Imagen de archivo del último vehículo adquirido en el Servicio de Prevención y Extinción de Incendios de la Diputación de Teruel

Imagen de archivo de la presentación del último vehículo adquirido para el Servicio de Prevención y Extinción de Incendios de la DPT

La Diputación de Teruel ha puesto hoy a disposición de Castellón, los medios humanos y técnicos que precise en su lucha contra el incendio declarado en Artana y que en las últimas hora, amenaza con afectar al parque natural de la Sierra de Espadán.

El presidente de la Diputación turolense, Ramón Millán, ha conversado esta mañana vía telefónica con el presidente de la Diputación Provincial de Castellón, Javier Moliner para conocer la última hora de este incendio que afecta a los términos de Artana, Alcudia de Veo y Tales y para ofrecer la colaboración tanto con medios técnicos con cisternas, autobombas o motobombas, como personales, con profesionales adscritos al servicio de Prevención y Extinción de Incendios de la institución turolense. “El presidente de Castellón está muy optimista debido a los últimos datos que tiene de esta misma mañana y según los cuales, el viento ha cambiado de dirección y podrían acotarse al menos los focos del incendio a pesar de lo cual, nuestro ofrecimiento sigue en pie ya que las altas temperaturas y el viento pueden hacer cambiante la situación en cualquier momento”, ha detallado Millán.

No obstante, el presidente de la DPT ha querido dejar claro que en Teruel la mayor parte de los municipios reciben a diario alertas por incendios por lo que la Diputación de Teruel mantendrá retenes de guardia. “Existen unos retenes establecidos para los montes que controla el Gobierno de Aragón aunque en las zonas limítrofes estos efectivos, con las helitransportadas, han sido trasladados a Castellón por lo que desde Diputación debemos mantener retenes de guardia dentro de nuestras posibilidades de personal”, ha concluido el presidente.

Al parecer, el incendio en la provincia de Castellón presenta dos frentes activos aunque las llamas se encuentran lejos de los núcleos de población habitados ya se que se trata de una zona con escasa población de la comarca de La Plana Baja.

No obstante, en la noche de ayer, las llamas llegaban a las primeras estribaciones de la sierra de Espadán, de alto valor ecológico.

Las labores se centran ahora en evitar que el fuego se propague a otras poblaciones como Onda, Eslida y Ahín.

 

Share This