El presidente Manuel Rando y el vicepresidente Alberto Izquierdo durante la presentación del borrador de presupuestos.

El borrador de presupuesto de la Diputación de Teruel para 2021 apuesta por tres pilares básicos: reforzar las ayudas directas a los municipios, el impulso a la conectividad tanto digital como viaria y la ayuda a los colectivos más vulnerables a causa de la pandemia de la covid-19 a través de subvenciones a entidades sociales y ayudas económicas directas e indirectas para autónomos y los sectores económicos más perjudicados. Contempla una cantidad total de 76.942.441,71 euros, casi un 20% más que en 2020, al que hay que sumar los 31,7 millones de ampliación extraordinaria con los remanentes de tesorería aprobados el mes de noviembre pasado, con lo que en 2021 la Diputación gestionará más de 108 millones de euros.

El presidente Manuel Rando y el vicepresidente Alberto Izquierdo han ofrecido los detalles del borrador en rueda de prensa, después de que ayer se presentará a todos los grupos políticos en la Comisión de Hacienda y tras las conversaciones llevadas a cabo con los portavoces de la oposición en las últimas semanas.

Rando e Izquierdo han calificado este presupuesto como “histórico” y han mostrado su voluntad de negociar con el resto de partidos para logar el máximo consenso.Queremos que sea un presupuesto para todos, para todos los partidos políticos y para todos los turolenses” ha dicho el presidente mientras que por su parte el vicepresidente ha destacado que quieren que sea “un presupuesto de consenso y por ello cambiará con las aportaciones de los grupos”.

Lo fundamental del presupuesto de 2021 es que ya no existe la limitación del techo de gasto que estaba constriñendo año tras año las posibilidades de inversión de la institución provincial. Después de la suspensión de las reglas fiscales se puede gastar lo mismo que se ingresa, mientras que la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera del año 2012 relacionaba los gastos con la ejecución presupuestaria de los años anteriores. De hecho, si no se hubieran suspendido las reglas fiscales la Diputación de Teruel dejaría de utilizar 13 millones de euros, la misma cantidad que en el año 2020.

El aumento de la cantidad total y la inclusión de las partidas de los Fondos de Inversiones de Teruel de 2019 y 2020 se traduce en subidas de cerca del 400% en el área de Tecnologías de la Información y el Conocimiento (TIC), alrededor de un 40% en el Parque de Maquinaria y en los planes de carreteras, un 50% en Caminos Rurales, un 17% en el Servicio de Extinción y Salvamento, un 25% en Promoción Cultural o un 50% en Gestión Tributaria y Recaudación, en este caso debido a la adquisición de una nueva aplicación informática que permitirá una gestión más ágil.

El borrador de presupuestos está especialmente condicionado por la situación creada por la pandemia de la covid-19. Es la razón por la que no aparecen muchos de los convenios nominativos para eventos y actividades que aún no tienen asegurada su celebración debido a las restricciones sanitarias. Ante las posibles necesidades futuras atendiendo a la evolución epidemiológica, el Fondo de Contingencia aumenta hasta algo más de 3.000.000 de euros frente a los apenas 600 euros del ejercicio anterior.

Ayuda a los municipios

El presidente Manuel Rando y el vicepresidente Alberto Izquierdo durante la presentación del borrador de presupuestos.

Uno de los objetivos de este borrador de presupuesto, en la línea de las prioridades señaladas desde el comienzo de la legislatura por el equipo de gobierno PSOE-PAR, es el refuerzo de la ayuda y cooperación con los ayuntamientos. La partida más relevante se dedica a un plan de obras y servicios de 10,8 millones de euros, que se suman a los 21,6 millones que se invertirán durante el 2021 para este mismo fin y el Plan de Empleo de 3,4 millones aprobados con los remanentes de tesorería. En total, son más de 35,8 millones de euros que llegarán de forma directa a todos los ayuntamientos por criterios objetivos.

El presidente Manuel Rando ha destacado que estas cantidades servirán para “desarrollar la actividad económica, para mover la economía circular”, con una partida específica para los barrios rurales, de manera que se apoya a los núcleos más pequeños.

En este mismo capítulo de inversiones a través de los ayuntamientos habría que sumar otras partidas como la de 500.000 euros para la rehabilitación de viviendas, una nueva línea de subvención con la que se busca responder a la necesidad planteada por los ayuntamientos de contar con viviendas para facilitar que se asiente la población. “Con esta línea vamos a ayudar al derribo, a la compra y a la nueva construcción de viviendas para que los ayuntamientos tengan en el medio rural un bolsa de vivienda económica para gente que quiera vivir en los municipios” ha apuntado Izquierdo.

También se contemplan 180.000 euros para la aplicación de medidas con las que cumplir la Ley de Protección de Datos o la de 300.000 euros para obras en colegios, completada con la misma cantidad por el Gobierno de Aragón. Además aumenta un 50%, de 100.000 a 150.000 euros, la partida creada el año pasado para obras en escuelas infantiles, se dobla la cantidad del programa de adquisición de libros para las bibliotecas municipales de 70.000 a 140.000 euros con el objetivo de ayudar también a las librerías locales y se crea una partida de 300.000 euros que sumados a los 400.000 del Programa Unificado del Cultura suponen 700.000 euros para programar cultura con profesionales de la provincia.

En esta misma línea de apoyo a las administraciones locales, aparece también por primera vez una partida de 300.000 euros destinada a las instituciones comarcales para la contratación de arquitectos técnicos que trabajen con los ayuntamientos más pequeños de la provincia.

En cuanto a la inversión junto a otras entidades, también se aumenta el dinero para colaborar con el Obispado de Teruel y el Arzobispado de Zaragoza para la restauración de las iglesias y ermitas de los municipios de la provincia, que pasa de 115.000 a 158.000 euros: “Apoyamos que los monumentos de los municipios, que en muchos lugares son las iglesias, no se caigan. Arreglar los tejados, mejorarlas y mantenerlas es apoyar al medio rural” ha dicho Izquierdo.

El Servicio de Extinción y Salvamento cuenta también con una partida destacada puesto que se contemplan 750.000 euros para obras de mejora de los parques de bomberos de la provincia procedentes del Fondo de Inversiones de Teruel, y otra de 768.500 euros para la adquisición de un camión escalera. Izquierdo ha destacado el esfuerzo de la Diputación con este servicio, que este año ha incorporado a 40 nuevos bomberos y ha estrenado un nuevo parque, y también el del Gobierno de Aragón a través del Fondo de Inversiones de Teruel, más de 2,4 millones de euros desde 2016.

En el apartado de inversiones también destacan los 500.000 euros para iniciar la reforma y modernización de la Colonia Polster de Alcalá de la Selva.

Conectividad

Otra gran apuesta de este borrador de presupuestos es la conectividad, tanto la digital como la viaria. La Diputación de Teruel traduce en partidas económicas el objetivo prioritario de extender la fibra óptica por el territorio con 2,2 millones de euros de fondos propios a los que se suman los 2 millones provenientes del Fondo de Inversiones de Teruel (FITE) 2020. Rando ha destacado que este es uno de los “objetivos prioritarios” de la Diputación porque “no se trata solamente de llevar la fibra óptica a cada pueblo de nuestra provincia, que a nivel presupuestario es lo más caro” sino que hay que concluir la conexión en aquellos municipios, 41, “que tienen la fibra óptica en la puerta de la casa pero las operadoras no la distribuyen por las calles y no les llega a los vecinos y eso es porque no es rentable. Por tanto tienen que ser las administraciones las que hagan estas inversiones”.

A lo largo de 2021 se invertirá, además, la partida de 250.000 euros con cargo al FITE 2019 para el desarrollo de los primeros planes de trabajo y la puesta en marcha de las licitaciones con las que comenzará el proyecto “Conectamos Teruel” de extensión de la banda ancha.

En cuanto a inversión en carreteras, la Diputación ha presupuestado para el próximo año un total de 4.524.293, de los que destacan 2,5 millones proceden del Fondo de Inversiones de 2020 y 1,8 millones del FITE de 2019. A esto se suman otros 3 millones procedentes de la modificación presupuestaria del pasado mes de noviembre que se ejecutarán el próximo año.

