Izquierdo, Mayo y Piñeiro asisten a la práctica organizada de extinción de incendio organizada para los estudiantes.

Quince alumnos de los ciclos formativos medio y superior de Emergencias y Protección Civil del CPIFP San Blas están realizando sus prácticas formativas en los distintos parques con los que cuenta el Servicio de Prevención y Extinción de Incendios de la Diputación de Teruel, y aprendiendo “la realidad y el verdadero peligro cuando hay una situación compleja” como ha subrayado el vicepresidente de la DPT, Alberto Izquierdo. El periodo de prácticas de los estudiantes comenzó en marzo y se extenderá hasta junio, y a lo largo de este tiempo están colaborando en la organización de prácticas de incendios, la realización de inventarios o labores de sensibilización.

Izquierdo ha recordado que la Diputación llevaba años colaborando con el IES Francés de Aranda de Teruel para acoger alumnos en prácticas de estos ciclos formativos, y esta colaboración se ha extendido este año al instituto de San Blas donde se imparten ahora estas materias. “Hay que fomentar la docencia de los bomberos en el propio instituto”, ha dicho Izquierdo, que cree que con esta colaboración “se abre una puerta de colaboración sin coste que puede ser muy enriquecedora y que puede despertar alguna vocación de bomberos entre los estudiantes”.

Izquierdo ha conocido el trabajo de los estudiantes y sus tutores durante una visita al parque acompañado del diputado Diego Piñeiro y el director del CPIFP de San Blas, Eloy Mayo, en la que han visto cómo realizaban una práctica de intervención en un incendio estructural, gracias al campo de prácticas con el que cuenta el parque de Teruel, y que ofrece todas las posibilidades que se pueden afrontar en un incendio de este tipo.

Por su parte, el director del instituto, Eloy Mayo, ha agradecido a la Diputación de Teruel que hayan acogido a los estudiantes porque estos “van a adquirir las destrezas, las habilidades y las técnicas que se necesitan en los servicios de emergencia” y de este modo “conocer lo que es el mundo laboral en realidad”.

A lo largo de su periodo de formación los estudiantes colaboran en el diseño de fichas para la revisión de medios, útiles y herramientas, así como vehículos. También participan en la recogida de datos de los medios así como en la elaboración y actualización de inventarios de materiales y recursos que necesitan los bomberos en el desempeño de su labor, como son los hidrantes que se ubican en toda la provincia.

Un momento de la explicación sobre la práctica.

Entre las funciones que desarrollan también está la colaboración con los bomberos en el diseño de protocolos, formularios y procedimientos informatizados para facilitar tareas rutinarias como revisiones, mantenimientos o inventarios.

Los alumnos conocen también las labores rutinarias que se realizan en los parques, y colaboran en la limpieza, la revisión de materiales, la organización de almacenes o la recopilación de información necesaria para las distintas intervenciones que no sean de emergencia. En este sentido, el Inspector Jefe de Bomberos, José Luis Moliner, ha destacado la importancia que tiene para los bomberos contar con información actualizada para realizar sus intervenciones.

Los estudiantes también están colaborando en la digitalización de material inventariado o de uso común y de información de interés, como listados de lugares destacados como gasolineras, puntos de riesgos, depósitos de gas, depósitos de agua, túneles o industrias con riesgos químicos, entre otros.

Para los estudiantes la experiencia está siendo muy positiva, han explicado, porque les permite aplicar de manera práctica los conocimientos que han ido adquiriendo a lo largo de su formación teórica, y les anima a enfocar también su futuro profesional, que en algunos casos, han apuntado, pasa también por prepararse para incorporarse al Servicio de bomberos de la Diputación de Teruel.


ALBERTO IZQUIERDO. Vicepresidente de la Diputación de Teruel

Comparte