Puesto en marcha por la Diputación Provincial de Teruel, con la colaboración de la Comarca del Maestrazgo y el Ayuntamiento de Mirambel

Mirambel se ha convertido esta semana por méritos propios en el punto de encuentro entre artistas y artesanos locales. Un emplazamiento ideal para poder profundizar en el duro proceso que hay que llevar a cabo para la realización de esos trabajos y que han encontrado en esa localidad del Maestrazgo turolense un lugar perfecto de inspiración para sus futuros desempeños profesionales.

Todo ello ha sido posible gracias a la celebración de la “Semana creativa” de Mirambel, que ha tenido lugar durante estos últimos cinco días y que hoy viernes ha finalizado. Perteneciente al programa europeo ARTEC (Arte, Redescubrimiento, Tradiciones, Ecléctico, Contemporáneo), un total de catorce artistas han podido convivir y conocer más detenidamente la labor que desarrollan un buen número de artesanos locales, estableciendo sinergias entre los profesionales allí reunidos y los estudiantes o graduados en formación artística.

ARTEC es un conjunto de acciones de las que forma parte la Diputación Provincial de Teruel a través del Departamento de Programas Europeos y que están cofinanciadas por el programa Europa Creativa de la Unión Europea. En lo que concierne específicamente a la “Semana creativa”, ésta ha contado con la colaboración activa de la Comarca del Maestrazgo y del Ayuntamiento de Mirambel, cuyos máximos responsables, Arturo Martín y María del Carmen Soler, han acudido a la clausura de la misma junto con el diputado delegado de Programas Europeos, José Herrero.

Según el representante provincial, el desarrollo de las diferentes jornadas ha sido un “rotundo éxito”. Ello ha sido posible, ha añadido, “porque hemos podido establecer un nexo de unión entre diferentes artistas y artesanos muy reconocidos en nuestra provincia, porque hemos ayudado a la formación de estas personas con una actividad diferente y muy enriquecedora, y porque también ha servido como actividad dinamizadora en un emplazamiento con multitud de potencialidades turísticas y artísticas”.

Herrero también ha querido incidir que uno de los objetivos fundamentales de la “Semana creativa” ha sido “fomentar el diálogo entre artistas y artesanos de diferentes lugares”. Un propósito que “hemos alcanzado con creces porque todos los participantes nos han relatado que se ha tratado de una experiencia muy enriquecedora que va a ayudarles en sus futuros trabajos artísticos”, ha subrayado.

Igualmente satisfecho se ha mostrado también el presidente de la comarca del Maestrazgo, que ha destacado “las jornadas creativas que se han celebrado en Mirambel y la buena sintonía de los participantes con los vecinos de la localidad”, lo que ha querido “agradecer sinceramente”.

Asimismo, Arturo Martín también ha enmarcado todas las propuestas de ARTEC celebradas en su comarca como “acciones destinadas a dinamizar nuestras localidades”. Para ello ha recalcado que “vamos a seguir trabajando para que los artistas artesanos, fotógrafos y gente más creativa encuentren en nuestros pueblos un lugar de inspiración”.

Proyecto ARTEC

La “Semana creativa” de Mirambel se engloba dentro del programa ARTEC. Gracias a él, un total de siete estudiantes de la Escuela de Artes del Grado Superior en Proyectos y Dirección de Obras de Decoración de la capital tuvieron la posibilidad de participar en el concurso de ideas de índole internacional organizado por ARTEC y cuyo objetivo era diseñar un proyecto de reutilización adaptativa del Castillo Banffy, preservando la integridad del espacio arquitectónico y usándolo como centro artístico y artesanal, con emplazamientos de exposición y otros multifuncionales. Tal fue la calidad de los proyectos presentados que dos de las estudiantes, Mirella Fuentes Ibáñez y Clara Soriano Casas, fueron reconocidas por la originalidad de los trabajos presentados.

Junto a esta actividad y a la recién finalizada “Semana creativa” de Mirambel, tres propuestas más se han desarrollado hasta la fecha con motivo de ARTEC. La primera de ellas consistió en una visita recreada al Castillo de Alcañiz, a la que asistieron un total de cuarenta alumnos, además de padres y profesores, y en la que pudieron conocer la historia de los Calatravos que habitaron el Castillo, además de las leyendas de lo que hoy es el Parador de Alcañiz; la segunda fue el monólogo celebrado en Cantavieja en la que se simulaba la visita del general Cabrera y que fue un rotundo éxito de crítica y público; y la tercera consistió en la exposición que estuvo presente hasta el pasado 16 de diciembre en la Escuela de Artes de Teruel para profundizar en el proyecto ARTEC y en las diferentes propuestas presentadas, con especial interés en la ganadora y en las de los alumnos turolenses. La exposición está actualmente en Madrid, en el Centro de Cultura Rumano y después viajará a París y Berlín, entre otros lugares.

Share This