En la presentación con Diego Piñeiro, diputado de Cultura de la DPT, Nacho Escuín, director del IET, Javier Alquézar, director de «Turolenses» y Antonio Amador, alcalde de Andorra.

La Diputación de Teruel (DPT) apuesta por promocionar la revista “Turolenses” del Instituto de Estudios Turolenses (IET) no solo como referencia de la divulgación cultural en la provincia sino como otro gesto de apoyo a la red de centros de estudios locales que, según ha anunciado el diputado de Cultura Diego Piñeiro, contarán a partir de este año con una nueva partida de 30.000 euros en el presupuesto de la entidad tras años sin recibir consignación.

El diputado ha hecho estas declaraciones en la casa de cultura de Andorra, que ha acogido hoy sábado la presentación del número 16 de la revista de cultura editada por el IET. “Actos como este”, ha señalado Piñeiro, “van a ser habituales a partir de ahora con dos objetivos: promocionar las publicaciones para llegar al mayor número posible de lectores y dinamizar la provincia impulsando acciones que acerquen a los municipios donde existen centros de estudios las actividades de la entidad dependiente de la DPT».

Piñeiro ha destacado que en la revista “Turolenses” hacen oír su voz muchas personas que trabajan por la cultura y la historia de la provincia en los centros de estudios locales, desde los cuáles surgió la idea de su publicación. “Por eso esta presentación es un buen momento para anunciar, en la línea de lo que hemos repetido hace meses desde el equipo de gobierno de la DPT y la actual dirección del IET, que el reconocimiento y el mayor apoyo que queremos dar a los centros de estudios se van a traducir en una partida de 30.000 euros que no existía antes de ahora”.

Piñeiro, que ha estado acompañado por el director del IET Nacho Escuín y el director de la revista Javier Alquézar en un acto que también ha contado con la presencia del alcalde de Andorra y diputado de Presidencia de la DPT Antonio Amador, ha explicado que “creemos en el valor de la revista y por eso estamos convencidos de que necesita más recorrido y mayor conocimiento en la sociedad de la provincia”.

Por su parte, Nacho Escuín ha destacado “el trabajo fundamental que se hace desde los centros locales, también desde Andorra, que hacen precisamente que el IET luzca. Es trabajo de todos poner en valor toda la capacidad cultural y patrimonial que tiene la provincia y precisamente a través de estos centros se puede hacer”.

Tanto el diputado delegado como el director del IET han destacado la acción promocional realizada con Diario de Teruel, que con la entrega gratuita de los monográficos sobre la Guerra Civil y los Amantes de Teruel han aumentado el conocimiento de la publicación entre los turolenses. Piñeiro ha destacado “la primera publicación de la Guerra Civil se agotó y lo lunes se está notando un aumento de las ventas del periódico, lo que significa que la revista supone un atractivo que hay que potenciar”.

El alcalde de Andorra y diputado de Presidencia de la DPT, Antonio Amador, ha destacado que la presentación de la revista en la localidad “es también un reconocimiento y la puesta en valor al centro de estudios local, el CELAN, que lleva trabajando tantos y tantos años con buen hacer y desinteresadamente”. Además, ha destacado la apuesta de la nueva dirección del IET por el conjunto de la provincia.

Una veintena de autores abordan a través de sus artículos distintos temas de la historia, el patrimonio o la sociedad de la provincia, con referencias a personajes como Ken Loach, Pablo Serrano, Elvira Hidalgo, José Ramón Lasuén o Fernando Novella. La sección de dosier, con la que la revista aborda a fondo un tema en cada edición, analiza en esta ocasión la división administrativa provincial turolense desde distintas perspectivas que permiten abordarla de una manera histórica, pero también de presente y futuro.

Según su director, Javier Alquézar Penón, la revista nació precisamente desde Andorra como complemento de los Centros de Estudios Locales y fortalecer la red, fomentando una cultura provincial común, por lo que “esta presentación ha sido como una vuelta a casa”. Alquézar ha señalado que la revista ya ha trascendido y se ha convertido en una referencia en el territorio. “Una provincia debe tener algo parecido a esto, por lo que me parece muy bien que se potencie su difusión y me gusta mucho la idea que estás presentaciones se hagan en otras localidades con centros de estudios”, ha dicho.

