La Diputación de Teruel será una de las instituciones que, junto a la dirección general de la Vivienda del Gobierno de Aragón, comarcas y ayuntamientos, colaboren en la mediación, entre propietarios y entidades bancarias, para evitar desahucios y, si estos llegan a producirse, facilitar una vivienda y asesoramiento jurídico. Este es el objetivo del convenio que será redactado por el Gobierno de Aragón y que tendrá aplicación en la provincia de Teruel. Los representantes de la Diputación de Teruel, Francisco Abril y Emma Buj, han destacado la importancia de “sumarse a esta iniciativa dirigida a todos aquellos turolenses que sufren las dramáticas consecuencias que está teniendo la crisis económica”.
Comparte