Castellón-Teruel carreteras

El vicepresidente y diputado delegado de Carreteras, Alberto Izquierdo, (derecha) con el diputado castellonense, Santi Pérez

Teruel y Castellón mejorarán la colaboración en materia de carreteras y vialidad invernal, coordinando los trabajos de ambas administraciones en las zonas limítrofes. Así lo han determinado hoy en una reunión en Castellón el vicepresidente de la Diputación de Teruel y diputado delegado de Carreteras, Alberto Izquierdo, y el diputado de Desarrollo Rural y Despoblación de la Diputación de Castellón, Santi Pérez. En esta reunión se han comprometido en avanzar en la catalogación de algunas vías que unen ambas provincias, como es el caso de las vías que conectan Tronchón y de Peñarroya de Tastavins con localidades de la provincia vecina.

En la reunión se ha puesto de manifiesto la voluntad de colaboración entre ambas administraciones, para mejorar las conexiones entre ambas provincias que tienen muchos vínculos históricos, pero también económicos o sanitarios. “Los vecinos de nuestras dos provincias que se comunican, que conviven y que hacen su vida conjunta, no tienen que notar que una carretera es propiedad de una otra ministración y ahí tenemos que trabajar” ha dicho Izquierdo, que ha citado casos como los de Herbés-Peñarroya Tastavins, Luco de Bordón o Puertomingalvo.

Además, han tratado la titularidad de las vías y el estado en el que se encuentran carreteras que unen la provincia vecina con localidades del Maestrazgo, la Sierra de Gúdar y del Matarraña en la provincia de Teruel, como son Tronchón, Mirambel, La Cuba, Peñarroya de Tastavins, Puertomingalvo o Alcotas, en Manzanera, entre otras. Ambas administraciones han estado de acuerdo en la necesidad de homogeneizar criterios a la hora de mejorar las vías, de manera que sean así similares en ambas diputaciones.

Por su parte Santi Pérez ha dicho que “la colaboración entre ambas instituciones provinciales es necesaria para actuar en carreteras y en otras vías de comunicación como caminos rurales, que a veces están en tierra de nadie, en un limbo legal porque nadie tiene la titularidad”. “Tenemos que trabajar” ha dicho, “para que sean carreteras y para que se encuentren en las mejores condiciones de seguridad posible”.

El diputado castellonense ha recordado que “existe una importante franja de población que comparte frontera administrativa, historia e, incluso, servicios sanitarios o educativos, y tenemos que hacer lo que esté en nuestras manos para que la movilidad en la zona sea fluida y segura”. Ha citado a modo de ejemplo que “los ciudadanos del pueblo turolense de La Cuba van al médico a Forcall, y los de la población castellonense de Herbés dependen sanitariamente de Alcañiz”.

En lo que se refiere a vialidad invernal, de la que también se ha hablado en esta cita, ambas diputaciones se han comprometido a estudiar la posibilidad de sectorizar la vialidad invernal para intentar ser lo más eficientes posible en estos trabajos, algo que se concretará en próximos encuentros.

La cita de hoy es una reunión previa al encuentro que celebrarán a lo largo de este mes los presidentes de las diputaciones de Castellón y Teruel, José Martí y Manuel Rando, para coordinar los servicios que ambas administraciones prestan a las ciudadanas y los ciudadanos que viven en la zona limítrofe de las dos provincias.

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar