Se da así cumplimiento a uno de los requerimientos de la Declaración Institucional aprobada en el pleno ordinario de febrero

Tal y como se incluye en la declaración institucional que aprobó la Diputación Provincial de Teruel en el pasado pleno del 27 de febrero, la Institución ha procedido este viernes a la colocación de un lazo morado en la fachada de la sede para visibilizar el apoyo a la igualdad entre mujeres y hombres. Un acto que ha contado con la participación de diferentes representantes políticos, entre los que se encontraban el presidente y vicepresidente primero de la Institución, Ramón Millán y Joaquín Juste, respectivamente, así como la de la alcaldesa de Teruel, Emma Buj, y de los miembros del Grupo Socialista, José Luis López e Isabel Quintana, del Grupo del Partido Aragonés, Alberto Izquierdo y Rafael Samper, del Grupo de Ganar, Anabel Gimeno, y de Chunta Aragonesista, Javier Carbó.

La citada declaración institucional, además de la colocación de un emblema feminista, también contenía el apoyo a la huelga general de las mujeres, facilitando su desarrollo en esta corporación; instar en la práctica a políticas globales con dotación económica suficiente, de gestión pública, que cambien la realidad material de las mujeres, en aras de una igualdad real; y facilitar con todos los medios materiales, personales y de difusión las manifestaciones, concentraciones, actividades y actos que convoquen las asociaciones de mujeres en la jornada de hoy.

Share This