El presidente Rando con el diputado de Cultura y Turismo Diego Piñeiro y los codirectores de la excavación Jaime Vicente y Beatriz Ezquerra estudiando los planos de la excavación y los terrenos circundantes.

La Diputación de Teruel está comprometida con el futuro del yacimiento romano de La Caridad de Caminreal, garantizando la continuidad de los trabajos de excavación y restauración y planeando la futura musealización del espacio. Así lo ha dicho el presidente Manuel Rando durante la visita que ha realizado esta mañana para conocer los objetivos de los trabajos de excavación y conservación que acaban de comenzar, un año más, a través del Museo de Teruel.

El presidente Rando ha señalado que “vamos a reanudar las inversiones que necesita este yacimiento. Compraremos unas tres hectáreas de terreno necesarias para continuar los trabajos y vamos a solicitar el 1,5% cultural del Gobierno del Estado para poner en marcha un proyecto de musealización que de la importancia debida a este espacio a nivel turístico”.

Rando ha apuntado que el coste de los terrenos que se quieren adquirir es de unos 25.000 euros. La compra permitiría continuar con los trabajos de excavación de forma más ambiciosa. Además, ha anunciado que ya se está trabajando en un plan director de musealización, con un coste máximo estimado de unos 500.000 euros, para el que se solicitaría la ayuda del programa del 1,5% cultural que convoca el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. “El objetivo es volver a trabajar de nuevo en serio, de forma importante, en este yacimiento y también pediremos algún tipo de colaboración con el Gobierno de Aragón”, ha asegurado.

El director del Museo de Teruel y codirector de las excavaciones, Jaime Vicente, ha señalado que el proyecto que se quiere presentar al 1,5% cultural contempla “la instalación de mesas de interpretación, reconstrucciones de las distintas casas, pasarelas para visitar el yacimiento sin que haya daños y mantenimiento preventivo permanente… Que los que ya vienen a verlo se incrementen y, sobre todo, comprendan muy bien que es lo que hay aquí, porque se necesitan medidas de apoyo para poder entender que es lo que hubo aquí. Se trata de un proyecto muy ambicioso, pero flexible, que dependerá de las cantidades disponibles”.

36 años de trabajo

Algunas de las piezas más relevantes que se exponen en el Museo Provincial de Teruel se han hallado en el yacimiento de Caminreal. De 36 años de trabajos, y en la hectárea de terreno que ha sido excavada, son más de 4.000 piezas inventariadas. “Creemos que la labor sobre el terreno de los trabajadores del Museo de Teruel es fundamental y por eso seguiremos apoyándola con todas nuestras posibilidades. Ya hemos visto los destacados descubrimientos que han hecho en la campaña de excavación del Cabezo de San Pedro y vamos a ver ahora cuáles son los resultados del trabajo aquí, en La Caridad, que están al 100% financiados por la Diputación a través del presupuesto del Museo”, ha dicho Rando.

El presidente Rando atiende a las explicaciones del director del Museo de Teruel y codirector de la excavación, Jaime Vicente, en uno de los espacios donde se trabaja este año.

Manuel Rando ha recorrido buena parte del yacimiento junto con el diputado delegado de Cultura y Turismo, Diego Piñeiro, y guiado por el director del Museo de Teruel y codirector de las excavaciones, Jaime Vicente, y la arqueóloga y codirectora de las excavaciones, Bea Ezquerra. Han estado viendo cómo se trabaja y conocido los objetivos de la campaña en 2020. “Aquí queda un trabajo arduo, para muchos años, pero entendemos que es una inversión de futuro que puede ser muy importante a medio y largo plazo para el territorio”, ha apuntado Rando.

La nueva campaña se centra, por un lado, en la conservación de las estructuras constructivas localizadas en años anteriores, de acuerdo a una campaña específica que dirige Mª Pilar Punter, restauradora del Museo de Teruel. Además, se van a realizar excavaciones arqueológicas en tres puntos, con los objetivos de ampliar la superficie excavada de una casa de la que ya se han descubierto cinco habitaciones en actuaciones anteriores, el estudio de una parte de la muralla norte donde se encontró un posible desagüe y, por último, la excavación de los últimos niveles de una de las calles, de unos 6 metros de ancho, que se extiende en dirección este-oeste .

El diputado delegado de Turismo, Diego Piñeiro, ha señalado que “con estas actuaciones de excavación y conservación seguimos descubriendo la historia de un asentamiento que, así lo dicen los técnicos, es básico para entender el proceso de romanización en esta parte de la península. Me parece muy importante que se tenga en cuenta, además, la labor del Museo y de la Diputación como garantes y mantenedores de algunos de los yacimientos históricos más importantes de la provincia. Aportan al conocimiento pero, también, al desarrollo económico a través del turismo. Y en ese aspecto también tenemos que trabajar”.

En las actuaciones participan ocho personas, entre especialistas y auxiliares de excavación y restauración. Se desarrollarán durante dos meses y medio bajo la dirección de María Pilar Punter en los trabajos de conservación y de Jaime Vicente y Beatriz Ezquerra en las excavaciones.

Jaime Vicente, ha apuntado que “es un yacimiento muy interesante por su corta ocupación, lo que permite conocer el urbanismo y la forma de vida de las ciudades romanas del interior de la península durante un periodo muy determinado. Además, parece ser un asentamiento de iniciativa romana pero ocupado íntegramente por indígenas celtíberos porque así nos lo dicen las inscripciones halladas, todas celtíbericas”.

El yacimiento

El yacimiento de La Caridad está situado en la parte más oriental de la Celtiberia, en el actual término municipal de Caminreal, en la provincia de Teruel. Ocupa una superficie en torno a las 10 hectáreas en la margen izquierda del río Jiloca, ocupando una plataforma ligeramente elevada y bien delimitada por varios accidentes naturales en la que se distingue una trama urbana perfectamente regular con calles que se entrecruzan perpendicularmente y en las que se han identificado 29 viviendas, almacenes o talleres.

El asentamiento fue localizado en el año 1977 por un equipo del Museo de Teruel. Las excavaciones sistemáticas se iniciaron en 1984, continuando los trabajos de investigación y restauración en la actualidad. El Museo ha realizado un total de 33 campañas de excavación, dirigidas por Jaime D. Vicente (1984-1991), Jaime D. Vicente y Beatriz Ezquerra (1992-2003, 2016-) y Beatriz Ezquerra (2003-2015). Los trabajos de conservación y restauración, tanto de estructuras como de materiales, han sido dirigidos por María Pilar Punter.

El surgimiento de La Caridad se produce en un periodo clave en la historia antigua de la Península: la romanización. Durante dicho periodo y en medio de pugnas constantes, las poblaciones indígenas, que poseen una cultura muy desarrollada, son dominadas por Roma y rápidamente adoptan las formas de vida de sus conquistadores. El proceso de asimilación se refleja de manera excepcional en los restos arqueológicos que se conservan en la ciudad, construida por iniciativa romana a finales del siglo II a.C. y destruida violentamente poco después, en el curso de las guerras sertorianas, hacia el año 74 a.C.

AUDIO DE MANUEL RANDO, PRESIDENTE DE LA DIPUTACIÓN DE TERUEL

AUDIO DE JAIME VICENTE, DIRECTOR DEL MUSEO DE TERUEL Y CODIRECTOR DE LAS EXCAVACIONES

Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar