo. Porque, más allá de la atención a las raíces, la obra de Herbert está traspasada de universalidad.

La revista TURIA se presentará el próximo 20 de noviembre en Madrid, en la sede del Instituto Cervantes. La presentación correrá a cargo del escritor polaco Adam Zagajewski, premio Princesa de Asturias de las Letras. En el acto intervendrán también el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, así como el director de TURIA, Raúl Carlos Maícas. En Teruel, TURIA será presentada por la editora y escritora norteamericana Valerie Miles.

El monográfico de TURIA sobre Herbert tiene 150 páginas de textos originales sobre el poeta polaco e incluye también poemas y prosas inéditas en español. Con este conjunto de materiales literarios, coordinado por el filólogo Xavier Farré, gran conocedor y traductor de su obra, TURIA ha elaborado una nueva aproximación que permite un mayor y mejor conocimiento en español del trabajo lírico y ensayístico de Herbert.

Herbert es un escritor cuya lectura no permite la indiferencia y, entre sus logros, hay que citar la creación de la figura de Don Cogito, un personaje poético inolvidable que aparece en su obra como un prototipo del pensador en la época contemporánea, un diletante caracterizado por una permanente y aguda capacidad de autoconciencia. El monográfico de TURIA contiene un valioso material inédito de Herbert integrado por un ensayo (“El maestro de Delft”) y una antología poética.

Poeta original, ensayista irrepetible

Zbigniew  Herbert (Lvov, 1924  – Varsovia, 1998)   es,  sin duda,  el más acreditado representante de la poesía polaca de la segunda mitad del siglo XX y uno de los más apreciados a nivel internacional. Fue, además, un destacado líder contra la dictadura comunista que gobernó su país durante décadas.

Herbert forma parte de esa sobresaliente nómina de poetas polacos que integraban también Czeslaw Milosz, Wislawa Szymborska y Tadeusz Rózewicz. Hasta tal punto fue su impacto en otras literaturas como la anglosajona, la alemana y, más tarde, la francesa y la española, que dos de ellos, Milosz y Szymborska, obtuvieron el máximo reconocimiento cultural: el premio Nobel de Literatura. Herbert también lo hubiera merecido, máxime si tenemos en cuenta que cuando Milosz lo recibe en el año 1980, y “en su faceta de poeta, que era la que más le interesaba, era mucho más conocido como traductor de Herbert que por su propia producción”, explica Xavier Farré en TURIA.

La gran calidad y la singularidad que ofrece la producción poética y ensayística de Herbert lo han convertido en un escritor indiscutible en cualquier balance de la literatura contemporánea. Xavier Farré, en su artículo introductorio al monográfico  de TURIA subraya que es el representante más cualificado de un tipo de poesía caracterizada por “la simplicidad de la frase, la ironía, la falta de estructuras de ritmo o de rima clásicas, y un discurso claro que no perdía muchos elementos o características al ser trasladado a otra lengua”.

Además, en el caso de Herbert y según Farré, “las alusiones y referencias al mundo clásico y la construcción de poemas en forma de parábola hacen de él el autor ideal para encarnar la confrontación con el régimen político existente en Polonia a la par de ser un poeta de calidad indiscutible que sabe dónde establecer la frontera en el texto para que no caiga o en un discurso moralizador o en un pathos excesivo”.

Adam Zagajewski, escribe en TURIA un revelador artículo en el que bajo el título de “Los poemas de Herbert que más me gustan” nos dirce: “Conservemos la medida justa ante esta poesía, no le añadamos señas ideológicas. No escribamos sobre una catarata, no criemos guijarros artificiales”. (ver texto al final)

Según Mercedes Monmany, Zbigniew Herbert formaría parte de ese elenco de célebres autores (clásicos como Goethe, Stendhal y Chateaubriand, o actuales como Claudio Magris o W.G. Sebald) que viajaron y escribieron sobre Europa, construyendo así una determinada“conciencia europea” a través del tiempo.

