Han mantenido este lunes una reunión con el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, y con el secretario general de Infraestructuras, Manuel Niño González

El presidente de la Diputación Provincial de Teruel, Ramón Millán, en compañía del vicepresidente primero de la Institución, Joaquín Juste, han trasladado este lunes al Ministerio de Fomento las reivindicaciones que posee el territorio en carreteras y en ferrocarril.

Lo han materializado a través de la reunión que han mantenido con el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, y con el secretario general de Infraestructuras, Manuel Niño González, a los que les han explicado las reclamaciones de la provincia con relación a las Nacionales 232 y 330, a la línea de ferrocarril que une Zaragoza con la capital turolense y Valencia, además de la reivindicación de la propia DPT, junto con sus homólogas de Guadalajara y Tarragona, para el desdoblamiento de la Nacional 211 hasta el Mediterráneo.

Las comunicaciones son fundamentales para atajar el problema de la despoblación porque si somos capaces de garantizar una buena red de carreteras y también un ferrocarril acorde al siglo XXI estaremos creando las condiciones adecuadas para que se pueda generar actividad económica en el territorio”, ha explicado Ramón Millán, que ha añadido que “sin empleo no estaremos poniendo remedio al principal problema que tiene a día de hoy nuestra provincia”.

En el mismo sentido se ha manifestado también el vicepresidente primero de la Diputación Provincial de Teruel, que ha subrayado que “hoy las distancias se miden más en tiempo que en kilómetros”, por lo que “es imprescindible contar con la mejor red de carreteras posible que garantice unos desplazamientos rápidos y seguros”. “Solo así -ha añadido- lograremos que la gente decida quedarse a vivir en los pueblos porque su calidad de vida no se vería mermada al contar con unas malas carreteras que dificulten su día a día o la prestación de servicios de calidad”.

Sobre la mesa han estado presentes, en lo que a carreteras hace referencia, las obras de la Nacional 232 y su futura conversión en la A-68, así como la Nacional 330. Tal y como ha recordado Millán con respecto a la primera de ellas, “el Bajo Aragón necesita una buena comunicación con Zaragoza y el Mediterráneo” y ello pasa por “avanzar” en las actuaciones en una vía “que necesita mejorar su estado para evitar los numerosos
accidentes que se producen en uno de los principales puntos negros de nuestra red de carreteras y también dar pasos adelante para su conversión en autovía y convertir a este eje en un motor económico para los municipios del entorno”. Precisamente por ello, el presidente provincial ha reclamado “acelerar” todos los trabajos necesarios para que esta reivindicación “se vea satisfecha más pronto que tarde”.

En relación a este Corredor, el secretario de Estado les ha indicado que en el tramo El Burgo de Ebro-Fuentes de Ebro está a punto de procederse a la aprobación definitiva del proyecto de trazado, para comenzar posteriormente con la redacción del proyecto de construcción y que el tramo Fuentes de Ebro-Valdealgorfa está pendiente del DIA.

Con relación a la Nacional 330, Juste ha recalcado que, tras la reunión mantenida el pasado mes de diciembre entre responsables del Ministerio de Fomento y los alcaldes de los municipios por los que discurre este vial, a la que acudió como representante de la Institución provincial, “nos han vuelto a manifestar el compromiso del Gobierno de España con la mejora de esta infraestructura para garantizar una carretera que haga compatible el tráfico pesado que discurre por ella y también el de los vehículos particulares que tienen que transitar por un vial que requiere de una mejora y ensanchamiento”.

En la reunión ha quedado claro que los compromisos alcanzados en la reunión del 1 de diciembre se están cumpliendo por parte del Ministerio.

Asimismo, la cita también ha servido para que el presidente Millán expusiera las reivindicaciones de las diputaciones de Teruel, Guadalajara y Tarragona para el desdoblamiento de la Nacional 211 hasta el Mediterráneo. Una infraestructura que en palabras del máximo responsable de la DPT “permitiría vertebrar la provincia de oeste a este a través de las Cuencas Mineras y que podría ser un elemento dinamizador de ese territorio de la misma manera que lo ha sido la A-23 desde su puesta en marcha”, además de “suponer una comunicación alternativa entre el centro de España y el Mediterráneo mucho más ágil y rápida que la que disponemos en la actualidad”.

FERROCARRIL ZARAGOZA-TERUEL-SAGUNTO

También se ha abordado durante el encuentro una infraestructura calificada por los representantes turolenses como “imprescindible” para el futuro de la provincia como es la línea férrea Zaragoza-Teruel-Sagunto. Los 335 millones de euros comprometidos por el Gobierno de España suponen para Millán una “buena noticia”, aunque ha reclamado a su vez “que se acometan todas las actuaciones para que podamos disponer de una línea en la que tanto pasajeros y mercancías puedan circular en condiciones acordes al siglo XXI y que no seamos una isla mal comunicada en el conjunto del ferrocarril español”.

Para Millán, las recientes informaciones conocidas relativas al incremento notorio de trenes de mercancías que circulan por el trazado es “la muestra más evidente de que esta línea tiene un gran futuro si se mejora su estado, si se eliminan las limitaciones de velocidad, se electrifica y se construyen los apartaderos necesarios”. Por ese motivo, “hemos reclamado todas las actuaciones necesarias en la línea para que podamos aprovechar la posición estratégica de la provincia en mercancías y los ciudadanos puedan viajar en condiciones adecuadas de tiempo y de calidad del servicio”.

Juste también ha recalcado que “los pasos dados en los últimos meses han demostrado la importancia que puede tener el Cantábrico-Mediterráneo en el conjunto de los grandes ejes de comunicaciones del país” y también que “para Teruel es irrenunciable contar con un trazado ferroviario de gran capacidad y buenas prestaciones para que podamos desplazarnos rápidamente a Zaragoza y Valencia”, además de “poder trasladar las mercancías que se producen en este importante corredor y también en nuestra provincia”, con “el importante efecto que tendría para las empresas de nuestro territorio”.

El Ministerio de Fomento ha recalcado que, como ya se ha comprobado, la mejora de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto es un compromiso de este Gobierno, con una hoja de ruta clara, seguida de cerca por un comité de seguimiento que ya se ha reunido en dos ocasiones y cuya próxima reunión se producirá en breve.

Share This