Momento de la reunión que mantuvo ayer el presidente de la DPT, Ramón Millán, con el director general de la Guardia Civil


El presidente de la Diputación Provincial de Teruel, Ramón Millán, ha solicitado ayudas para poder mantener abiertos los cuarteles de la Guardia civil de la provincia así como para mantener o incrementar el número de efectivos. La petición ha sido cursada esta mañana por el presidente de la institución provincial al director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado, en una reunión de trabajo en Madrid con la participación del subdelegado del Gobierno en Teruel, José María Valero y el teniente coronel de la Guardia Civil, José Soler.

En el transcurso de la reunión se ha revisado el convenio de colaboración de cuarteles que fue firmado el pasado mes de julio entre la Secretaría de Estado de Seguridad y Diputación Provincial de Teruel.

Este convenio va a permitir que reciban subvenciones cinco cuarteles de las localidades de Aliaga, Albarracín, Alcañiz, Alcorisa y Alfambra por un importe total de 127.479,018 euros para la rehabilitación de pabellones y mejoras de fachadas, 100.000 euros de los cuales son aportados por la Diputación de Teruel.

El presidente de la DPT ha aprovechado el encuentro para trasladar el interés por la conservación de todos los cuarteles de la provincia haciendo especial hincapié en la urgencia de acometer las obras del nuevo acuartelamiento de Utrillas.

Holgado se ha mostrado interesado en saber las necesidades de las casas cuartel de la provincia de Teruel y ha asegurado que estudiará la propuesta que le han trasladado desde la DPT.
Ramón Millán ha asegurado que “la presencia de guardias civiles en un medio rural tan despoblado como es el turolense, da seguridad y continuidad a sus habitantes y por lo tanto, permite el mantenimiento de otros servicios en los municipios, como por ejemplo, las escuelas”, ha dicho Millán.

Las tres instituciones, a través de sus responsables, han asegurado que además, con la firma de acuerdos como el que se suscribe anualmente para la mejora de los cuarteles de la provincia se logra también mejorar la calidad de vida y bienestar de los agentes de la Guardia Civil que residen en estos cuarteles y que realizan su trabajo en estos pueblos, así como el arraigo de sus familias, lo que se conlleva también a evitar la despoblación en determinados pueblos.

Share This