Adam Zagajewski

Completan el monográfico una estimable serie de artículos originales, cuyos autores son tanto españoles como polacos: Xaverio Ballester, Mateusz Antoniuk, Jordi Doce, Andrzej Franaszek, Dariusz Czaja, Abraham Gragera, Aleksander Fiut, Pawel Próchniak, Gerardo Beltrán, Abel Murcia y Ryszard Krynicki.

Muy interesante es el material inédito del propio Herbert que TURIA da a conocer en español. Lo integran un texto en prosa, el ensayo “El maestro de Delft” y una breve pero reveladora antología poética. Cierra el homenaje una exhaustiva y útil biocronología sobre Herbert elaborada por Katarzyna Moloniewicz.

Sobre la revista “Turia”

“Turia” ha conseguido convertirse, tras 36 años de trayectoria, en una de las revistas culturales de referencia en español. Tiene difusión nacional e internacional por suscripción y por sus páginas han pasado más de mil autores de diversas procedencias estéticas e ideológicas, lo que da idea de la riqueza y pluralidad de sus contenidos. En reconocimiento a su labor, la revista obtuvo el Premio Nacional al Fomento de la Lectura.

De periodicidad cuatrimestral, TURIA tiene una edición en papel y otra  digital (web y Facebook). Está publicada por el Instituto de Estudios Turolenses de la Diputación de Teruel y cuenta con el patrocinio  del Ayuntamiento de Teruel y el Gobierno de Aragón. Este nuevo número también ha contado con el apoyo del Instituto Polaco de Cultura, del Consulado  General de la República de Polonia en Barcelona, del Consulado Honorario de la República de Polonia en Navarra, País Vasco y La Rioja, y con la colaboración de la Fundación Zbigniew Herbert.

Portada número 132

UN INÉDITO DE ADAM ZAGAJEWSKI SOBRE HERBERT

LOS POEMAS DE HERBERT QUE MÁS ME GUSTAN

El nuevo número de “Turia” publica un espectacular conjunto de textos inéditos de y sobre Zbigniew Herbert. Uno de ellos es este artículo del también gran escritor polaco Adam Zagajewski, premio Princesa de Asturas 2017 y que ha sido traducido por Anna Rubió Rodón y Jerzy Slawomirski:

“¿Mi poema de Herbert preferido? En realidad, no debería responder a esta pregunta, porque creo que lo esencial de la poesía de Herbert es que ésta no puede ser representada por un solo poema, ni siquiera por un manojo de poemas. La poesía de Herbert se desarrolla a través de un diálogo permanente consigo misma, un diálogo que involucra también al lector. Hay pocos poetas cuyos versos difieran tanto entre sí. No me refiero a diferencias formales, al trecho que separa —pongamos por caso— un soneto de una oda o un rondó de una elegía, sino a esos distintos «mensajes», tonos, voces, temperaturas y puntos de vista. Aunque, a pesar de esto, Herbert no es en absoluto un poeta enigmático, hermético ¡ni hablar! En principio, es un poeta de códigos abiertos. 

Comparado con otros poetas líricos del siglo XX, Herbert es «fácil». Pensemos por ejemplo en Eugenio Montale, un excelente poeta italiano que, no obstante, se escapa incesantemente al lector, como si siempre le estuviera ocultando alguno de los elementos del poema. Este escapismo es incluso el rasgo principal de su poesía: en él reside todo el encanto de sus poemas, unos poemas que llevan la elipsis por bandera.

En comparación con Montale (que, dicho sea de paso, no es el poeta más difícil del siglo XX, porque también tenemos a Paul Celan, mucho más hermético, sobre todo en la etapa tardía de su obra), Zbigniew Herbert es un autor comprensible tanto por su fidelidad a un credo —sabemos que reivindicaba una poesía transparente—, como por su propia naturaleza. Y, sin embargo, esta comprensibilidad no deja de ser hasta cierto punto una mera ilusión. Herbert construye lo enigmático de su poesía con otros medios: aparentemente se nos muestra sin tapujos, pero si examinamos a fondo un grupo más numeroso de poemas, descubriremos que él también se nos escapa”.

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar