El vicepresidente primero, el diputado delegado del Museo y el director del Museo en una reciente visita a la exposición

La exposición “Con la boca abierta”, de la afamada y prestigiosa fotógrafa española Cristina García Rodero, ha registrado un total de 11.495 visitantes en los casi dos meses que ha permanecido abierta al público. Sin duda un colofón inmejorable a esta propuesta cultural englobada en el X Festival Internacional Teruel Punto Photo y que ha tenido en esta exposición una de sus actividades más destacadas.

La cifra supone un respaldo muy notorio a este certamen y a la muestra temporal que albergó el Museo de Teruel desde el pasado 28 de julio hasta este domingo, 24 de septiembre. Tal es así que ha supuesto un incremento cercano a los 2.000 visitantes con respecto a la celebrada en el mismo período del año anterior y 3.000 más que la desarrollada en 2015.

Esos guarismos suponen, para el diputado delegado del Museo de Teruel, Juan Carlos Gracia Suso, un ejemplo de que “a los turolenses y a los visitantes que recibimos cada vez en mayor número les interesan mucho las interesantes propuestas que alberga el centro expositivo dependiente de la Diputación Provincial de Teruel”. “Siempre que ponemos en marcha una exposición temporal, en las que pretendemos que la calidad y variedad sean sus notas más destacadas, el respaldo del público es siempre muy manifiesto y nos anima a seguir en la misma línea de trabajo”, ha declarado.

Para Gracia Suso el objetivo principal del plan de acción desarrollado por la delegación es “hacer del Museo de Teruel un centro de referencia cultural no sólo en la provincia sino también en la Comunidad”. Un hecho, ha añadido, “que estamos consiguiendo a tenor de las cifras de visitantes que estamos experimentando mes a mes y que nos convierten, sin ningún género de dudas, en un lugar de obligada visita para todos aquellos que acuden a nuestra provincia y también a nuestra capital”.

Por su parte, el director del Museo de Teruel, Jaime Vicente, también ha valorado muy positivamente las cifras cosechadas por la muestra de Cristina García Rodero: “la exposición ha sido un éxito, no sólo por el alto número de visitantes, sino por la satisfacción de las personas que la han contemplado”. Unas personas que, tal y como ha especificado, “han destacado la gran calidad de las fotografías, su vinculación con las manifestaciones culturales tradicionales de España, junto a la preocupación por los paisajes, personas y características culturales de otros países, donde Cristina García Rodero ha centrado su trabajo en los últimos años”.

En resumen, Jaime Vicente ha subrayado que el público “ha podido conocer y disfrutar de la obra de una de las creadoras más importantes de la fotografía actual”, lo que “evidencia que el Museo de Teruel está albergando propuestas culturales de primera magnitud”.

Exposición “Con la boca abierta”

Hasta este pasado domingo han podido visitar en el Museo de Teruel la exposición “Con la boca abierta”, de la reputada fotógrafa española Cristina García Rodero y perteneciente al X Festival Internacional Teruel Punto Photo. Se trata de una propuesta cultural que ha cosechado un éxito notable de afluencia y de crítica entre los numerosos asistentes que han acudido a contemplarla durante los prácticamente dos meses que ha estado abierta al público.

Ha sido una gran oportunidad para conocer mediante su genial obra los cuarenta años de trabajo de una de las más destacadas fotógrafas del país, como lo demuestra el hecho de ser la primera española en entrar a formar parte de la prestigiosa agencia de fotoperiodismo Magnum y los numerosos galardones cosechados durante todo este tiempo, destacando el Premio Nacional de Fotografía en 1996.

El trabajo presente en el Museo de Teruel fue una retrospectiva de la labor de Cristina García Rodero desde los años setenta hasta la actualidad. De las más de treinta mil fotografías revisadas, en el Museo de Teruel se apreciaron un total de cincuenta y tres, a las que se añadieron ocho más sobre algunos de los acontecimientos más destacados de la provincia y que estuvieron ubicadas en la primera planta del centro cultural.

Gracias a esa cuidada selección, los visitantes pudieron adentrarse en el primer llanto de vida de un bebé recién nacido, en diversas tradiciones nacionales e internacionales, en las geniales instantáneas que depara el ser humano por todo el mundo y en acontecimientos de rabiosa actualidad como las Love Parade de Alemania. Un repaso singular por todos los sentimientos que irradian la vida de las personas y que, como colofón a la exposición, finalizaba con el último suspiro de vida en un velatorio en Georgia.

Un verano histórico

Estas notables cifras de visitantes a la exposición “Con la boca abierta” se unen al verano histórico que ha vivido el Museo de Teruel, gracias a las 8.979 personas que visitaron el Museo durante los meses de julio y agosto. Una cantidad que supuso un 11% de aumento con respecto al año 2016 y un 43% con relación a las medias de personas que acudieron al centro cultural de la Diputación Provincial de Teruel en el período 2009-2016.

Share This