Con respecto al promedio de los últimos ocho años el incremento es del 25%

El Museo de Teruel ha vuelto a registrar un importante crecimiento de visitantes durante los últimos doce meses y sigue la tendencia que viene experimentando durante los últimos años, acercándose a las históricas cifras obtenidas en el año 2008 y en las que tuvo lugar la Exposición Internacional de Zaragoza. Una cita que incentivó la llegada de un notable número de visitantes a toda la Comunidad y también a la ciudad de Teruel.

Según los datos obtenidos durante los últimos doce meses, en 2017 el centro expositivo perteneciente a la Diputación Provincial de Teruel recibió un total de 39.853 personas, lo que supone un incremento del 5,44% con respecto a los guarismos registrados en el año 2016, en los que fueron 37.797 los visitantes al espacio cultural de la capital turolense. Si la comparación se establece con respecto al promedio de los últimos ocho años, el crecimiento es notablemente superior, ya que se ha experimentado un crecimiento del 25,33% con relación a los 31.799 visitantes contabilizados en esos años.

Estableciendo un paralelismo entre los datos del año recientemente finalizado y el inmediatamente anterior, destaca el incremento experimentado durante los meses de abril (+56,97%), octubre (+49,03%), agosto (+20,05%) y enero (+12,14%). Unas cifras muy destacables que suponen el crecimiento de 1.733, 1.263, 1.107 y 184 visitantes respectivamente.

Si la comparación se lleva a cabo con el dato desestacionalizado del período 2009-2016, todos los meses a excepción de mayo han registrado incrementos. Especialmente notables han sido los crecimientos de enero (+49,52%), abril (+33,27%), agosto (+31,38%) y febrero (+30,30%). Junto a ello se puede reseñar a su vez que en octubre, noviembre y diciembre las cifras denotan un incremento superior al 20% y que en marzo, julio y septiembre ese crecimiento es mayor del 10%.

Este balance de datos, al que se ha unido también el de las actividades desarrolladas durante el pasado año 2017, ha sido dado a conocer este jueves por el diputado delegado del Museo de Teruel, Juan Carlos Gracia Suso, y por el director del centro cultural perteneciente a la Diputación Provincial de Teruel, Jaime Vicente.

Para el diputado delegado del Museo de Teruel, los datos registrados en 2017 “son tremendamente exitosos” y suponen también “un incentivo para seguir haciendo del centro cultural uno de los principales espacios turísticos de nuestra provincia y un emplazamiento dinamizador de la cultura no sólo provincial, sino también nacional e internacional gracias a las propuestas temporales que se desarrollan a lo largo del año”. Precisamente por ello, ha resaltado que la línea de trabajo “va a seguir estando centrada en difundir e investigar nuestra historia, atraer propuestas de calidad y hacer del Museo de Teruel un centro en el que se desarrollen numerosas iniciativas de interés para los turolenses y también para los visitantes a nuestro territorio”.

Según ha resaltado Gracia Suso, varios son los factores que explican que el Museo de Teruel vuelva a experimentar un crecimiento muy relevante en lo que al número de visitantes hace referencia: “la importancia de la ciudad en materia turística y que la han convertido en un destino de interior muy destacado en el panorama cultural, y la gran calidad que atesora la exposición permanente del centro, así como las exposiciones temporales que registran un interés notable en cuanto al número de visitantes y crítica”.

Igualmente satisfecho se ha mostrado el director del Museo de Teruel. Según ha afirmado durante la comparecencia pública, “el 2017 ha sido un año plenamente satisfactorio para el centro cultural”. “Lo es -ha añadido- por la cifra de visitantes pero también por el conjunto de actividades desarrolladas y por los trabajos técnicos que han permitido avanzar en el conocimiento y divulgación de nuestra historia y en la conservación de nuestro patrimonio”.

A ese balance positivo que recogen las cifras, Jaime Vicente ha querido también destacar el “alto grado de satisfacción que nos manifiestan los visitantes que vienen a conocer nuestras propuestas culturales”. En ese sentido ha resaltado que “las instalaciones, las colecciones que tenemos expuestas, las muestras temporales de arte contemporáneo que organizamos a lo largo del año y la atención prestada por los profesionales del Museo de Teruel están siendo también motivos que pueden explicar el incremento sostenido de visitantes que estamos experimentando”.

EXPOSICIONES TEMPORALES

La actividad del Museo se ha visto complementada con la organización de hasta seis exposiciones temporales relacionadas con el arte contemporáneo y que han recibido un total de 32.336 visitantes. En ellas se han abordado temas como los viajes de los migrantes subsaharianos y su reflejo en grafitos documentados en los centros de inmigrantes de Mauritania y de Tenerife (exposición “ A tous les clandestines” de Patricia Gómez y María Jesús González), la manifestación en varias culturas de actitudes de sorpresa o expresión de diversos sentimientos, a través de las fotografías de Cristina García Rodero (“Con la boca abierta. Cristina García Rodero”) y se ha analizado uno de los movimientos artísticos contemporáneos de España menos conocidos, como es el arte concreto y los inicios de la utilización de la informática en la creación de obras de arte (“Conciencia perceptiva. Arte concreto en la colección Escolano”).

Los artistas turolenses también han tenido su hueco en las muestras temporales celebradas. Carlos Domingo, a través de su exposición “Dócil”, y Gonzalo Tena, en este caso con una gran muestra antológica bajo el título “Gonzalo Tena: 1971-2017. La textualidad de la pintura” e instalada en el Museo de Teruel y el Museo Salvador Victoria de Rubielos de Mora, han sido los protagonistas de estas propuestas.

A ellas hay que añadir la última exposición del 2017 y primera de 2018, “Al margen del amor”, que muestra las reflexiones de artistas contemporáneos de ámbito internacional sobre otras formas de manifestar los sentimientos, otras relaciones alternativas y otras formas de interpretar las manifestaciones tradicionales del amor. Una exposición que se engloba dentro del calendario de actividades relativas al 800 aniversario de la Historia de los Amantes de Teruel.

Y es también digno de mención la muestra “Benítez Mellado: la documentación del arte rupestre en Teruel, 1921-1943” que permitió conocer los dibujos originales realizados por este artista en los primeros momentos del conocimiento del arte rupestre; y también la instalación de “Memoria de una colección” en la sede de Endesa en Madrid, en la que se mostró parte de la colección procedente de las Becas Endesa para Artes Plásticas, y la exposición “Dragoman” de Aitor Lara en Sevilla, producida por el Museo de Teruel.

ARQUEOLOGÍA, NUEVAS COLECCIONES Y OTRAS ACTIVIDADES

La labor arqueológica del Museo de Teruel ha puesto su foco especialmente en el estudio de los objetos procedentes del yacimiento romano de “La Caridad” y en el desarrollo del proyecto “Estudio del poblamiento andalusí en el sur de Aragón”. Junto a ello, también es reseñable la colaboración con el Gobierno de Aragón y el Parque Cultural del Río Martín para la redacción del Plan Director del yacimiento ibérico de “San Pedro” (Oliete), y con el Consorcio de Patrimonio Ibérico de Aragón para la realización de sus actividades y la gestión de los centros y yacimientos; la asunción de los trabajos de conservación y mantenimiento de los principales yacimientos arqueológicos visitables de la provincia (“La Caridad” de Caminreal, “Alto Chacón” de Teruel, “Loma del Regadío” de Urrea de Gaén y “El Palomar y Cabezo de San Pedro” de Oliete); y la colaboración con otras entidades en labores de investigación, así como la participación de diversos técnicos del Museo de Teruel en congresos y reuniones científicas, cursos de la Universidad de Verano de Teruel, o la presencia en la Red de Villas Romanas de Hispania.

En lo que a los trabajos de arqueología hace referencia, en “La Caridad” de Caminreal las labores se han orientado a la futura publicación de la monografía que recoja los resultados de la investigación realizada hasta este momento, con especial incidencia en el estudio, clasificación, dibujo y fotografía de los objetos metálicos (herramientas, armamento, objetos de adorno personal, etc.) y en los conjuntos cerámicos de varias de las casas excavadas. Una parte muy importante de estos objetos (2.869 piezas) se ha incorporado al portal CERES del Ministerio de Cultura, pudiendo ser consultada de manera inmediata en red por los especialistas. En este mismo yacimiento se ha redactado un proyecto de conservación preventiva que será aplicado a partir de 2018.

Y en cuanto al proyecto de estudio del poblamiento andalusí, los trabajos durante 2017 se han desarrollado fundamentalmente en el yacimiento de “El Quemao” de Sarrión, un núcleo de especial interés que ha proporcionado materiales muy interesantes para el conocimiento del hábitat rural durante este periodo, de su cultura material y de los contactos con los centros urbanos levantinos. También se ha intervenido en el yacimiento de “Cabezo de la Cisterna”, finalizando la excavación de una vivienda datada en el siglo XI.

A todo ello también hay que añadir que durante todo el año 2017 han ingresado 736 obras o bienes culturales, la mayor parte destinadas a las colecciones arqueológicas (601), seguidas de las de carácter etnográfico (101) y de las obras de arte contemporáneo (34); se han intensificado el número de grupos que visitan el Museo de Teruel dentro del programa de visitas guiadas (40 en total), procedentes en su mayoría de centros escolares de la provincia; y se han desarrollado un total de nueves talleres didácticos coincidiendo con las vacaciones escolares, ocho sobre la cultura romana y uno sobre arte contemporáneo vinculado a la exposición de Gonzalo Tena.

MEJORA Y AMPLIACIÓN DEL MUSEO DE TERUEL

El Museo de Teruel sigue adelante con su plan de ampliación y mejora de las instalaciones actuales para mejorar la oferta expositiva que actualmente ofrece el centro cultural de la Diputación Provincial de Teruel. En la actualidad ya ha finalizado la primera fase de las obras de ampliación del Museo, concentrada en la restauración y rehabilitación del Palacio del Marqués de Tosos, y se han iniciado los trámites para la ejecución de la segunda fase.

Todo ello se ve complementado con las labores de restauración que se están acometiendo o se han acometido en este tiempo. Destaca el inicio de la restauración de la fachada de la sede actual, que finalizará en el primer trimestre de 2018, la de los mosaicos romanos procedentes de Calanda y que están ubicados en la cuarta planta, y la de 153 piezas de las colecciones del Museo.

Y, por último, también se ha podido ocupar definitivamente en el ya finalizado 2017 los nuevos almacenes y ordenar la mayor parte de las colecciones que alberga. Para ello se han adquirido armarios especiales para el almacenamiento de la indumentaria tradicional, lo que supondrá una mejora de la conservación de los mismos en las condiciones adecuadas para este tipo de bienes.

Share This