Rando Monroyo

El presidente Rando charla con el alcalde de Monroyo en una visita reciente.

Los ayuntamientos turolenses han empezado a recibir en sus cuentas corrientes el adelanto de los tributos que la Diputación de Teruel les va a recaudar a lo largo del año. En total, son más de 24 millones de euros (24.186.633, 06) que pretenden mejorar la liquidez de la tesorería de los consistorios, aprovechando los más de 40 millones de euros ahorrados por la Diputación y que no pueden ser gastados por los condicionantes en el gasto público que impone la Ley de Estabilidad Presupuestaria (2/2012).

De esta forma, el dinero ahorrado no se gasta, pero sí se utiliza en forma de préstamo con el objetivo principal de facilitar el funcionamiento diario de los ayuntamientos, competencia principal de las diputaciones provinciales. El presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando, ha asegurado que “tener este dinero a principios de año puede facilitar acciones de los ayuntamientos, muchas veces limitados por tener que cumplir con los cierres de ejercicio cuando el dinero que recaudan les acaba de llegar o aún no ha llegado”.

La cantidad adelantada a los ayuntamientos responde a una estimación de lo que se va a recaudar este año tanto con el impuesto de Bienes Inmuebles Catastrales, rústico y urbano, como con el Impuesto de Actividades Económicas en su tramo provincial y, a final de año, se liquidará la diferencia con las cifras reales en un último pago. De esta forma, las cantidades que reciben los consistorios de una sola vez van desde los más de dos millones y medio de euros de los municipios más grandes de la provincia a los poco más de 3.000 euros que reciben los más pequeños. En el caso de Teruel capital, recibirá por esta fórmula más de 5’5 millones de euros.

“Es una forma legal y, considero, muy adecuada de aprovechar la sobreliquidez de las instituciones públicas a causa de la aplicación de la “Ley Montoro”, que esperamos pueda ser modificada o derogada lo antes posible”, ha apuntado el presidente de la Diputación de Teruel. Además, Rando ha recordado que “dar más liquidez a los ayuntamientos es uno de los objetivos principales de este equipo de gobierno, pues creemos que muchos de los grandes problemas de esta tierra se podrían aliviar con mayor autonomía de las instituciones que mejor saben lo que necesita cada municipio”.

En este sentido, los presupuestos de la Diputación de Teruel ya han incrementado otros instrumentos para mejorar la financiación de los ayuntamientos. Como la Caja de Cooperación, que permite pedir a la institución provincial préstamos a coste cero y condiciones de devolución ventajosas, y ha aumentado en los presupuestos del 2020 desde los 100.000 euros a los 5 millones. En el último pleno se aprobó un nuevo reglamento que permitirá a los consistorios pedir préstamos de hasta 150.000 euros en lugar del máximo de 18.000 que existía previamente. “Ya únicamente nos falta la cuarta medida que nos habíamos propuesto, que es aumentar los fondos del Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles (FIMS). Sabremos la cantidad concreta en unas semanas, en función de los remanentes”, ha dicho Manuel Rando.

Además, en este mes de marzo está previsto aprobar el reparto de fondos del Plan de Concertación, dotado con 3.300.000 euros, y el Plan de Empleo, que permitirá invertir 1.800.000 euros, 300.000 más que el año anterior, en mano de obra a través de los ayuntamientos.


AUDIOS DE MANUEL RANDO. Presidente de la Diputación de Teruel

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar