La Diputación de Teruel ha aprobado hoy, por unanimidad, la concesión de la Cruz de San Jorge 2013 a Cáritas Diocesana de Teruel y Albarracín por la valiosa y dilatada labor social desarrollada en la provincia de Teruel y de la que este año se cumple su cincuenta aniversario. Con este galardón honorífico, que se concede ahora ante la próxima conmemoración de la festividad de San Jorge, patrón de la Diputación de Teruel, la Corporación Provincial desea reconocer con una de sus máximas distinciones el gran trabajo a favor de la justicia social y la lucha contra la pobreza que viene realizando Cáritas desde su fundación.
La presidenta de la Diputación de Teruel Carmen Pobo ha anunciado que, además de este reconocimiento institucional a Cáritas, está previsto firmar un próximo acuerdo que permitirá a esta entidad desarrollar nuevas acciones sociales en la provincia financiadas por la DPT.
Según Carmen Pobo, “en estos momentos en los que la crisis económica nos golpea con dureza, Cáritas realiza una extraordinaria, ejemplar y eficaz tarea solidaria con las personas más vulnerables de nuestra sociedad. De ahí que, desde la Diputación de Teruel, debamos no sólo premiar ese trabajo desarrollado durante cinco décadas en nuestra provincia sino apoyarles para que sigan poniendo en práctica esa impagable labor social”.
RECONOCIMIENTO A UNA GRAN LABOR DE ATENCION A LOS MAS DESFAVORECIDOS
Creada en 1963 como entidad turolense con personalidad jurídica propia, Cáritas Diocesana de Teruel y Albarracín ha desarrollado distintas etapas en su trayectoria de atención a los más desfavorecidos. Así, durante los primeros años de andadura, la acción de Cáritas se centró en ayudas de primera necesidad. Se realizaban mesas petitorias para recaudar fondos y se informaba sobre casos de atención a familias con la publicación del boletín “Amaos”.
Posteriormente, se desarrollaron programas de atención primaria y acompañamiento a la comunidad gitana. En ese ámbito se trabajaron aspectos relacionados con la vivienda, la alfabetización y la erradicación del absentismo escolar, proyectos de atención a personas mayores y de animación comunitaria rural. Unas líneas de actuación con las que, progresivamente, se va avanzando hacia un modelo de acción social promocional.
En 1997, y con el respaldo de Cáritas Española, se inicia en la provincia de Teruel un proceso de cambio en la labor de Cáritas. Dicha tarea evoluciona hasta la actualidad desde una acción asistencial a un trabajo de promoción de la persona, con la puesta en marcha de proyectos encaminados a trabajar la inserción socio-laboral de las personas en situación de dificultad social.
Actualmente, Cáritas Diocesana de Teruel y Albarracín despliega su actividad en diversos campos. Así, en materia de acción social, viene realizando una labor integral que atiende tanto a las necesidades básicas, como a la potencialidad participativa y a la capacidad de las personas para actuar en grupo. Comprende diversos proyectos que abarcan todos los ámbitos de la sociedad más vulnerable, acercando a estos sectores de población la posibilidad de seguir avanzando mediante la orientación y acogida, atención a personas sin hogar y el programa de inserción y empleo.
Durante el año 2012 han sido 2.449 las personas atendidas por Cáritas en la provincia de Teruel.
La presencia de Cáritas Diocesana de Teruel y Albarracín podemos encontrarla en un total de 18 municipios. Así, además de Teruel capital, posee grupos de trabajo en: Alcorisa, Bronchales, Calamocha, Caminreal, Cantavieja, Cella, Escucha, Fuentes de Rubielos, Gea de Albarracín, Mas de las Matas, Monreal del Campo, Mosqueruela, Orihuela del Tremedal, Royuela, Rubielos de Mora, Utrillas y Villarquemado.
El actual director de Cáritas en Teruel es Juan Marco Deler y su presidente ha sido en cada momento, dada su condición de entidad de la Iglesia católica para la acción social, el obispo de la diócesis de Teruel y Albarracín. De ahí que, en la actualidad, se encuentre presidida por Carlos Escribano
Conviene resaltar que una parte esencial de la identidad de Cáritas la constituye el voluntariado. Un compromiso solidario para atender la lucha contra la pobreza, la marginación y la exclusión en el que participan hoy en día un total de 406 turolenses.
Por último, conviene resaltar que desde su fundación Cáritas Diocesana de Teruel y Albarracín ha venido participando activamente en cuantas acciones y colaboraciones solidarias y ciudadanas se le ha requerido.
MAS FORMACION PARA LOS TECNICOS MUNICIPALES
La Diputación de Teruel desarrollará, durante 2013 un Plan Formativo para empleados de la Administración Local. Con esta iniciativa formativa, la DPT pretende ayudar a que los profesionales de la Administración Local que trabajan en la provincia dispongan de los conocimientos necesarios y actualizados para desarrollar su labor con la mayor eficacia, adecuada coordinación y defensa de los intereses públicos.
A través del Servicio de Asistencia Técnica a Municipios, la Diputación de Teruel llevará a cabo un total de siete cursos y varias jornadas de formación durante el presente año. La temática prevista es la siguiente: “Curso práctico de presupuesto, con cálculos de estabilidad, regla de gasto y ratios de endeudamiento en los pequeños municipios”, “El empleo público local”, “Manual de estilo del lenguaje administrativo” y “Propiedad, uso y defensa de los montes”.
Su principal objetivo es que todos ellos puedan actualizar sus conocimientos y resolver así las dudas que se plantean en la interpretación y en la aplicación de las nuevas normativas que entran en vigor. Los destinatarios de esta formación son técnicos municipales: secretarios, interventores, tesoreros y otros funcionarios, aunque los cursos también están abiertos a alcaldes y concejales.
AYUDAS PARA LUCHAR CONTRA LA DESPOBLACION EN LOS PEQUE?’OS MUNICIPIOS
La Diputación de Teruel va a continuar en 2013 financiando el “Programa de incentivación a la acogida de nuevos pobladores y el incremento poblacional en pequeños municipios de la provincia de Teruel”. A este fin, se ha acordado destinar un total de 158.000 euros de fondos propios de la DPT que permitirán el mantenimiento de una línea de ayudas para la lucha contra la despoblación en aquellos municipios turolenses con un censo de hasta 750 habitantes.
Se trata, básicamente, de subvencionar a aquellos ayuntamientos turolenses que lleven a cabo obras de rehabilitación de viviendas de titularidad municipal destinadas
a su ocupación por nuevos pobladores. Una medida que facilita, en los pequeños municipios, la disponibilidad de viviendas en condiciones dignas de habitabilidad. Todo ello con el objetivo de favorecer no sólo el mantenimiento de los jóvenes pobladores autóctonos sino también la integración de familias de nuevos pobladores.
Según el acuerdo aprobado por la Diputación de Teruel, el máximo de inversión subvencionable por vivienda es de 20.000 euros. Además, el número de ayudas a percibir por Ayuntamiento beneficiario será de una.
La Diputación de Teruel dará preferencia para su aprobación a aquellas solicitudes remitidas por Ayuntamientos que, habiéndose acogido al Programa en 2012, no pudieron ser beneficiarios por agotamiento del presupuesto de ejecución de la citada línea de ayudas. La prioridad para la aprobación se determinará por el orden de entrada de las solicitudes en el registro general de la DPT.
RESPALDO A ASOCIACIONES DEL SECTOR GANADERO
Dada la trascendencia del sector ganadero en la economía provincial, la Diputación de Teruel respaldará económicamente la labor de dos asociaciones de ganaderos turolenses: Avigaster y Amermu.
Respecto al apoyo económico a la Asociación avícola de criadores de gallina serrana de Teruel (Avigaster), se cuantifica en 2.500 euros y permitirá dar continuidad a aquellas actuaciones que contribuyan a fomentar la cría de esta raza de gallinas.
Finalmente, la Asociación de ganaderos de raza merina de los Montes Universales (Amermu) recibirá 5.000 euros de la Diputación de Teruel para acciones encaminadas a la recuperación, conservación, fomento y mejora de dicha raza de ganado ovino.
Share This