Alquézar ha destacado que “Turolenses” es una revista autónoma, con su propio consejo asesor que determina los contenidos y verdadero carácter provincial, “que cuenta con una estructura fija con tres partes: informativa y de actualidad, de estudios amplios o monográficos y una parte creativa que destaca los trabajos de artistas turolenses en distintas disciplinas”. Además de distribuirse entre los propios Centros de Estudios, se puede encontrar en los quioscos donde se vende por dos euros. vRespecto al número 16, Alquézar ha señalado que la revista “es posiblemente la más equilibrada. Hay un verdadero equilibrio en todas sus secciones”.

Contenidos “Turolenses”

Siempre muy variada en cuanto a sus temas y muy gráfica, combina la información más ligera con artículos más elaborados y profundos. Cuenta con secciones fijas que abarcan tanto la literatura como la historia, el arte o la fauna. Comienza con la miscelánea para dar paso a un primer artículo sobre Ken Loach y su “vuelta a Mirambel”. Firmado por T. Losantos, D.Pedroso y A.Repullés, recuerda el acto que llevó al director inglés de vuelta a esta localidad del Maestrazgo para recordar el rodaje de “Tierra y Libertad” de 1994 y se fija en la ruta cinematográfica creada por esa razón.

En las primeras páginas de la publicación nos acercamos a una obra de arte en un retablo de la iglesia de Caminreal de la mano de José María Carreras o vemos al magnífico escultor Pablo Serrano en la vuelta a su Crivillén natal, donde recibió honores que recuerda María Luisa Grau en el texto que acompaña a la “Foto con Historia”, obra de Fidel Cantín. El Conjunto Paleontológico de Galve centra el espacio de la revista dedicado a museos y centros de interpretación, a través del texto y las fotos de Miguel Á. Herrero y José L. Simón. En en la sección dedicada a viajeros y escritores, Toni Losantos recuerda a Clemente Alonso Crespo.

La serie de artículos repasa, como es habitual, temas variados como la huelga general de 1932 en Alcorisa y Castel de Cabra, firmado por Javier Alquézar, o el tesoro artístico que suponen los cofres de amor que detalla Pedro Luis Hernando. Luis Lorente, José Manuel Sánchez y Sara Lapesa escriben sobre los murciélagos de la provincia y su estudio y conservación y Zoila Martínez y Manuel Siurana nos acercan a la vida de Elvira Hidalgo a través de los textos de

El dosier de este número, coordinado por Fernando Burillo Albacete, recuerda el nacimiento en 1833 de la delimitación provincial y su trayectoria. “Lo cierto es que la nueva configuración territorial se ha demostrado persistente en el tiempo, incluso en casos como el de Aragón, donde el desarrollo comarcal, en buena medida contradictorio con el marco provincial, no ha conseguido ni tan siquiera ponerlas en cuestión”, recoge el texto de presentación del coordinador. Así, la sección comienza con un artículo sobre el nacimiento de la división administrativa provincial turolense del propio Burillo, continúa con uno firmado por José Ramón Villanueva analizando el desarrollo y los efectos de dicha división y después recoge uno firmado por José Ignacio Micolau que expone “el todavía no resuelto tema del particularismo bajoaragonés”. Finalmente, Lluís Rajadel analiza el presente de la cuestión provincial.

En el apartado de la entrevista, Ángel Quílez interroga a José Ramón Lasuén, alcañizano que tuvo un papel destacado en la transición política y que repasa en estas páginas su trayectoria y con ella, la del conjunto de Aragón.

La propuesta de la ruta cultural nos lleva en este número hasta Hinojosa de Jarque, su parque escultórico y su romería de las cruces. Y en el apartado de artistas turolenses, conocemos a Fernando Novella y su obra de la mano de Ernesto Utrillas. La página literaria la firma Juli Micolau con “Una plaça plàcida” y el número se cierra con el habitual repaso repaso a las publicaciones de temas turolenses.

La portada, portada interior y la contraportada recogen en esta ocasión obras de Luis Pascual, siempre con la intención de dar a conocer y ofrecer oportunidades a los artistas de la provincia de Teruel.


DIEGO PIÑEIRO. Diputado delegado de Cultura

 

NACHO ESCUÍN. Director del Instituto de Estudios Turolenses

Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT exclusivo para gestión de estadísticas de uso. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar