El vicepresidente de la DPT con la alcaldesa de Lledó, Teresa Crivillé, en el puente que se va a arreglar.

Lledó y Ráfales son dos de las localidades del Matarraña que van a ver próximamente mejoradas sus comunicaciones gracias a la inversión de la Diputación de Teruel. En el caso de Ráfales, la institución provincial licitará en unos días el proyecto para la mejora del trazado de la TE-V-3004 mientras que en el caso de Lledó, la Diputación también se va a encargar de la obra de ensanchamiento del puente que conecta esta localidad con el límite provincial de Tarragona.

El vicepresidente de la Diputación de Teruel Alberto Izquierdo ha mostrado en su visita a Lledó el compromiso de la institución provincial para acometer el ensanchamiento del puente que conecta la localidad con la localidad tarraconense de Horta de Sant Joan, donde la Diputación de Tarragona ha llevado a cabo la mejora de la carretera en el tramo de su competencia. Ahora será la Diputación de Teruel la que acometa la obra en la parte aragonesa: “Hace unos días aprobamos en pleno una modificación presupuestaria de 100.000 euros que pemitirá, entre otras actuaciones, licitar el proyecto para realizar la reforma del puente”, ha recordado Izquierdo, que consistirá en la colocación de una losa que permitirá ensanchar el puente.

A un lado y al otro la carretera está resuelta pero nos quedaba el puente y esperamos tener el proyecto en 2022 para unir, no solo Horta de Sant Joan y Lledó sino Teruel y Tarragona” en lo que ha calificado Izquierdo como ejemplo de colaboración entre instituciones.

En esta zona el vicepresidente ha recordado también que está previsto asfaltar la carretera de Cretas a Lledó, con un refuerzo de firme completo, y después se extenderán las obras a Arens de Lledó, pasando por la travesía de Lledó con lo que se resolverá un problema, como recordaba la alcaldesa, de baches y de dificultad de circulación para los que viven en esta zona.

La alcaldesa Teresa Crivillé ha destacado que en esta localidad están priorizando “asegurar los servicios básicos del municipio: agua y comunicaciones”, y completan la inversión dedicando partidas, como las del Plan de Obras y Servicios de la institución provincial, a la construcción de una báscula y la mejora de calles. Además, están estudiando promover una vivienda social de alquiler para nuevos pobladores, para lo que podrán optar a las ayudas que próximamente convocará la Diputación de Teruel con este objetivo.

En el caso de Ráfales, la carretera que se va a mejorar es la que conecta esta localidad con La Portellada pero también es la conexión con Valderrobres, y por tanto con el centro de salud, con el instituto y con buena parte de los servicios básicos de los vecinos. “En pocos días licitaremos el proyecto constructivo para mejorar el trazado, de 8 kilómetros, por un importe de unos 90.000 euros” ha explicado el vicepresidente, que ha destacado la importancia de reformar una carretera que en la actualidad es estrecha y por la que pasan el autobús escolar, camiones de abastecimiento a las granjas y los vecinos para acceder a servicios básicos.

Izquierdo con el alcalde de Ráfales, José Ramón Arrufat y el teniente de alcalde Miguel Romero.

Es la carretera del día a día, de la farmacia, que suministra comida a la tienda, a las explotaciones ganaderas… es muy utilizada por los vecinos” ha explicado el alcalde José Ramón Arrufat. La licitación del proyecto es el primer paso y el vicepresidente confía en que el próximo año puedan licitarse ya las obras del primer tramo porque es una carretera “fundamental para el municipio”.

Además, han comentado que la solución del problema de abastecimiento de agua que sufre Lledó está cerca de solucionarse después de que el año pasado se realizará, gracias al convenio marco con la Diputación, un sondeo de investigación, justo debajo del puente, que dio resultados positivos. Por ello, este año, y siguiendo con este convenio de colaboración, se va a llevar a cabo un sondeo de explotación para facilitar al municipio el abastecimiento de agua de boca todo el año.

Además, Izquierdo ha visitado junto al alcalde de Ráfales el colegio cuya reforma se espera que quede prácticamente concluida después de dos anualidades de inversión, de fondos procedentes del convenio de colaboración para la mejora de centros educativos que cada año firman la Diputación de Teruel y el Gobierno de Aragón. El colegio acoge a 17 alumnos que no disponían de espacio suficiente y además los espacios existentes estaban anticuados, y con estas inversiones responderán a las necesidades de la comunidad educativa.


ALBERTO IZQUIERDO. Vicepresidente de la Diputación de Teruel

Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT exclusivo para gestión de estadísticas de uso. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar