Ramón Millán ha explicado que “este es uno de los compromisos que adquirimos con el alcalde y concejales de esta localidad y estoy muy satisfecho del resultado de esta obra”. De esta manera, “la Diputación ha vuelto a demostrar su colaboración con los ayuntamientos, especialmente cuando se producen situaciones de emergencia como la que vivimos en agosto”. En este caso, “la reposición de la escollera era necesaria porque este es uno de los pasos más utilizados para llegar a las zonas agrícolas y era peligroso acceder por él”.
El vicepresidente 2º de la DPT ha recordado que el departamento de Vías y Obras “colaboró desde el primer momento en las tareas de limpieza de los arrastres que dejó la fuerte riada que anegó parte del municipio”. Otra de los trabajos de urgencia realizados fue la reposición de las pasarelas que habían desaparecido arrancadas por el agua.
Por otra parte, Ramón Millán ha visitado la localidad de Cortes de Aragón afectada, en menor medida, por las tormentas del pasado verano. El alcalde de este municipio, Miguel Royo, ha mostrado las infraestructuras que resultaron dañadas por el agua. La Diputación de Teruel va a intervenir en diferentes calles donde deberá mejorar el asfaltado y en la reconstrucción de un muro. Según, el vicepresidente 2º de Diputación de Teruel “son trabajos necesarios que vamos a realizar en breve, pero no tenían la urgencia de los que hemos realizado en los dos últimos meses en La Hoz de la Vieja, Oliete y Josa”.
Finalmente, la Diputación de Teruel va acondicionar la entrada de la carretera provincial a Armillas, barrio de Viver del Río, que también sufrió las consecuencias de las fuertes tormentas de este verano.
Share This