La nueva variante tendrá una longitud de 0,5 kilómetros y se proyectará en la parte sur de la localidad. Enlazará, por una parte, con la carretera TE-V-8042 -que comunica con Villarluengo- y, por otra, con la carretera de Aliaga. La Diputación de Teruel ha adjudicado la redacción del proyecto al gabinete de ingeniería, Alberto Lozano. El presupuesto asciende a 18.000 euros.
El vicepresidente 2º de la Diputación de Teruel, Ramón Millán, ha subrayado la importancia de mejorar los accesos a los pequeños municipios de la provincia, porque «de esta manera mantenemos nuestro compromiso con los turolenses que residen en el medio rural». La variante de Pitarque es una vieja aspiración que ahora «vamos a materializar». Por ello, aseguraba, «avanzar en el acondicionamiento de la red viaria local nos permite garantizar los accesos no solo a los municipios, sino también a los servicios sociales y sanitarios de una parte de la provincia con serias dificultades orográficas y climatológicas».
Ramón Millán, ha explicado que el proyecto estará concluido el próximo mes de abril. Posteriormente deberá ser sometido al periodo de exposición pública, tras el cual la Diputación de Teruel iniciará la expropiación de las fincas privadas a las que afecta la nueva variante.
Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar