Izquierdo, centro, junto al resto de autoridades en la inauguración.

Los siete alumnos de la nueva escuela infantil de Perales del Alfambra son el “semillero” del futuro de este municipio que está viendo cómo crece el número de parejas jóvenes que se han quedado a vivir o se han instalado recientemente. Esta escuela es un servicio fundamental para quienes buscan la conciliación también en el medio rural, y es “la mejor noticia para un municipio” como ha señalado el vicepresidente de la Diputación de Teruel, Alberto Izquierdo, durante la inauguración del centro.

Acompañado por el alcalde, Francisco Javier Lahoz, y el presidente de la Comarca Comunidad de Teruel, Samuel Morón, entre otros responsables educativos y municipales, Izquierdo ha querido lanzar un mensaje de esperanza, en un día que el primer edil ha calificado de “ilusionante” para el municipio.

“Ni todo es triste ni todo es gris como lo pintan algunos. Hay pueblos como Perales del Alfambra que, gracias a la instalación de algunas empresas, está creciendo, está mejorando” ha subrayado durante la inauguración el vicepresidente de la Diputación de Teruel, Alberto Izquierdo. El Ayuntamiento utiliza los planes de la Diputación o el Fite para poner en marcha proyectos como estos, y es una buena noticia, porque aquí es donde se tienen que invertir los fondos públicos”.

El esfuerzo por dotar a los municipios de servicios, tan importantes como este que permite la conciliación laboral y familiar, lleva a que haya parejas jóvenes que decidan quedarse a vivir: Para estas cosas sirve el POS, para estas cosas sirve el Fite” ha subrayado Izquierdo, que ha querido resaltar que esta noticia es “alentadora porque supone que hay esperanza, que hay vida y que la instalación de empresas crea empleo y asienta población”.

Lahoz por su parte ha explicado que han dedicado una inversión total de unos 150.000 euros para poner en marcha esta escuela infantil, con fondos propios del Consistorio, del Fondo de Inversiones de Teruel y del Plan de Obras y Servicios de la DPT. El módulo de la escuela infantil está diseñado para acoger a diez alumnos, y en este momento están inscritos siete. Para el próximo curso está previsto que tres de esos alumnos pasen al colegio pero ya hay cuatro nuevos inscritos para comenzar en septiembre.

El módulo cuenta con capacidad para diez alumnos.

“La idea de poner en marcha esta escuela surge nada más entrar al Ayuntamiento porque el principal activo que tenemos ahora mismo en Perales es la cantidad de gente joven que hay, de entre 22 y 35 años” ha explicado el alcalde, que ha dicho que no querían entrar en “la espiral” que entran muchos municipios: “Me voy porque no tengo servicios, no hay servicios porque te vas. Pensamos que por alguna parte había que romper esto, y creo que hicimos una apuesta valiente”.

A esto se suma la esperanza que tienen puesta en el futuro del colegio: “Hace tres años teníamos garantizado el colegio dos años y ahora mismo, salvo algo catastrófico, al menos los 12 o 15 años próximos está asegurado”, con 14 niños ya estudiando. Además, en el último año han nacido cuatro niños en Perales, lo que es esperanzador, ha aseverado.

Por su parte, el presidente de la Comarca Comunidad de Teruel, Samuel Morón, ha felicitado al Ayuntamiento por la iniciativa, “una muy buena noticia” porque supone “un apoyo a la conciliación familiar” que contribuye a fomentar la economía y el empleo en el medio rural. “Desde la Comarca estamos trabajando en el programa Corresponsables, que trata de ayudar precisamente a la conciliación familiar” ha apuntado, recordando las propuestas como colonias que se realizan desde la Comarca.

El Jefe de la Unidad de Programas del Servicio Provincial de Educación, Cultura y Deporte de Teruel, Miguel Carlos Sánchez, ha destacado durante la inauguración la importancia de esta iniciativa como medida para la lucha contra la despoblación y la directora del CRA en el que está integrado Perales, Pilar Loma, ha ofrecido toda la colaboración con el municipio y la escuela infantil porque es “el semillero de nuestros pueblos, y nos interesa a todos”.

Está construido junto al colegio.

Uno de los padres de niños que están en la escuela infantil, Daniel Ros, natural de Perales y concejal del Ayuntamiento, ha explicado que su hijo estaba en la escuela infantil de Mezquita. Desde que se ha abierto esta en el municipio lo puede llevar en su pueblo, y que también lo hará con su otro hijo recién nacido cuando cumpla la edad. “La escuela y otros servicios son un aliciente para que amigos que tengo se queden a vivir aquí, porque hay varios que están esperando familia” ha apuntado este joven, que ve el futuro del pueblo con optimismo: “Hay dos parejas con bebés para ir y tres en camino”.

Así y todo, el problema de la vivienda disponible para vivir o alquilar en el medio rural “es un tema recurrente” ha explicado el alcalde, que cifra en alrededor de 25 casas vacías en el municipio, que no las ha habitado nadie en los últimos diez años,. Lahoz ha explicado que el Ayuntamiento tiene 6 viviendas que ha acondicionado, algunas de ellas gracias a financiación de la Diputación de Teruel, pero “hace falta más inversión, tenemos un proyecto en un solar que compramos para construir seis viviendas, pero eso tiene un coste de cerca de un millón de euros, que un ayuntamiento como este no puede financiar”. Ha apuntado que “iniciativa privada no hay y me atrevería a decir que ocho o diez viviendas en quince días se ocuparían en Perales”.


ALBERTO IZQUIERDO. Vicepresidente de la Diputación de Teruel

Comparte