Con la finalidad de intensificar la colaboración y coordinación entre el Gobierno de Aragón y la Diputación Provincial de Teruel, el consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes, Rafael Fernández de Alarcón se ha reunido con la presidenta de la Diputación Provincial de Teruel, Carmen Pobo para analizar cuestiones de interés entre ambas administraciones y que repercuten directamente en el nivel de bienestar del ciudadano como son carreteras y vivienda. En la reunión ha estado también presente el director general de Carreteras, Miguel Angel Arminio.
Así, en la reunión se ha abordado el nuevo Plan General de Carreteras que impulsa el Departamento de Obras Públicas para dinamizar la economía aragonesa y mejorar la accesibilidad de la ciudadanía en todo el territorio. El Gobierno de Aragón está llevando a cabo reuniones con distintas administraciones para contar con su participación e impulsar la coordinación en la redacción definitiva de este Plan.
El consejero Fernández de Alarcón ha explicado que el objetivo es mejorar el nuevo Plan General de Carreteras con la colaboración de las distintas entidades “hemos analizado cada una de las peticiones de los técnicos de la DPT y de las comarcas de Teruel y hemos empezado la colaboración para ver si alguna carretera hay que incluirla en la red autonómica de carreteras y cómo hacer acciones coordinadas entre las dos administraciones” ha indicado.
Un documento que se están redactando en base a criterios territoriales y socioeconómicos para mejorar la vertebración en la Comunidad Autónoma; criterios de seguridad vial y mantenimiento del patrimonio viario que permitan alcanzar niveles aceptables de mantenimiento y seguridad vial; criterios de eficiencia y coordinación encaminados a perfeccionar la gestión conjunta entre administraciones y criterios territoriales y socioeconómicos. Cabe destacar que este Plan General de Carreteras de Aragón 2013-2024 define una red principal de ejes estructurantes, y asegura un conjunto de inversiones junto con un programa de mantenimiento de las carreteras, con una gestión eficaz de los recursos disponibles y acorde a la capacidad inversora de Aragón.
También durante esta reunión se ha hecho referencia a la experiencia puesta en marcha el pasado año y que se ha renovado este año, ante los buenos resultados, que es el convenio de coordinación en materia de vialidad invernal entre el Gobierno de Aragón y la DPT. El consejero de Obras Públicas ha explicado “que igual que está funcionando la coordinación de la vialidad invernal, esperamos que vaya a funcionar la coordinación de otro tipo de obras y de acciones en las carreteras de la provincia” ha afirmado.
Un acuerdo de colaboración entre el Departamento de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes del Gobierno de Aragón y la Diputación Provincial de Teruel para coordinar actuaciones y mejorar la vialidad invernal en las carreteras situadas en la provincia de Teruel, de titularidad del Ejecutivo y de la institución provincial. El convenio abarca el mantenimiento de más de 600 kilómetros para garantizar su limpieza ante situaciones climatológicas adversas.
A través de este convenio ambas instituciones llevan a cabo las actuaciones necesarias para garantizar la seguridad en estas vías en las que en determinados periodos del año la climatología adversa constituye un factor importante de riesgo para el tráfico. Una colaboración que se ha renovado en esta presente campaña para ganar en eficacia y eficiencia en la utilización de los recursos destinados a vialidad invernal para incrementar la seguridad víal de los conductores.
Por otro lado, el consejero de Obras Públicas, Rafael Fernández de Alarcón y la presidenta de la DPT, Carmen Pobo, han abordado diversas cuestiones en materia de vivienda para las personas con más necesidad y la posibilidad de iniciar una colaboración para ayudar a los sectores más desfavorecidos y facilitar al acceso a este bien de primera necesidad. Así, el consejero ha detallado que “hemos hablado del Plan de Vivienda Social y de qué viviendas podrían aportarse desde la Diputación de Teruel a la bolsa de viviendas y de cómo, también, caminar hacia la firma del convenio de atención a los desahuciados”, ha apuntado.
El Gobierno de Aragón quiere a través del Plan de Gestión Social de la Vivienda adoptar medidas, que con la colaboración de otras instituciones, ayuden a resolver los problemas que padecen los colectivos con menos recursos, como se pone de manifiesto con las últimas deducciones y bonificaciones incluidas en la Ley de Medidas Fiscales con respecto al alquiler social o la dación en pago.
Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar