Imagen de archivo de una visita de Manuel Rando al yacimiento de San Pedro, con las construcciones defensivas al fondo.

La Plataforma de Contratación del Sector Público ha publicado la licitación de las obras de consolidación y restauración de las monumentales construcciones defensivas del poblado ibérico de San Pedro de Oliete en su primera fase. Los pliegos contemplan una inversión máxima de 180.803,92 euros y un plazo de ejecución de tres meses. Las empresas interesadas tienen ahora hasta el 8 de diciembre para hacer llegar sus ofertas.

Con estas obras, la Diputación de Teruel hace una inversión muy importante que supondrá un impulso decisivo a la hora de ver y entender este yacimiento arqueológico, atendiendo al Plan Director promovido por el Ayuntamiento de Oliete y el Parque Cultural. Las obras consisten en el vaciado del foso que se encuentra entre la dos líneas de fortificación, un espacio de grandes dimensiones donde se han depositado durante cientos de años los escombros caídos de las construcciones que existían alrededor.

Se estima que el relleno que se va a retirar alcanza los tres metros de espesor. Su desaparición supondrá liberar la base en la que se apoyan los muros interior y exterior de la fortificación y permitirá tanto conocer bien su construcción y composición como la instalación de sistemas de drenaje que permitan evacuar las aguas que ahora se acumulan allí y que son uno de los elementos de degradación más importante.

El presidente de la institución provincial, Manuel Rando, ha puesto el acento en la apuesta realizada este ejercicio por la investigación en los yacimientos arqueológicos en los que habitualmente trabaja el equipo de arqueólogos del Museo de Teruel. Tras doblar el tiempo de trabajo en las habituales excavaciones tanto en San Pedro como en La Caridad, ha dicho, “esta es una gran inversión con el objetivo de descubrir toda la muralla del poblado ibérico, que supondrá un avance increíble y nos permitirá ver toda la grandeza que tiene este yacimiento”.

Las construcciones de carácter defensivo, que corresponden a las tres etapas en las que se dividen el poblamiento del poblado, representan una gran complejidad y son el elemento más llamativo y monumental de todo el yacimiento. La actuación que se licita ahora supone el 70% del presupuesto dedicado a restauración este año y es imprescindible para conocer mejor el estado de conservación de las dos líneas de muralla, el foso interior y la cimentación de los grandes torreones, antes de avanzar en la consolidación y restauración de todo el conjunto.

En el proyecto que lleva a cabo la DPT en San Pedro desde varios años se tiene en cuenta, además del conocimiento del núcleo por medio de excavaciones, la conservación y consolidación de la estructura defensiva y del resto de construcciones que se han descubierto, con el fin de que se pueda a medio plazo visitar y comprender mejor toda la complejidad y las implicaciones históricas y socio económicas que tiene este poblamiento”, ha dicho el director del Museo de Teruel Jaime Vicente.

Los criterios de restauración son los de garantizar la estabilidad y conservación de los restos originales, no añadir elementos nuevos más que cuando sea absolutamente imprescindible y respetar escrupulosamente el carácter y la configuración que tienen actualmente los restos. “No se trata de recrecer, ni reconstruir, ni imaginar lo que fueron las fortificaciones, sino conservar lo que existe eliminando los factores de degradación que pueden poner en riesgo la continuidad de estos restos”, ha explicado Jaime Vicente.


MANUEL RANDO. Presidente de la Diputación de Teruel

Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT exclusivo para gestión de estadísticas de uso. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar