El Cardenal Juan José Omella recibió la Cruz de San Jorge 2018 de la Diputación de Teruel de manos de su presidente, Ramón Millán (derecha) en el acto institucional

El presidente de la Diputación Provincial de Teruel, Ramón Millán, ha condecorado hoy al Cardenal turolense, Monseñor Juan José Omella, con la Cruz de San Jorge 2018, máximA distinción que concede la institución provincial.

La imposición de la Cruz al Arzobispo de Barcelona, natural de la localidad turolense de Cretas, ha tenido lugar esta tarde en el marco del acto institucional de conmemoración del Dia de San Jorge que como cada año, celebra la Diputación de Terue, y que ha contado con la presencia y participación de los dos vicepresidentes de la institución provincial, Joaquin Juste y Luis Carlos Marquesán, así como buena parte de la Corporación provincial y los principales representantes de la vida política, social, económica y cultural de la provincia.

Ramón Millán ha defendido la concesión de la Cruz de San Jorge al Cardenal Omella “por sus méritos en defensa y promoción de Teruel” y “por ser un turolense ilustre que siempre ha hecho gala y ha mostrado su orgullo por proceder de nuestra provincia”.

Por ese motivo y por su importante labor en la Iglesia ha resaltado que este reconocimiento de la Diputación Provincial de Teruel hace justicia a su gran labor a lo largo de tantos años no solo en nuestro territorio, sino también en muchos lugares España y del mundo.

Juan José Omella nació en la localidad de Cretas, provincia de Teruel y archidiócesis de Zaragoza, el 21 de abril de 1946. Estudió en el Seminario de Zaragoza y en Centros de Formación de los Padres Blancos en Lovaina y Jersualén. El 20 de septiembre de 1970 recibía la ordenación sacerdotal. En su ministerio sacerdotal, trabajó como Coadjutor y como Párroco y entre 1990 y 1996 como Vicario Episcopal en la diócesis de Zaragoza. Durante un año fue misionero en Zaire.

El 15 de julio de 1996 fue nombrado Obispo auxiliar de Zaragoza. Fue ordenado Obispo el 22 de septiembre de ese mismo año. El 27 de octubre de 1999 fue nombrado Obispo de la diócesis de Barbastro-Monzón, de la que tomó posesión el 12 de diciembre de 1999.

Entre el 24 de agosto de 2001 y el 19 de diciembre de 2003 fue Administrador Apostólico de Huesca y entre el 19 de octubre de 2001 y el 19 de diciembre de 2003, también Administrador Apostólico de Jaca. El día 8 de abril de 2004 es nombrado Obispo de la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño. Tomó posesión de la diócesis el 29 de mayo del mismo año. El 6 de noviembre de 2015 se hizo público su nombramiento como Arzobispo de Barcelona, sede de la que tomó posesión el 26 de diciembre del mismo año. Creado cardenal por el papa Francisco el 28 de junio de 2017.

Mayor financiación

Como ya es tradicional, el presidente de la Diputación de Teruel ha aprovechado este acto institucional para enviar a los presentes un discurso de optimismo sobre el futuro de la provincia pero también para ser reivindicativo ante las carencias que tiene.

En este sentido, Millán ha reclamado la mejora de la financiación de los ayuntamientos y las diputaciones provinciales que, como la de Teruel, han hecho bien sus deberes saneando sus cuentas y cumpliendo con los parámetros de deuda, déficit y techo de gasto.

Aunque la situación de nuestros ayuntamientos es hoy más holgada que hace 7 años, gracias al esfuerzo que han realizado los alcaldes para suplir la escasez de financiación con trabajo y mucha imaginación, creo que ha llegado la hora de exigir un cambio en la política económica y reclamar la recuperación de los Planes de Obras y Servicios asi como la reforma del sistema de financiación de las entidades locales y de las Comunidades autónomas para que las demandas de las llamadas nacionalidades históricas no sean atendidas en detrimento de las nuestras”, ha resumido Millán.

Por eso -ha proseguido- sólo exigimos para Aragón y Teruel un sistema propio, diferenciado y ajustado a nuestras necesidades y nuestro territorio donde el envejecimiento de la población, la dispersión geográfica, la compleja orografía y el mayor coste que requieren las infraestructuras en la provincia, sean tenidas en cuenta a la hora de arbitrar esos fondos”.

El presidente de la Diputacion Provincial entiende que sólo así “podremos salir del abandono histórico en el que está sumida la provincia por no contar con las mismas oportunidades que el resto”.

Debemos estar atentos para que los partidos nacionales, y en especial los de nuevo cuño, no caigan en la tentación de mejorar la financiación de otros territorios más poblados y que por lo tanto son más atractivos como caladero de votos, en detrimento de los territorios pequeños y poco interesantes de cara a las Elecciones como es nuestra provincia”, ha concluido el dirigente provincial.

De hecho, desde la Diputación de Teruel su presidente considera que la subsistencia y el futuro de muchos pueblos de la provincia dependen de una buena financiación local que afecte igualmente a las corporaciones provinciales como la turolense. “Una institución -recuerda Millán- que en los últimos 7 años ha logrado rebajar su deuda de 64 a 26 millones de euros pasando así de un ratio de endeudamiento del 145% al 51%, muy por debajo de lo exigido por ley”.

Gracias a este esfuerzo, la Diputación provincial cerró 2017 con un superávit de algo más de 16 millones de euros, que ahora reclama reinvertir en la mejora del bienestar de los 236 ayuntamientos.

Banda ancha y otros planes

En su discurso, Millán ha hecho referencia también al programa 300X100 de extensión de la banda ancha del Gobierno central que considera prioritario para todo el medio rural.

Una cuestión sobre la que la Diputación lleva trabajando más de 2 años y que ahora está a expensas de conocer urgentemente, en qué tesitura se sitúa a la provincia con la aprobación del plan del Gobierno central, “con el objetivo -matiza el presidente- de evitar la pérdida de financiación europea y asegurar que se llegue realmente a todos los rincones de la provincia”.

La festividad de San Jorge ha servido para reivindicar a la Diputación Provincial como Ayuntamiento de Ayuntamientos como demuestra la aprobación de diversos programas anuales que refuerzan el apoyo que presta la institución a sus municipios.

En ese sentido, Millán se ha referido al Plan de Empleo dotado este año con un millón y medio de euros que permite generar cerca de 600 empleos anuales en nuestros pueblos.

A él se suma el Plan de Concertación que se ha incrementado hasta los 4.100.000 euros y que junto al Fondo de Inversiones Financieramente Sostenibles, que se va a aprobar este miércoles en pleno por un importe de 11 millones y medios de euros, es el programa de mayor importancia y cuantía de esta Diputación.

En su alocución, el presidente de la institución provincial ha explicado someramente también el nuevo Plan 113 SOS TERUEL al entender que se trata de una iniciativa que ataja el verdadero problema de Teruel que no es otro que la falta de empleo y actividad económica en Teruel “y que en la era de la robotización, -ha recordado- puede hacernos totalmente prescindibles en términos de producción y productividad”.

La solución al problema territorial de Teruel no pasa por elaborar directrices o estudios, que también, sobre los que todos estamos deacuerdo”, ha dicho Millán. “La solución pasa por ejecutar desde el minuto uno, osea desde ya mismo, ideas concretas como las que planteamos en el plan 113 SOS TERUEL que cuantifica las necesidades de la provincia y sugiere la financiación para incentivar la llegada de empresas, a través del FITE, la ITI, programas pluri regionales o recursos propios”, ha concluido.

Homenajes

Pero además de reivindicativo, la celebración de San Jorge por parte de la Diptuación sirve habitualmente para realizar un homenaje a todos los alcaldes de la provincia y en especial a los fallecidos en el último año.

En esta ocasión, el homenaje a título póstumo ha sido para el alcalde de Albarracín y diputado provincial de Turismo, Francisco Martí. “Lo único que puedo decir es que vamos a intentar mantener vivo el recuerdo imborrable que dejó Paco e intentar seguir con el trabajo que dejó sin acabar para impulsar el turismo en nuestra provincia”, ha dicho Millán.

El homenaje ha sido también para todos los alcaldes a los que Millán se ha referido en los siguientes términos: “dedicamos este acto a los alcaldes, alcaldesas y corporaciones locales que, sin duda, se queda corto para devolverles todo el trabajo que realizan a diario, sus desvelos y su conducta intachable”.

Los alcaldes -ha proseguido – tienen que saber gestionar sus escasos recursos, ser árbitros neutrales en favor de sus vecinos, asumir el peso de la toma de decisiones sin asesores, sin consejos, sin dietas, sin expertos de marketing o financias y sin la posibilidad de contar con otra herramienta que no sea su propio sentido común y su vocación pública a prueba de bombas y críticas”.

Por último, se ha entregado una placa conmemorativa al actual Presidente del Club Deportivo Teruel, Ramón Navarro, con motivo del 75 aniversario de la creación de este Club deportivo que se ha hecho extensible al resto de la junta directiva, jugadores y ex jugadores.

Share This