Además, otros 3,5 millones de euros se dedicarán a mantenimiento de carreteras y 2.225.000 euros a mantenimiento de Caminos Rurales por lo que la cantidad prevista para ejecutar en esta área el próximo año asciende a unos 13 millones de euros. Se refuerzan también los convenios con los ayuntamientos y comarcas para el operativo de vialidad invernal, y se incrementa la partida para asfaltados y la del Gabinete Geológico.

Ayuda social y económica

La tercera pata que define a este borrador de presupuestos es la ayuda social y económica para los colectivos más vulnerables ante la pandemia de la Covid-19. En el caso de Bienestar Social, se han previsto inversiones por un total de 700.000 euros, para apoyar a las organizaciones que trabajan con colectivos vulnerables, como Cruz Roja, Cáritas Diocesana, Atadi o la la Asociación Bajoaragonesa Turolense de Toxicómanos y Alcohólicos Rehabilitados (Abattar). Se crean convenios específicos con la Asociación Salud Mental de Teruel y del Bajo Aragón (Asapme), la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), la Fundación Cepaim o el Fondo Social del Medicamento para hacer frente a la pobreza farmacéutica.

El apoyo a la Tercera Edad sigue siendo una de las prioridades del equipo de gobierno, por eso seguirá invirtiendo en la desarrollo de la teleasistencia domiciliaria con una partida de algo más de de 250.000 euros. Además se mantienen 240.000 euros para ayuda a las residencias que se suman a los 200.000 euros aprobados en la modificación presupuestaria de noviembre y los 72.000 euros para hacer frente a las medidas anti-covid que se ejecutarán durante 2021.

En cuanto a las ayudas para los sectores económicos más afectados por la pandemia, el borrador contempla una nueva colaboración de un millón de euros con el Gobierno de Aragón y las otras diputaciones aragonesas para la firma de un convenio de recuperación social y económica, con ayudas a autónomos y empresarios de distintos sectores. También se mantiene la partida de 250.000 euros dedicada a subvencionar parte la cuota de la Seguridad Social de los autónomos que prestan servicio en las poblaciones menores de 500 habitantes.

En la misma línea de desarrollo económico, se incorpora una partida de 500.000 euros para ayudar al sector de la hostelería y se refuerza el apartado de promoción turística, con el objetivo de que la provincia de Teruel esté muy bien posicionada como destino preferente cuando la situación comience a normalizarse.

El borrador de presupuestos también aumenta de 110.000 a 150.000 euros la cantidad destinada a subvencionar los multiservicios rurales, tanto para su creación como para el mantenimiento y la adquisición de nuevos equipamientos. Además, contempla el aumento en un 75% de la partida para programas de termalismo social con la intención de apoyar a los propietarios y trabajadores de este tipo de establecimientos.

La ayuda a las ganaderías de lidia de la provincia, que se ha puesto en marcha con un partida inicial de 60.000 euros, contempla en el borrador de 2021 duplicar la cantidad hasta los 120.000 euros. También se amplían, de 5.000 a 10.000 euros, las partidas para apoyar al sector primario y aquellas para mejorar la promoción de los productos agroalimentarios de calidad de la provincia a través de los Consejos Reguladores, las Indicaciones Geográficas Protegidas y asociaciones de productores.

El documento contempla un aumento total en el apartado de educación. Junto al mantenimiento de la partida de obras en colegios y el aumento en un 50% de la línea para obras en escuelas infantiles, se incrementa la inversión en la Universidad a distancia con 44.000 euros para la nueva extensión de la UNED en Alcañiz. En total, en promoción educativa se van a invertir 1.133.00 euros.

También se impulsa la ayuda a la juventud con la creación de un centro joven itinerante, una idea piloto que contará con 50.000 euros para formalizar un convenio por el que el Instituto Aragonés de Juventud (IAJ) aportará 250.000 euros.


MANUEL RANDO. Presidente de la Diputación de Teruel

 

ALBERTO IZQUIERDO. Vicepresidente de la Diputación de Teruel

Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT exclusivo para gestión de estadísticas de uso. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar