Pleno extraordinario telemático

Los municipios de la provincia recibirán prácticamente el doble del dinero que se repartieron en la anterior convocatoria del Fondo de Inversiones Municipales Sostenibles (FIMS), después de que la Diputación de Teruel haya decidido incrementar la partida destinada a este fondo hasta los 10 millones de euros, casi 4,7 millones de euros más que el año anterior.

El FIMS ha sido aprobado en el Pleno extraordinario y urgente celebrado hoy de forma telemática después de que el Gobierno de España autorizara, hace ocho días, el uso del superávit de 2019 a las entidades locales. En el caso de la Diputación de Teruel, la diferencia entre ingresos y gastos arroja un resultado positivo de 10,5 millones de euros, de los que el 95% se transferirá a los ayuntamientos para que realicen obras financieramente sostenibles. “Supone un 92% de incremento respecto al año pasado. Por tanto va a haber más actividad, más inversión, más economía circular en cada uno de los municipios” ha destacado el presidente Manuel Rando y eso “favorecerá la creación y el mantenimiento del empleo en la provincia de Teruel”.

“Habrá 500 obras que los ayuntamientos de la provincia” estima Alberto Izquierdo, vicepresidente de la Diputación de Teruel, “que darán trabajo a las empresas de la provincia, autónomos y pymes”.

El Fondo de Inversiones Municipales Sostenibles se reparte una serie de criterios técnicos y objetivos que tienen en cuenta el número de habitantes y el número de núcleos de población que tiene cada municipio, ya que en la provincia existen 32 ayuntamientos que tienen entidades singulares a su cargo (pedanías, entes locales menores..). De esta forma, las cantidades repartidas van desde los 18.251,93 euros que recibe el municipio más pequeño, Salcedillo, hasta los 165.812,01 que recibirá Calamocha y sus núcleos de población. El año pasado el primero recibió 9.834,09 y la capital del Jiloca obtuvo del FIMS 88.120 euros.

De esta lista quedan fuera las poblaciones más grandes de la provincia, Teruel capital, Alcañiz y Andorra, a las que se aplican criterios correctores para beneficiar a los pueblos más pequeños. Así, la ciudad de Teruel percibe 100.000 euros, frente a los 53.683 que recibió el pasado año. Es el 1% de la cuantía total del Fondo y debe ser destinado a sus barrios pedáneos. Alcañiz recibirá 220.000 euros (el 2,20% del total), por los 118.103,87 del pasado año, y Andorra recibe 150.000 euros (el 1,50%) frente a los 80.525,37 que recibió del superávit de 2018.

El resto de la cuantía del fondo (5.116.044,93 euros) se reparte con los siguientes criterios:

• El 35% se destina a repartir una cantidad fija por cada una de las entidades a subvencionar, dando como resultado 14.242,67 euros por localidad.

• Se atenderá al número de núcleos de población de acuerdo a este baremo:

• 1 entidad: 4.000 euros.
• Entre 2 y 3 entidades: 8.000 euros.
• Entre 4 y 6 entidades: 12.000 euros.
• Más de 6 entidades: 16.000 euros.

• También se tendrá en consideración el número de habitantes, de acuerdo al Padrón Municipal a 1 de enero de 2019:

• Una cantidad fija por habitante de 11,94 euros., resultante del 15% destinado para este fin.

• El 85% restante se distribuirá en función de los tramos de población:

• Hasta 25 habitantes: 3842,13 euros.
• De 26 a 50 habitantes: 4827,34 euros.
• De 51 a 75 habitantes: 7901,55 euros.
• De 76 a 100 habitantes: 11.753,54 euros.
• De 101 a 250 habitantes: 19.395,82 euros.
• De 251 a 500 habitantes: 32.988,92 euros.
• De 501 a 1.000 habitantes: 46.569,68 euros.
• De 1.001 a 1.500 habitantes: 54.076,12 euros.
• De 1.501 a 2.500 habitantes: 65.804,96 euros.
• De 2.501 a 4.000 habitantes: 72.620,54 euros.
• Más de 4.000 habitantes: 83.750,08 euros

El FIMS supone una ayuda fundamental para todos los municipios de la provincia, ya que les permite ejecutar una amplia variedad de obras relacionadas con la mejora de vías públicas, alcantarillado, saneamiento, abastecimiento y distribución de aguas; recogida, eliminación y tratamiento de residuos; alumbrado público, parques y jardines, bibliotecas y archivos, equipamientos culturales y museos, protección del patrimonio histórico-artístico o instalaciones deportivas, entre una larga lista de obras que se consideran “sostenibles”.

El presidente Manuel Rando ha resaltado, además, que “el Real Decreto no solo nos permite gastarnos el superávit, también se puede aplazar la ejecución de los proyectos del FIMS del año anterior hasta el 31 de diciembre de 2021 y podemos incluir lo que es deuda”.

Otras actuaciones
Además, en las modificaciones presupuestarias aprobadas hoy se han incluido también otras inversiones que serán posibles con el resto del superávit y llevará a cabo la propia institución provincial. Se van a destinar 150.000 euros para obras de reforma en la Colonia Polster en Alcalá de la Selva y 35.000 para arreglar desperfectos en el edificio del antiguo cuartel Comandante Aguado, en la capital de la provincia. Además, se van a dedicar 300.000 euros para redactar proyectos de remodelación de carreteras y otros 93.000 euros para hacer frente a las necesidades que ha generado la Covid-19 en la actividad de la Diputación.

La partida para proyectos de carreteras, ha resaltado Izquierdo, diputado delegado del área, forma parte de la planificación de este equipo de gobierno. “Si ahora llegasen a la Diputación 50 millones de euros para hacer carreteras provinciales solo podríamos hacer mejora de firmes porque no había proyectos de construcción” y por ello se ha dispuesto que esta partida, que se quiere mantener cada anualidad, “para que haya proyectos suficientes para poder invertir cada año como mínimo diez millones de euros en obra nueva”.

Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar