En el marco del programa IN.TO.EU la Institución ha detallado diferentes iniciativas puestas en marcha en Teruel

La Oficina de Programas Europeos de la Diputación Provincial de Teruel es partícipe de numerosos proyectos de ámbito comunitario que tienen por objeto analizar la realidad actual del continente y poner en común diferentes iniciativas que se han puesto en marcha en varios países y que se han evidenciado exitosas para afrontar la realidad que se vive en pleno siglo XXI.

En el marco del proyecto IN.TO.EU, financiado por el programa de la UE “Europa para los ciudadanos” (2014-2020), el municipio de Antigua Olimpia (Grecia) ha sido el escenario elegido para la celebración del tercer evento internacional dedicado a abordar la integración de inmigrantes en el Viejo Continente. Con la participación de la Diputación Provincial de Teruel, así como todos los socios de los países participantes (Grecia, Italia, Albania y España), instituciones públicas de dichos estados, representantes de organismos académicos, ONGs y sociedad civil, el objeto del encuentro fue profundizar en el conocimiento de la situación actual en la materia y compartir las experiencias de los países participantes sobre los aspectos a mejorar en la primera recepción e integración de los inmigrantes.

La Institución provincial estuvo representada por la agente de Empleo y Desarrollo Local, Bárbara Cerdán Fortea. Junto a ella, la delegación española estaba compuesta por la representante del Ejecutivo regional, Dolores Bernal; de la Fundación Convivencia y Cohesión Social (CEPAIM), Mira Iordache; de Cáritas, Loles Esteban; y del Centro de Adultos de Alcañiz, Carmen Navarro. Todos ellos forman parte de un foro con sede en Teruel y Alcañiz que se reúne varias veces antes de cada encuentro internacional como el que ha tenido lugar en Grecia.

La delegación española participó activamente en las tres jornadas celebradas entre el 31 de enero y el 2 de febrero. Según ha destacado Bárbara Cerdán, el encuentro “Primera acogida: aspectos sociales y sanitarios” ha posibilitado “que los diferentes territorios que acudimos a estas citas de enorme interés podamos conocer en primera persona experiencias que han resultado exitosas y que pueden ser susceptibles de poner en marcha en nuestro territorio”.

Con ese objetivo participa la Diputación Provincial de Teruel en el programa IN.TO.EU. -ha especificado- ya que valoramos todas las iniciativas que se ponen en común ante la realidad actual europea y también compartimos nuestra experiencia porque entendemos que así podemos afrontar con mayor conocimiento los retos que se nos avecinan en la actualidad”.

Durante las tres jornadas, la representante de la Diputación Provincial de Teruel puso en común la función de la Institución y los diferentes proyectos europeos en los que participa, diferentes prácticas en materia social y sanitaria, la importante labor de los mediadores culturales, la necesaria coordinación entre las entidades que ofrecen apoyo y formación a los inmigrantes y diferentes actuaciones para evitar actos de racismo.

Con relación a los aspectos sociales, la participante turolense puso el foco en la escuela, el empleo, la cultura y la religión. Por ese orden, se refirió a la carencia respecto al idioma, el absentismo escolar en algunas áreas y la necesidad de profesorado en los Centros de Adultos por la falta de recursos; a las dificultades del idioma o falta de él, la poca formación en algunos casos o la falta de homologación de los títulos que poseen los inmigrantes que hace poco exitosa en ocasiones la búsqueda de empleo; y la importancia de la cultura y la religión para determinar la relación que cada familia de inmigrantes mantiene con otras familias; a lo que hay que sumar las dificultades de comunicación por cuestión de idioma que también existen en materia sanitaria.

La Diputación Provincial de Teruel aprovechó el encuentro para poner sobre la mesa una serie de buenas prácticas en la materia que fueron muy bien valoradas por el resto de socios del proyecto, tales como el Centro de Educación de Adultos para formarles en español, conocimientos básicos o carnet de conducir; o las labores que desarrolla la propia institución provincial, las administraciones aragonesas o entidades como la Fundación Convivencia y Cohesión Social (CEPAIM) o la Federación Aragonesa de Padres y Madres de Alumnos de la Escuela Pública de Aragón (FAPAR).

Tras las tres jornadas de trabajo grupal, todas las delegaciones visitaron un colegio rural en el Condado de Ilia, en donde tras la jornada matinal de estudio unos dieciovho niños refugiados sirios reciben clases de griego e inglés. Allí, estos niños de edades comprendidas entre los 4 y los 12 años se relacionan con otros de nacionalidad griega por la mañana durante las clases, para después recibir por la tarde sesiones de apoyo que les permiten seguir el horario lectivo normal con mayor facilidad.

 

Share This