Desde el pasado miércoles los bomberos del parque de Teruel realizan el servicio de suministro de agua a través de camiones cisterna de la DPT a los depósitos de la localidad de La Puebla de Valverde que ha visto mermadas sus reservas de agua potable. La falta de lluvia y de nieve ha provocado que los manantiales de la localidad se hayan quedado prácticamente secos. Según ha afirmado el Diputado delegado del servicio de Prevención de Incendios y Protección Civil, Francisco Narro, la Diputación de Teruel “estará apoyando al municipio como ayuntamiento de ayuntamientos que es”.
Según Narro “las cisternas de los bomberos continuarán llevando agua a La Puebla de Valverde mientras lo necesite, igual que lo hemos hecho ya por otros municipios a finales del año pasado” y ha añadido que si la lluvia y la nieve todavía no llegan, “todos los municipios de la provincia que tengan problemas de abastecimiento serán atendidos inmediatamente por la Diputación de Teruel”.
Los bomberos comenzaron el miércoles a las 8 de la mañana a llevar agua potable a la localidad y estuvieron haciendo viajes hasta las 8 de la tarde. El jueves se llevó suministro durante toda la mañana y el sábado, de nuevo, se llevaron a cabo servicios a lo largo de todo el día. Esta misma mañana se han descargado 4 cisternas en los depósitos de La Puebla de Valverde y se continuará llevando agua durante toda la tarde. Esta dinámica continuará mientras las reservas hídricas del municipio no sean suficientes.
A lo largo de 2011 la Diputación de Teruel ha suministrado agua por problemas de abastecimientos a 12 municipios turolenses, en total ha repartido 2.960.000 litros de agua, 700.000 litros más que en 2010. Los últimos núcleos de población que tuvieron que ser atendidos fueron Fórnoles, Valverde y Lanzuela. Al primer municipio se le suministró en noviembre 48.000 litros de agua, a Valverde en el mismo mes se llevaron 60.000 litros y Lanzuela recibió 96.000 litros en noviembre y 24.000 en el mes de diciembre.
La Diputación de Teruel lleva a cabo el suministro a las localidades mediante camiones cisterna pertenecientes al Servicio de Extinción de Incendios. Se trata de vehículos ubicados en los Parques de Bomberos de Teruel, Alcañiz y Calamocha y que poseen una capacidad de 8.000, 12.000 y 16.000 litros. Dichos camiones reponen el agua necesaria en los respectivos depósitos municipales. Una tarea que se realiza a aquellos municipios o núcleos de población que lo solicitan y que presentan carencias para su normal abastecimiento.
Comparte