La Diputación de Teruel da un nuevo paso para cumplir con el compromiso expresado por el vicepresidente de la Diputación de Teruel, Alberto Izquierdo, de llevar a cabo un proyecto global de mejora de las comunicaciones con Peracense y su castillo, un enclave turístico de primer orden en la provincia con gran potencial que no solo para el desarrollo de Peracense sino también del resto de municipios de la zona. Así, está previsto que el próximo mes de octubre comiencen los trabajos de mejora del acceso desde Rodenas hasta Peracense, mientras continúan los trabajos de la institución provincial en el resto de conexiones con Villafranca del Campo, Villar del Salz y Almohaja.

Izquierdo ha visitado la localidad junto al diputado delegado de Caminos Rurales, José Sancho, y se ha reunido con el alcalde de Peracense, Manuel Bugeda, y el de Rodenas, José Antonio Nicolás, para informarles de los avances de los distintos proyectos de mejora de los accesos al castillo que actualmente tiene en marcha la institución provincial.

“Es un compromiso de legislatura que adquirimos desde el equipo de gobierno con los dos alcaldes y en este año 2021 veremos cómo se va materializando” ha subrayado el vicepresidente y también diputado delegado del Servicio de Vías y Obras, mientras la Diputación continúa trabajando en la tramitación de proyectos del resto de las vías.

En las carreteras de acceso al castillo de Peracense se han realizado varias actuaciones de mejora, y en la actualidad se están realizando los trabajos previos y la redacción de proyectos para acometer los tramos pendientes.

El más inmediato es el asfaltado de la pista TE-31 que une Rodenas y Peracense, cuyas obras de refuerzo de firme está previsto que comiencen el próximo mes de octubre. Se trata de una vía no catalogada en la que la Diputación de Teruel actúa dentro de la línea de apoyo a los municipios para la conservación de sus caminos vecinales, dada la especial importancia que tiene para la conexión con Rodenas.

En concreto, se va a realizar la mejora de la explanada con zahorra artificial y la ejecución de una capa de 6 centímetros de mezcla bituminosa en caliente. Además se realizarán mejoras en el drenaje longitudinal de la carretera mediante la limpieza de cunetas y hormigonado de las mismas en zonas donde sea necesario.

“Esta vía es la que trae la mayor afluencia al castillo porque todo el turismo de Madrid entra por esta carretera no catalogada” ha explicado Izquierdo, que ha recordado que el castillo recibe del orden de 20.000 visitas al año y las mejoras en esta pista facilitará el acceso con mejores condiciones de seguridad.

Además, la Diputación trabaja en el proyecto de nueva construcción de un tramo de seis kilómetros de la carretera desde Peracense hasta el cruce con Villafranca del Campo, la TE-V-9024, al tratarse del tramo más sinuoso, y se espera contar con él a comienzos del próximo año para poder realizar la tramitación de las obras.

Esta es la carretera de acceso principal al castillo, ya que conecta con la N-234 y la A-23, por la carretera que conduce también hasta Villar del Salz, en la que también está actuando la Diputación de Teruel. Y tiene un acceso secundario desde la localidad de Almohaja, por la TE-32, que será la siguiente vía en la que se actuará con la redacción de proyectos.


ALBERTO IZQUIERDO. Vicepresidente de la Diputación de Teruel

Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT exclusivo para gestión de estadísticas de uso. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar