Desde el pasado miércoles los bomberos del parque de Teruel realizan el servicio de suministro de agua a través de camiones cisterna de la DPT a los depósitos de la localidad de La Puebla de Valverde que ha visto mermadas sus reservas de agua potable. La falta de lluvia y de nieve ha provocado que los manantiales de la localidad se hayan quedado prácticamente secos. Según ha afirmado el Diputado delegado del servicio de Prevención de Incendios y Protección Civil, Francisco Narro, la Diputación de Teruel «estará apoyando al municipio como ayuntamiento de ayuntamientos que es».
Según Narro «las cisternas de los bomberos continuarán llevando agua a La Puebla de Valverde mientras lo necesite, igual que lo hemos hecho ya por otros municipios a finales del año pasado» y ha añadido que si la lluvia y la nieve todavía no llegan, «todos los municipios de la provincia que tengan problemas de abastecimiento serán atendidos inmediatamente por la Diputación de Teruel».
Los bomberos comenzaron el miércoles a las 8 de la mañana a llevar agua potable a la localidad y estuvieron haciendo viajes hasta las 8 de la tarde. El jueves se llevó suministro durante toda la mañana y el sábado, de nuevo, se llevaron a cabo servicios a lo largo de todo el día. Esta misma mañana se han descargado 4 cisternas en los depósitos de La Puebla de Valverde y se continuará llevando agua durante toda la tarde. Esta dinámica continuará mientras las reservas hídricas del municipio no sean suficientes.
A lo largo de 2011 la Diputación de Teruel ha suministrado agua por problemas de abastecimientos a 12 municipios turolenses, en total ha repartido 2.960.000 litros de agua, 700.000 litros más que en 2010. Los últimos núcleos de población que tuvieron que ser atendidos fueron Fórnoles, Valverde y Lanzuela. Al primer municipio se le suministró en noviembre 48.000 litros de agua, a Valverde en el mismo mes se llevaron 60.000 litros y Lanzuela recibió 96.000 litros en noviembre y 24.000 en el mes de diciembre.
La Diputación de Teruel lleva a cabo el suministro a las localidades mediante camiones cisterna pertenecientes al Servicio de Extinción de Incendios. Se trata de vehículos ubicados en los Parques de Bomberos de Teruel, Alcañiz y Calamocha y que poseen una capacidad de 8.000, 12.000 y 16.000 litros. Dichos camiones reponen el agua necesaria en los respectivos depósitos municipales. Una tarea que se realiza a aquellos municipios o núcleos de población que lo solicitan y que presentan carencias para su normal abastecimiento.
Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar